Educación

Retorno a clases presenciales: ADOSAC pidió que el CPE los convoque

El secretario general, Pedro Cormack, advirtió que son muchos los temas para conocer y discutir para la vuelta a las aulas. Señaló que será fundamental que los docentes y también los trabajadores de las escuelas estén inmunizados. El 9 de febrero deberían reincorporarse los maestros.

¿Vuelven las clases?
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Un posible regreso a la presencialidad, además de contemplar las definiciones epidemiológicas, requiere de una planificación institucional con diferentes formas de organización de las Instituciones Educativas. Dado que el Distanciamiento Social sigue siendo prioritario en todos los ámbitos. Es una esencialidad en contexto de pandemia”, sostuvo ayer CTERA en un comunicado luego de que el Gobierno nacional reconfirmara que las clases de manera presencial comenzarán en marzo en todo el país.

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina, además indicó en un extenso comunicado, que “no se trata de anticipar escenarios, sino de mantener en forma dinámica y permanente el estado de la situación epidemiológica, para lo cual destacamos algunos aspectos que son de análisis permanente a la hora de evaluar la toma de decisiones dentro del Sistema Educativo”.

Pero el Gobierno nacional dejó en manos de los gobernadores el retorno a las aulas.

Santa Cruz atraviesa, como en varios distritos, un aumento de casos de Coronavirus, aunque se estima que en febrero, se podría vacunar a la totalidad de los docentes de todo el país.

En CABA las clases presenciales iniciarían hasta ahora el 17 de febrero.

En julio, cuando existía la posibilidad del retorno para agosto, ADOSAC ya había manifestado que el CPE debía convocarlos para conocer de qué manera, quiénes y cuántos docentes estarán al frente de las clases, con escuelas que necesitaban mantenimiento y sobre todo, con la disponibilidad de elementos de limpieza.

Luego el gremio deberá discutirlo en asamblea y congreso, que en este caso, sería en febrero.

“Imagino que tendremos una confirmación del CPE, en el sentido de que nosotros necesitamos saber cómo se va a llevar adelante esto en Santa Cruz, porque Nación dijo que cada jurisdicción lo lleva adelante de acuerdo a su situación epidemiológica”, dijo Pedro Cormack, secretario general de ADOSAC.

El dirigente remarcó que es el Consejo Provincial de Educación quien “define la política educativa” y que también deben conocer, por ejemplo, cuál es el plan de vacunación para los docentes.

“Necesitamos saber, tener certidumbre, cómo se planificó, la cantidad de vacunas y demás si considerás que para el Gobierno el docente es esencial y eso era clave y un punto de inflexión”, precisó.

En este sentido, un tema es conocer si la vacunación será en tramos, por localidad, y sobre todo el dirigente destacó que es necesario conocer “cuál es el estado de las escuelas, lo que se ha invertido, insumos, porque con alcohol en gel no basta, sino también los protocolos que llevarían adelante en este escenario”.

A esto -añadió- se suma la necesidad de “comunicarlo no solo a los padres sino a la comunidad, porque están pendientes de esta situación”.

 

-TS:¿Qué impresión tienen, es decir, creen que existe una mayoría de padres que pide el retorno a clases presenciales?

Cada uno tiene su mirada, creo. Toda la publicación quiere retomar cierta normalidad pero también es cierto que uno debe buscar el equilibrio en esa ansiedad para encontrar el vínculo pedagógico, en los aspectos laborales, salir del confinamiento, entre comillas, pero también el equilibrio de tener la seguridad en materia de salud. No digo toda la sociedad inmunizada, pero sí aquellos aspectos con el contagio para que uno tenga alguna garantía. En cuanto a los padres, no sé cuál es la mirada de ellos, la mirada de la población creo que es que cuando volvamos a lo presencial, imaginamos que tendrá que ver la situación epidemiológica. En general creo que la sociedad ansía la vuelta a clases presenciales, en nuestro caso no sólo tiene que ver el aspecto laboral, sino la protección de cada docente. Por calendario el retorno de los docentes a las escuelas sería el 9 de febrero, dentro del periodo común, pero tampoco está claro cómo será, por eso necesitamos estas reuniones (con el CPE). Un ejemplo es cómo serán las aulas burbuja, porque tenés muchas escuelas con aulas superpobladas, por eso hay muchos aspectos que necesitan seguridad e información.

 

-Se estima que podría ser semipresencial, es decir, no todos los chicos irán a clases. Podría suceder que un docente dicte clases en la escuela y otro continúe desde su casa.

Es bastante complejo también, para saber cómo se define, y por eso el CPE debería informarlo y decir cómo tiene pensado llevarlo adelante, sino son hipótesis de qué puede o no suceder. Decimos que deben existir las garantías para un docente porque también hay trabajadores en las escuelas que no son docentes que necesitarán de las vacunas o la movilidad, que será complicado en las grandes ciudades. Son muchos aspectos alrededor de las escuelas y esto, insisto, debe estar planificado con antelación y eso implica diálogo, y no copiar y pegar lo nacional, sino lo de cada provincia, y más con las vacunas. En mi opinión es un punto importante, porque la inmunidad implica cierta protección.

 

-¿Qué opinión tiene de las vacunas? Esto pregunto de acuerdo a cierta crítica que existe sobre la aplicación de la Sputnik V.

No puedo dar una opinión científica al respecto, pero en lo personal, más allá que hubo una aparición a nivel nacional e internacional de grupos antivacunas, puedo decir desde mi lugar de Profesor de Historia, desde las ciencias sociales, que a lo largo de las décadas, siglos, la aplicación de vacunas ha permitido que la población pueda alcanzar una mayor expectativa de vida. Sabemos que hay un negocio, de los laboratorios y que es propio del capitalismo, pero más allá de eso, es un avance científico clave para el desarrollo humano, sea de Rusia, China, Norteamérica, si está aprobada por los organismos serios de control, no debería existir ningún tipo de problema ni reacciones adversas.

 

-Se vacunaría entonces.

Sí, por supuesto. No es algo obligatorio, cada uno tiene la libertad de hacerlo o no, porque no es obligatorio.


COMENTARIOS