El último adiós

Río Gallegos| Hasta siempre, “Pajarito”

Querido por muchos y rápido en la pista como pocos, Miguel “Pajarito” Sánchez tuvo su último adiós con un amor que seguramente llegó al cielo. Familiares, amigos, vecinos y amantes de los “fierros” lo recordarán por siempre. Hubo “cuadrícula” para un histórico del automovilismo.

“Pajarito” Sánchez dejó su huella en el deporte.
COMPARTÍ ESTA NOTA

A ocho meses del inicio de la pandemia en Argentina, el Coronavirus nos sigue robando vecinos muy queridos y en algunos casos también destacados por sus profesiones o virtudes en diferentes disciplinas.

Y en este caso, el deporte lloró y lamenta la pérdida de Miguel “Pajarito” Sánchez, que luchó hasta el final, pero no pudo contra ese maldito virus que no tiene piedad.

La del sábado no fue una jornada más en Río Gallegos, porque será recordada por siempre como una en la cual se despidió a un referente e histórico del automovilismo local.

Y sí, porque “Pajarito” siempre fue un vecino muy querido y al mismo tiempo un piloto destacado, al que todos recuerdan como ese atrevido y audaz amante del volante.

Quienes siguieron su carrera de cerca, siempre lo describieron como un piloto “que siempre iba muy fuerte”, detallando que corría con ese auto que aparece en las fotos que acompañan la nota, siempre armado por él, con poco presupuesto a veces, pero que, cuando estaba bien, no había con que pararlo.

“Pajarito” siempre corrió en la categoría TC 5000 c.c. Y con el plus de demostrar siempre su profundo amor por los autos de carrera.

Destacado en los “8 cilindros”, tuvo incontables logros, pero hubo uno en particular, que nadie olvidará jamás y fue en Cabo Negro, autódromo chileno de Punta Arenas, donde Pajarito fue el primero en homologar el récord de vuelta con una actuación impresionante, sosteniéndolo durante mucho tiempo a pesar del esfuerzo de muchos.


EL ÚLTIMO ADIÓS

En las últimas horas, sus amigos y vecinos de la ciudad coincidieron en mensajes de mucho amor y agradecimiento por lo que fue Miguel como persona y los mejores recuerdos de él como piloto.

Pero lo más recordado serán los mensaje de su familia, por lo que dejan en sus recuerdos de quien fue indudablemente un hombre familiero, buena persona y solidario.

Ayer, su mujer, Betty Portas, publicó su último adiós en la red social: “Te estoy extrañando tanto que duele el corazón, ayer se terminó la esperanza y también el miedo a esa noticia que no quería escuchar. Fueron muchos años pero últimamente ya maduros queríamos que no se terminen nunca, la idea era maravillosa. Siempre haciendo planes por pequeños que fueran, siempre queda la sensación que faltó tiempo porque éramos felices con lo que fuera, siempre todo giraba en torno a nuestros hijos, nuestra familia, nuestros nietos, nuestra familia de ambos lados, sé que no me escuchas hoy pero esa promesa que nos hicimos siempre si uno se iba el otro acompañaría a nuestros amados hijos y sus familias, parecía algo sencillo pero aquí estoy y aunque no sé por dónde empezar me está costando mucho porque es como si una bomba de gran magnitud cayó en nuestra familia, amistades y amigos. No me sorprenden aunque agradezco tantas muestras de cariño porque sé que no hay nadie que te haya conocido que no te extrañe. Me emociono que los chicos del supermercado digan que te extrañarán. Imaginate yo? A esta hora, un día como hoy te llevaba tu matecito a la cama, siempre te despertaban contento el único día que te quedabas un rato más y según tu salían muy ricos y bien cebados, aunque a mí nunca me gustó el mate. Hasta escuchabas mis reuniones de los domingos o si yo quería mirar tele hasta tarde para ti no era un problema me decías que podías dormir igual. Yo no sé cómo haré pero haré lo imposible para cumplir lo prometido, tienes todo el derecho a descansar si tu cuerpo así lo quería. Lo único que faltó fue un último abrazo, no verte me mata,  pero lo prometido lo cumpliré con la ayuda de Jehová porque mereces descansar tranquilo. Te amo”.

EL AGRADECIMIENTO

Por otra parte, uno de sus hijos, Miguel Sánchez, dejó un mensaje de agradecimiento para el doctor Benítez, el médico que atendió a su padre hasta el final: “No sé si va a ver mi publicación. Sólo es para agradecerle lo gran profesional y gran persona, muy humano! Me atendió el teléfono todo el tiempo de la mejor manera, con mucho amor y mucha paciencia, hasta estando fuera de su horario de trabajo.
Yo le pedí y él dejó todo y se fue al hospital, dejando de lado a su familia y su descanso para ver a mi papá.

Nunca, pero nunca, nos vamos a olvidar de usted doc. Y seguro lo va a seguir haciendo con las demás personas.
Lo único que quedó pendiente fue la vuelta que le prometió mi viejo en su auto de carrera! Pero le dije que lo voy a llevar yo (aunque no va a ser lo mismo). ¡Gracias doctor hasta el último momento usted nos acarició el alma con sus palabras. ¡Un genio doctor! Gracias y más gracias!

 


COMENTARIOS