Basquet nacional

Río Gallegos| Hispano puso primera

A poco del inicio de la Liga Nacional de Básquet, el plantel “Celeste” comenzó los entrenamientos en Capital Federal, pero sólo con cinco jugadores y el cuerpo técnico encabezado por Gabriel Picatto. Esperan por los extranjeros en los próximos días.

Gargallo y Sansimoni en el entrenamiento de ayer.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con “burbuja”, pero aún con pocas precisiones del formato que se utilizará en medio de la fuerte pandemia, la Liga Nacional de Básquet prepara su inicio para una nueva participación que esta vez será difícil por el marco en el que se presenta.

Primero porque el equipo jugará lejos de Río Gallegos y segundo porque la situación que se generó en Río Gallegos por el Coronavirus hizo imposible reunir al plantel en casa para comenzar a entrenar.

Con los vuelos también suspendidos, a la subcomisión de básquet no le quedó otra que improvisar con una pretemporada corta en la misma ciudad en la que se jugará la primera fase de la competencia. Es decir, en Capital Federal.

Entonces, pusieron manos a la obra, aunque en el camino hubo complicaciones y los “Celestes” son de los últimos en comenzar a entrenar en una competencia en la que además afrontan una notable desigualdad económica a la hora de confeccionar un presupuesto para jugadores, cuerpo técnico, viajes y demás gastos de participación.


CON POCA GENTE
Ayer por la tarde, TiempoSur dialogó con el “profe” Mario Fernández, quien confirmó el inicio de los entrenamientos por parte del equipo, aunque sólo con cinco jugadores.

Ellos son Lucas Gargallo, Bruno Sansimoni, Ramiro Ledesma, Francisco Filipa y Thomas Cooper, uno de los cuatro extranjeros.

Mario indicó que esperan en el transcurso de estos días se sumen los otros tres extranjeros, que son Kelsey Barlow, Deremy Geigey y Mogga Lado.
Además, este jueves se sumará el joven Tomás Allende, que llegará desde Quimsa para aportar su frescura al equipo que se completará con Carlos Buemo y Diego Koch.

Por el momento, con el equipo ya trabaja el nuevo técnico, Gabriel Picatto, quien llegó con los dos asistentes.

Los jugadores y ellos se alojan en un hotel de capital y desde allí salen sólo para ir a entrenar a Obras para cuidarse del virus que también deambula fuertemente en la ciudad.

EL PANORAMA

Desde la dirigencia “Celeste” esperan aún más precisiones respecto de los detalles del formato de competencia, que hasta ahora tiene como fecha de inicio los primeros días de noviembre, lo que les deja un mínimo margen para la preparación.

En el club sostienen que la situación no es nada fácil de afrontar desde lo económico tampoco, ya que las pequeñas empresas que antes se sumaban ahora también tienen un difícil momento económico, sumado al hecho de que el equipo no juega en la ciudad.

Además, se espera por conocer cómo se jugará la segunda etapa de la competencia, que sería a mediados de enero, dependiendo de cómo se desarrolle el virus en ese momento.

LO QUE SE SABE
En los últimos días, Gerardo Montenegro, presidente de la Asociación de Clubes (AdC), aseveró que "hay una decisión de todos de cumplir el calendario, pero estamos en la espera de que nos aprueben los Ministerios de Deporte y Salud en Capital Federal. Una vez que nos autoricen vamos a poder cumplir con la organización deportiva".

"El fútbol y el básquet son competencias diferentes, partiendo de que ellos juegan en estadios abiertos. Jugaremos los dos sin público y en eso estamos en las mismas condiciones. Estamos listos para empezar el 1 de noviembre, lo único que puede pasar es que no nos autoricen", enfatizó y redobló la apuesta al decir: "Si el fútbol vuelve, nos gustaría volver. Ahora jugaríamos en formato burbuja, pero luego podremos jugar en nuestras canchas como lo hace el fútbol".

El Presidente de la Asociación de Clubes entiende muy bien el sistema de competencia elegido para la LNB, "planteamos un sistema de burbuja, pero que de otra manera significaría un alto riesgo. Queremos tratar de garantizar que no haya contagios. Tenemos que asumir el desafío y volver a la actividad".

 

RICHOTTI TIENE CORONAVIRUS

A todo esto, ayer se conoció que el exjugador y ex entrenador de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia y de Hispano Americano, confirmó en su red social de Twitter que dio positivo de COVID-19 y que se encuentra con su esposa Claudia, quien también se vio afectada por el virus, cumpliendo con el aislamiento.

“Hoy puedo confirmar oficialmente que soy covid positivo y, estamos con @ClauRchtt bien, cumpliendo con el aislamiento y apoyándonos en nuestro amigo paracetamol.

El entrenador de 57 años se encuentra viviendo en Puerto Madryn y se desempeña en la actualidad como gerente de Chubut Deportes.

Según informa UCU Radio en su página oficial, en su carrera deportiva fue uno de los bases históricos de la Liga Nacional, dejando su marca indeleble en Pacífico y en la selección argentina. Logró obtener el título de la máxima oportunidad, con Peñarol de Mar del Plata en la edición 93/94. Su retiro profesional fue en Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia en 2001. Como entrenador, logró el ascenso con Quimsa de Santiago del Estero a la Liga Nacional, también estuvo a cargo de Estudiantes de Bahía Blanca, Argentino de Junín, Hispano Americano de Río Gallegos, Peñarol, Gimnasia y Olímpico de La Banda, entre otros.

 


COMENTARIOS