Facebook

Reclamó por las redes sociales, fue viral y la CSS le cubrió el estudio de su hijo con cáncer

La madre pidió desesperada para que la obra social provincial autorice los estudios de rayos para Misael, de ocho años. Desde hace casi un año se encuentra derivado en Buenos Aires. El año pasado hubo una campaña para juntar fondos para que la familia pueda afrontar gastos.

CSS autorizó los estudios de rayos para Misael, de ocho años.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Hola gente, buen día. Quería que esto lo que voy a decir se haga viral, les comento por qué quiero que se haga viral. Hace un año que tengo a mi hijo en Buenos Aires peleando contra el cáncer y hace un mes que estoy peleando con CSS para que me paguen LOS RAYOS. ¡Tiene manchitas en los pulmones y esas manchas sí o sí necesitan rayos, puede perjudicar, pero gracias a la CSS que no paga los rayos para que mi hijo no sufra más! HACE UN MES QUE NO HACE EL PAGO LA CSS. NECESITO QUE SE HAGA VIRAL POR FAVOR...”. Así expuso su situación pasado el mediodía de ayer Yanina Barrera, madre de Misael Araneo, el niño de 8 años oriundo de 28 de Noviembre que está derivado hace casi un año en Buenos Aires.

El pedido desesperado de la madre se cumplió por partida doble: La publicación se hizo viral en Facebook, con más de 300 compartidos hasta ayer a las 18:00 y la Caja de Servicios Sociales finalmente se hará cargo del estudio que Misael necesita.

La madre lo confirmó ayer por la tarde a TiempoSur. “Me dijeron que el estudio estaba pagado y no había problemas”.

El estudio se realizará en una clínica privada ya que se rompió el equipamiento del Hospital Militar, en el cual Misael se realiza actualmente la quimioterapia.

Pero antes del anuncio de la CSS, según Yanina el mismo Hospital Militar analizaba presentar un recurso de amparo ante la Justicia con el objeto de que se dicte una medida cautelar para que la obra social estatal cubra el estudio.

“La doctora de cabecera me dijo que estaban por realizar la denuncia, pero le avisé, aunque me dijo que si pasaba de nuevo lo denunciarían”, indicó.

El estudio permitirá indagar por la “mancha” que tiene Misael en un pulmón y había sido cubierto meses atrás, aunque en ese momento fue en una de sus piernas.  

Hasta el viernes pasado, los padres de Misael contabilizaron 50 sesiones de quimioterapia porque “el tumor sigue ahí”.

Desde febrero del 2020, Misael se encuentra en Buenos Aires.

En marzo, a días de que comience el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país, se le detectó el tumor.

 

Campaña

Su caso fue conocido el año pasado cuando se inició una campaña para colaborar con los gastos de su derivación.

Además ésta no fue la única vez en la cual la CSS se negaba a cubrir gastos médicos. En junio del 2020 sucedió algo parecido: Un posteo que se virilizó provocó que la CSS cubra el tratamiento.

“No nos autorizaron el gasto en morfina, fueron cuatro botellas que debimos pagarlas”, recordó. El gasto, superó los 10 mil pesos.

En otra oportunidad la obra social debía hacerse cargo de la prótesis, lo cual hizo, pero le informaron que no iban a costear los gastos “de insumos que demande el quirófano”.

“Lo que queremos es que Misael no sufra. Hace poco le sacaron la silla de ruedas pero se encogieron sus piernas porque sus músculos estaban un poco atrofiados, así que volvió a utilizarla. Estuvo en cama cuarto días”, relató.

Misael también volvió a utilizar morfina, naproxeno y otros medicamentos para sus músculos. “Esto lo cubren al 50%, no todo, y por la pandemia como está todo cerrado, mandás mail o por teléfono y cuando te atienden, lo hacen mal”, advirtió.

“La obra social también atrasó las autorizaciones por la quimioterapia, porque son ellos quienes deben traer las bolsas en una heladera y siempre llegan tarde”, acusó la madre.

Si bien ahora su hijo está internado por las sesiones de quimioterapia, cuando está en el departamento, deben todos los días utilizar un taxi para ir y volver al hospital. Esto demanda un pago de 500 pesos diarios. La familia reside a tres cuadras de Casa Rosada.  

En menos de un año, la familia -que ahora incluirá a su hermanita de cinco años- se mudó cuatro veces de departamento lo que complica la movilidad de Misael, quien no podría residir en un hotel, que fue una sugerencia de la CSS, según la madre.

 

Se contagiaron

A toda esta situación se sumó el año pasado una peor: Misael, grupo de riesgo por ser paciente oncológico, se contagió con Coronavirus, y los padres estiman que también se contagiaron ellos. El padre fue hisopado luego de su recuperación, dio negativo, aunque padeció fuertes síntomas previamente.

“A Misael se le infectó el catéter y el agarró culebrilla”, mencionó.

Yanina recalcó que su caso no es el único. Afiliados a la CSS derivados en Buenos Aires le manifestaron problemas similares de cobertura médica.

“Todos los meses me descuentan y estamos pasando por esta situación. Gracias a Dios con la campaña que se hizo (el año pasado), nos estanos sosteniendo”, vertió.


COMENTARIOS