Primera B

Recaulculando

El 2020 se planteó especial para el club Don Bosco. Es que el próximo agosto, el Patrono estará cumpliendo 20 años. Y vaya que en estos primeros meses lo está siendo. Muchas de las actividades que tenía pensadas la dirigencia del club, tuvieron que suspenderse por el Coronavirus. Ahora están con otras, respetando siempre las normas de la cuarentena. Lo último, un concurso para diseñar la camiseta del club. Sobre esto, y mucho más, habló el presidente naranja, Ricardo Pizarro. Lo hizo en exclusiva.  

COMPARTÍ ESTA NOTA

El próximo 16 de agosto, el club Don Bosco va a cumplir 20 años. No es una cifra menor. Tampoco cualquier aniversario para el naranja. Se trata de uno importante. Especial. Por eso, es que desde hace algún tiempo ya que los que están en la cocina institucional del Patrono estuvieron pensando en cómo tirar la casa por la ventana para celebrarlo. Así fue que se armaron una agenda 2020 con muchas y muy buenas actividades. La mayoría de éstas tuvieron que ser suspendidas como consecuencia de la cuarentena por la pandemia del Coronavirus. Aislamiento éste que lleva ya más de 60 días en nuestro país. Pese a esto, los dirigentes de Don Bosco siguen adelante. Como pueden. Desde sus casas e intentando mantener a la tropa unida y activa. Sin perder de vista que se trata del año de sus Bodas de Porcelana. Con lo cual, cada cosa que hacen tiene esa particularidad. Con respecto a esto, y otras cuestiones, habló Ricardo Pizarro con TiempoSur. El presidente de Don Bosco hizo referencia al cumpleaños del club y a cómo lo están pasando en estos tiempos quienes forman parte de esta gran familia. Momentos difíciles, claro, pero en los que los fieles del naranja están ávidos de buenos actos y otras costumbres. Y estas cosas son las que están recibiendo de parte de la dirigencia. Nada más que ahora, lo hacen en la versión cuarentena. 

-Éste es un año especial para Don Bosco. Por lo que significa para la vida institucional del club pero también por el momento con todo lo que tiene que ver con el Coronavirus y la cuarentena. ¿Cómo lo están viviendo ustedes?

La verdad es que es muy duro y difícil el tener que sobrellevar una situación como ésta. Un momento en el que uno no sabe cómo afrontarlo y en el que estamos aprendiendo día a día respecto de lo que tenemos que hacer para combatir al virus. Nos queda nada más informarnos y cuidarnos entre todos. Este año es especial para nosotros. Habíamos arrancado con mucha expectativa y empuje. Lamentablemente lo que pasó nos llevó a poner un freno en nuestros sentimientos y, fundamentalmente, en las ganas de hacer cosas. Tuvimos que hacer entonces algunas modificaciones y ver cómo ir transitando el momento e intentando festejar nuestro aniversario de una manera diferente.

 

-¿Qué cosas tenían pensadas hacer y a esta altura tuvieron que suspenderlas?

Nosotros somos un club en desarrollo, a pesar de tener 20 años de antigüedad. Fue creado y hecho a pulmón y estamos en el camino de seguir creciendo más todavía. Una de las características que tenemos como club es que, todos los que trabajamos lo hacemos “ad honorem”. Lo hacemos, ante todo, pensando en los chicos. También en los grandes, porque el club tiene categorías mayores. Ese es otro logro importante del club, tener cubiertas todas las edades, desde Infantiles hasta Máster. E incluso, contar con la rama femenina. Siempre estuvimos enfocados más en las personas que en la entidad. Este año, cambiamos un poco eso, y empezamos a darle un enfoque diferente al club. La idea es dejar algo y que, cuando a nosotros no nos toque estar, cualquiera pueda hacerse cargo del club, seguir el camino. Lo que hicimos entonces fue acomodar los papeles, los balances y otros avances que fuimos haciendo en el club como para darle un poco más de seriedad a todo. Se trabajó, en poco tiempo, mucho y bien. Teníamos pensado hacer una gran fiesta, un gran evento para festejar nuestro aniversario. Entregar premios, reconocer a los que fueron los fundadores del club, entre otras cosas. Con todo esto que está pasando en el país, y en el mundo, la verdad es que todo quedó trunco. El plan ahora es el buscar hacer otras cosas.

-¿Creés que hay posibilidad de que la fiesta se haga más adelante?

