39 años de la gesta de Malvinas

Quién nos habla aquí de olvido

Luego de la vigilia del 1 de abril, se realizó el acto central ayer al mediodía en el Monumento a los Caídos. Veteranos y autoridades recordaron la fecha tan cercana para Río Gallegos.

Entrega floral de los padres de José Honorio Ortega.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El mes de abril es especial para Río Gallegos. La gesta de Malvinas –de la cual se cumplieron 39 años ayer- sigue estando muy cerca de la gente de la capital santacruceña, principalmente porque el horror de la guerra se sintió próximo aquel otoño del ‘82. Es por esto que la ciudad tiene un sentimiento malvinero que es particular. A diferencia del 2020 donde los actos no pudieron contar con la presencia de vecinos debido al Coronavirus, este 2 de abril hubo ciudadanos que se acercaron a recordar a los caídos. En el lugar como cada año estuvieron los padres de José Honorio Ortega, el único soldado de la ciudad que perdió la vida en combate. Además, se hizo presente Fernando Alturria, presidente del Centro de veteranos que lleva el nombre del soldado mencionado, como así también el jede de Gabinete, Leonardo Álvarez, el intendente, Pablo Grasso, el presidente de YPF, Pablo González, y demás autoridades provinciales y municipales. El acto contó con la participación de ciudadanos, quienes utilizaron el cubrebocas y mantuvieron la distancia social. Esta vez no hubo colegios. Luego de entonar el Himno Nacional, se realizó la tradicional invocación religiosa. “Estamos desde el corazón agradecidos a la vida, a cada uno de nuestros hermanos que defendieron y entregaron su vida en defensa de la patria”, indicó el Padre encargado. “Hacemos memoria y como personas de fe estamos invitados a no olvidar el sacrificio de tantos que dieron su vida por la patria, dejando todo para entregarlo todo”.

Al finalizar el acto, el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez se refirió a la conmemoración de la fecha e indicó: “Fue un error histórico tomado por un Gobierno ilegitimo que se tornó en un acto de heroísmo de todos los argentinos que se jugaron la vida en una batalla imposibles”. A la vez, retomó las palabras de la invocación religiosa y señaló: “El cura párroco decía no busquen entre los muertos aquellos que están vivos. Lo que está viva es la memoria para seguir reclamando lo que a los argentinos y las argentinas les corresponde por derecho, pero a través de las vías diplomáticas”. Por último, indicó que estas ceremonias son trascendentales para mantener viva esa memoria.

 

Veteranas de Guerra ver más...

En esta fecha también es importante recordar la participación de mujeres en la Gesta de Malvinas, quienes formaron parte del conflicto bélico tanto en tierra como en mar. El buque hospital más grande que tuvo Argentina, el ARA Almirante Irízar, contó con siete enfermeras civiles voluntarias que se embarcaron el 4 de junio y que estuvieron presentes en la zona de conflicto a partir de la cual se las debe reconocer como veteranas, acorde a la ley. Al igual que las trece ubicadas en el Hospital Reubicable de Comodoro Rivadavia, tenían entre 21 y 24 años. Éstas últimas pertenecían a la Fuerza Aérea y recibían a alrededor de treinta soldados por día.

 

No olvidar

Por su parte, Fernando Alturria se dirigió a los presentes, señalando que nos reunimos en este monumento para conmemorar el aniversario de la recuperación de Malvinas. Pasaron 39 años de aquel glorioso día cuando un puñado de hombres y mujeres pusieron fin a una injusticia de más de cien años, permitiendo que la celeste y blanca volviera a flamear. Pasaron 39 años de aquel día, una Semana Santa que marcó a fuego tiempos de reflexión y entrega. Re-educarnos e instruirnos y construir, reconquistar la patria que nos dejaron los libertadores”.

En este sentido, el Presidente del Centro de Veteranos expresó: “Nuestra patria nos pide compromiso y rescatarla en busca de esa paz. Luego de casi dos décadas de desmalvinización, sentimos miedo en la piel que el día que se vaya el último combatiente no se hable más de Malvinas. Cada uno de nosotros seremos la voz de aquellos que quedaron en la tumba para plantar soberanía”, cerró.

 

No sólo el 2 de Abril

Asimismo, el intendente Pablo Grasso también se dirigió al público, señalando que “una jornada de reflexión es no perder las raíces, cuidar el lugar y seguir por el camino de la verdad, la justicia y la patria. Si uno recuerda el sentido de pertenencia y no tiene el significado de la palabra patria, va a ser difícil reconstruir para los tiempos que vienen. Es importante tener una mirada integral y justa, decir que la única pelea que se pierde es la que se abandona”.

