Tarifas impagables

Retiraron el medidor de la Biblioteca por falta de pago

En el día de ayer, Camuzzi Gas del Sur retiró el medidor de las instalaciones de la Biblioteca Popular Rosita Llauquen por segunda vez en lo que va del año. La deuda llega a los 14 mil pesos y para la comisión se hace muy difícil afrontar los montos. No sienten demasiado apoyo del Estado para lograr la contención de los jóvenes que por allí pasan a diario.

Vecinos de la Biblioteca Rosita Llauquen (C.G)
COMPARTÍ ESTA NOTA

La situación de ahogo generada por el aumento de las tarifas de los servicios básicos no ha mermado en la ciudad, más allá de su poca visibilización y, además, muchos espacios deportivos, culturales y barriales han doblegado los esfuerzos para poder hacer frente a boletas que superan ampliamente los 10 mil pesos. La semana pasada expusimos cuál es la situación de la Biblioteca Popular Kunfi Quirós, donde su comisión hace grandes esfuerzos para afrontar boletas que rondan los 15 mil pesos. En esa ocasión, su directora, Mirena Barrientos nos contaba sobre una gran cantidad de actividades realizadas que tienen como principal objetivo la recaudación de fondos para afrontar los altos costos de las tarifas, situación que hoy le toca atravesar también a la Biblioteca Popular Rosita Llauquen, aunque en este caso incluso con la quita del medidor por una deuda de 14 mil pesos en 4 meses.

La Biblioteca Rosita Llauquen fue fundada en julio de 1997, pero el lugar que hoy ocupa en Francisco Ferrada y La Paz mantiene la continuidad de sus actividades hace 3 años. “Ésta es la tercera vez que nos sacan el medidor de gas producto de que no nos alcanza el recurso económico como para poder hacer frente a los gastos de los insumos en general”, le contó a TiempoSur, Juan Alvarado, integrante de la comisión directiva del espacio.

Durante el último corte y quita de medidor, en el mes de mayo pasado, la comisión directiva en conjunto con los vecinos organizaron una tómbola con premios aportados justamente por la comunidad, actividad con lo que lograron la recaudación de 12 mil pesos y pudieron hacer frente a la deuda, aunque en esta ocasión el aumento de consumo por la época invernal nuevamente hará que los integrantes del espacio redoblen los esfuerzos.

Durante la jornada de hoy “continuarán las reuniones para poder analizar con qué recursos contamos y para ver qué hacemos, si una tómbola, una rifa, un bingo, aunque para esto último muchas veces se necesita de habilitaciones, papeleo y también se hace complicado”, contó Alvarado.

Consultado sobre si han obtenido asistencia por parte del Estado provincial o municipal, el vecino contó que “si bien hace dos semanas ha venido gente de Desarrollo Social, que se acercaron al lugar a colaborar con leche y chocolate para los chicos, hoy aún no hemos tenido respuesta ante este pedido que hicimos. Aunque se comprometieron a ayudar aún no está la respuesta”, y aclaró que “tampoco tenemos asistencia alguna por parte del Municipio”. Hoy el lugar brinda clases de apoyo, algunos talleres de arte, controles primarios de la salud y además contiene a los niños y adolescentes integrantes de uno de los equipos de fútbol del barrio.

Alvarado comentó que no solo deben afrontar las tarifas, sino que también el pago del alquiler del espacio, por lo que la meta a alcanzar en la recaudación de recursos siempre es mayor. 

Por último, el referente barrial invitó a los vecinos a colaborar y dijo: “Demás está decir que las empresas, comerciantes o vecinos que pueden colaborar son bienvenidos, por eso también expusimos la situación. Por la mañana hemos cerrado porque está un poco más frío, pero por la tarde continuaremos abriendo. Vamos a hacer algo y vamos a abrir para nuestros vecinos”, cerró.