La verdad es que no podemos planificar en base a la incertidumbre. Por eso, por ahora preferimos no pensar más allá del día a día. Después, si las cosas mejoran y nos da el tiempo, nos pondremos a pensar en hacer algún tipo de fiesta. Hoy no queremos generar una falsa expectativa y es por eso que preferimos esperar a ver cómo se va manejando la situación y qué decisiones van tomando las autoridades nacionales y provinciales al respecto.

 

-Hay algunas actividades que todavía están en carpeta. Incluso, una se está llevando adelante ahora, ¿no?

Una de las cosas que apuntamos también como club es el tema de la identificación. La idea es que cuando a uno de nosotros lo vean en la calle, sepan que pertenecemos al club Don Bosco. Si bien somos bastante reconocidos en la ciudad, lo importante ahora para nosotros es tener una camiseta que nos identifique. Cosa que no pasa en la actualidad. Vimos a ésta como una oportunidad para hacer un concurso en el que puedan participar no sólo los jugadores sino también los familiares de éstos. La idea es hacer un boceto con lo que sería la nueva camiseta del club. La propuesta que gane entrará en la historia como la que, de ahora en más, represente a todas las categorías de Don Bosco. Nos gustaría más adelante poder ver nuestra camiseta en algunos locales comerciales de la ciudad. Que se vendan como pasa con la de los equipos profesionales. La seleccionada quedará formalmente establecida, en el estatuto, como la camiseta oficial del club. Hasta el momento hemos recibido muchas propuestas y muy lindas por cierto.

-¿Y cómo viene la cosa?

Muy bien. Las bases del concurso dicen que el color predominante tiene que ser el naranja. Después se puede combinar con el que quieran. Estamos diseñando la ropa no sólo de los jugadores de campo sino también la de los arqueros. La persona que gane va a recibir una camiseta personalizada. Además, su categoría tendrá el honor de estrenar la nueva indumentaria en las competencias oficiales. Queremos que todos tengan la misma camiseta. Tanto chicos como chicas y que los que están afuera viendo los partidos de otras categorías tengan la posibilidad de llevar la misma ropa. Creemos que eso es importante para lograr la necesaria identificación. A los dibujos los están mandando por el Facebook o el Instagram del club. También recibimos algunos por WhatsApp. Hasta el momento recibimos muchos y muy buenos. La semana que viene, con los integrantes de la Comisión Directiva nos vamos a reunir por Zoom y vamos a presentar todas las ideas que recibamos y a elegir una.

 

-En lo estrictamente deportivo, ¿cómo vienen trabajando con los distintos equipos durante esta cuarentena?    

Nosotros estamos teniendo mucho contacto con todas las categorías. Tenemos un coordinador de los Infantiles y otro de los Mayores. A su vez, los grupos están separados por categoría. En cada uno tratamos de estar presentes y acompañar con distintas actividades y entrenamientos. También hacer retos físicos o técnicos. Los entrenadores están bastante activos mandando constantemente información o cosas para hacer. Para nosotros lo importante en este tiempo, es eso, proteger, cuidar y acompañar.

 

-¿Cómo ves a los chicos y también a los grandes en relación con las actividades que los entrenadores les van proponiendo?

La motivación surge de los propios jugadores. Y es especial en cada uno de los grupos. Ellos mismos se van alentando y como retando a hacer los ejercicios que se les manda. Las conversaciones que se generan para buscar alentar al otro son muy graciosas. Todo es muy dinámico y nos ayuda a pasar el momento de la mejor manera. Encontramos mucha y buena predisposición, no sólo de los jugadores sino también de los entrenadores y hasta del resto de las familias. Estamos muy contentos en ese aspecto.

 

-Institucionalmente, ¿cuál es el próximo objetivo del club?

Hoy, el principal es el conseguir un predio. Tener nuestro propio lugar para poder desarrollar todas las actividades que hacemos. Por ahora nos toca hacerlo al aire libre o en alguna escuela u otro gimnasio. Dónde nos dan un espacio, ahí no metemos con los chicos. Si bien esto viene siendo así desde hace 20 años, gracias al esfuerzo de los profesores y de los padres, sería bueno ahora tener un lugar en dónde poder centrar todo. Focalizar el trabajo en un lugar, que sea nuestro para poder seguir alimentando en los chicos y las chicas ese sentido de pertenencia con el club. Ya hicimos todo lo administrativamente necesario. Presentamos nuestra carpeta ante los organismos correspondientes y ahora estamos a la espera de que nos llamen. Creemos que en algún momento se va a dar. Ojalá pronto.