Por su parte, Grasso recordó que “los jóvenes que fueron a Malvinas, no tuvieron problemas en perder la vida. Como nosotros no podemos transmitir el verdadero sentido de patriotismo. Hay que seguir trabajando para que los jóvenes sientan Malvinas en el corazón”.

 

Gobierno provincial

Luego de entonar el Himno Nacional y compartir la Marcha de Malvinas, se realizó la tradicional entrega de arreglos forales en el Monumento a los Caídos. Cabe destacar que este monumento fue reacondicionado y puesto en valor por el Municipio de Río Gallegos.

Al finalizar el acto, el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez, se refirió a la conmemoración de la fecha e indicó: “Fue un error histórico tomado por un gobierno ilegítimo que se tornó en un acto de heroísmo de todos los argentinos que se jugaron la vida en una batalla imposible”.

A la vez, retomó las palabras de la invocación religiosa y señaló: “El cura párroco decía no busquen entre los muertos aquellos que están vivos. Lo que está viva es la memoria para seguir reclamando lo que a los argentinos y las argentinas les corresponde por derecho, pero a través de las vías diplomáticas”.

 

Ex combatiente ver más...

Orlando Acosta estuvo presente en Malvinas como soldado clase ‘62, con el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 de la Tablada Buenos Aires. Fue al servicio militar, combatió en Malvinas como soldado, volvió al medio civil y no consiguió trabajo. Ingresó a las Fuerzas Armadas, se formó y desde el ‘84 se radicó en Puerto Santa Cruz, donde hizo carrera y formó su familia.

“Hoy es un día que mueve muchas cosas internas. Empieza marzo y son cosas que empiezan a aflorar en la piel y el alma del veterano de guerra”, expresó en diálogo con Tiempo FM.

Marcó que conoció mucho el país porque ha recorrido distintos centros de veteranos y “puedo asegurar que la Patagonia, los pueblos patagónicos, son muy nobles y honran a sus veteranos, los tienen muy presentes y no solo el 2 de Abril”.

Hoy con 39 años al hombro después de la gesta “a ninguno le entraría la voz y el pulso para decir que si hay que hacer algo para recuperarlas se haría. No hace falta que sea por la fuerza”, expuso.

 

Caravana ver más...

Por cuarto año consecutivo se realizó la caravana “Malvinas por siempre argentinas”, liderada por la Asociación Centro de Veteranos de Guerra de Malvinas “José Honorio Ortega” recorriendo la ciudad, visitando los monumentos y murales referentes a la gesta de 1982. La caravana partió desde la sede de la asociación hasta Sureda, visitando el avión Mirage y el Monumento a los Pilotos de la Fuerza Aérea, ubicados en Almirante Brown, Mendoza, Perito Moreno, Lisandro De la Torre, José Martí hasta San José Obrero pasando frente a murales alusivos en ese barrio, Avenida Balbín, Autovía, calle Filippo donde se encuentra ubicada la casa de los padres del Soldado Ortega, Avenida Ríquez, Lorenzo hasta Maury donde se encuentra un mural. Desde allí continuaron hasta la Comisaría Tercera pasando frente al mural ubicado en Paradelo y Tamel Aike. Continuaron hasta Perón donde visitaron la restauración del mural en Honor al Soldado Ortega y continuaron hasta el Monumento ubicado en Beccar y San Martín.

Instantes antes de iniciar el recorrido, el presidente del Centro, Fernando Alturria, se refirió al significado de este día no solo para el sector que representa, con el recuerdo de haber vivido la guerra sino también para toda la sociedad, especialmente la sociedad santacruceña que vivió los días de la gesta muy de cerca: “Malvinas es la única causa realmente nacional que nos une”. Alturria recalcó: “Hablar de Malvinas es hablar de Patria, Malvinas significa el escudo, la bandera, el Himno, el General San Martín, Belgrano, todo eso que nos une a los argentinos”, porque “con Malvinas no hay grieta, nadie está excluido, Malvinas es inclusión”, enfatizó. En ese sentido destacó como ejemplo que “en Malvinas no éramos todos católicos”, por lo cual en la vigilia la invocación religiosa estará a cargo de un sacerdote católico y de un pastor evangélico, y lamentó no contar con un rabino para que participe también. “Ese es el mensaje que damos, unión y esperanza”, expresó.