Cuarentena

Río Gallegos: comerciantes señalaron que hay rubros que están en condiciones de poder reabrir

La Cámara de Comercio espera que se habiliten más rubros. Su presidenta, Carolina Neil, señaló que el sector ha sido “riguroso y estricto” al cumplir las medidas preventivas sanitarias, pero que necesita mayor flexibilización.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Desde mañana comienza a regir el Decreto 570 que habilitó en Santa Cruz los restaurantes y confiterías con delivery y take away y que le otorgó la facultad a los municipios de extender los horarios de los comercios de acuerdo a la realidad de cada localidad.

En la capital provincial, si bien se han sumado diversas actividades, aún restan rubros que para la CCIARG podrían habilitarse dentro de esta fase de esta cuarentena administrada.

Tenemos cerca del 80% de la actividad funcionando, pero el tema no es el porcentaje sino la modalidad en la que tienen permitido trabajar”, aclaró Carolina Neil, titular de la Cámara de Comercio.

Por eso, sostuvo que siguen trabajando para que se permita la habilitación de rubros “que quedaron afuera” cuya inquietud se trasladó a la FESC para que lo analice la provincia y sea entregado al Gobierno nacional, quien es el que debe dar el visto bueno.

“Entendemos las medidas sanitarias y las acompañamos porque el sector comercial ha sido muy riguroso y estricto al cumplirlas. Por eso ahora estamos necesitando que nos flexibilicen y se incorporen nuevos rubros”, marcó.

Neil argumentó que en otras provincias con situaciones similares a la de Santa Cruz y Río Gallegos, han sido exceptuados. “Vamos en ese sentido en cuanto a lo que pedimos”, remarcó.

Continuamente -destacó- mantienen comunicación con la CAME y cómo se flexibilizan rubros en otros puntos del  país, como es el caso de Tierra del Fuego “que estuviesen complicados, pero han flexibilizado bastante”.

Hay rubros que entendemos que están en condiciones de ser incorporados”, abundó. Un ejemplo, son los centros de estéticas, los que tienen un “cuidado similar al de las peluquerías”.

Estos centros -contó- tiene una situación “crítica, sin ninguna ayuda del Gobierno” y que debieron suspender sus servicios desde antes del inicio del aislamiento obligatorio. “Ellos hicieron un trabajo muy prolijo en cuanto a los protocolos que presentaron”.

Aun con la apertura del 80%, aclaró que la realidad económica “es muy débil”. “En muchos casos los comerciantes no han podido acceder a los créditos de asistencia del Gobierno nacional para el pago de sueldos de los empleados. Eso deja a las pymes y minipymes en una situación crítica, aun abriendo sus puertas”, describió.

En Río Gallegos, como en toda la provincia, no existe circulación viral comunitaria. Pero Neil remarcó –nuevamente- que se debe poner énfasis en el control a los repatriados. “Le pedí al Intendente que se analice la posibilidad de reubicar la gente que realiza la cuarentena en lugares de aislamiento, aislados del resto de su familia. Me dijeron que lo analizarán”.