Federación Económica

Rechazan una nueva tasa para combustibles

La Federación Económica de Santa Cruz (FESC) mostró su preocupación ante la posibilidad que el Concejo Deliberante de Río Gallegos apruebe una “Tasa Vial Municipal”, la que establecería el cobro de un plus del 2% al combustible en el ámbito de la ciudad capital. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

La entidad ya había expresado su rechazo a este tipo de impuesto, y en octubre de 2017 presentó ante la Justicia Provincial una acción de inconstitucionalidad sobre la misma tasa que fijó la Municipalidad de Las Heras mediante la Ordenanza N° 1435.

El presidente de la FESC, Guillermo Polke, opinión que “la Tasa Vial Municipal no es en realidad una tasa, sino un impuesto y que como tal se encuentra comprendido por la prohibición de doble imposición prevista por el Art. 9°, inc. b) de la Ley N° 23.548 de Coparticipación Federal habida cuenta la sustancial coincidencia con el Impuesto a la Transferencia de Combustibles Líquidos creada por la Ley N° 23.996, el IVA, y el Impuesto a los Ingresos Brutos, en síntesis  los municipios buscan  disfrazarlo como una Tasa, pero en realidad es un impuesto, ya que no hay una concreta, efectiva e individual prestación de servicio que justifique cobrarlo".

En este sentido, remarcó: “Creemos que en esta situación de crisis económica que se vive en la provincia de Santa Cruz, no se puede seguir inventando impuestos que afecten al bolsillo de la gente en forma directa o encareciendo los costos a las pequeñas y medianas empresas y a toda actividad económica de la zona, está medida resulta nociva para la actividad comercial”, advirtió Polke.

Y continuó detallando: “Queda muy claro como lo expresa el art 266 del proyecto de ordenanza que este incremento a los combustibles que se pretende realizar lo abonaran todas las personas que carguen combustibles en Río Gallegos, y serán las estaciones de servicios quienes cobren este nuevo impuesto   transformándose así en agentes de retención.   generándoles mayores gastos administrativos, impositivos, bancarios y contables que también se trasladan a los precios y por ende al consumidor.”

Y finalizó: “Esta tasa ha sido aplicada en otras provincias y a raíz de los trastornos, inequidades y perjuicios que trajo, en definitiva, fracasó y tuvieron que anularla, especialmente en las provincias de Buenos Aires y Córdoba”.

Asimismo, consideró que “entendemos la dura situación económica que viven muchos municipios de Santa Cruz, pero inventando e imponiendo impuestos no es la forma de mejorar las cuentas, ya que produce un efecto contrario. Estás medidas perjudican al consumo y por ende a la recaudación”, advirtió Polke.