Flexibilización

¿Qué va a llegar primero: el virus o la necesidad de comer?

Así lo advirtió el Dr. Horacio Córdoba, presidente del Colegio Médico e integrante del Comité Operativo de Emergencia.  

“Mantener la distancia social de dos metros”, explicó Córdoba.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El profesional de la salud advirtió que la gente “se ha ido relajando” en la cuarentena aunque “lo peor todavía no llegó”.

Flexibilizar la cuarentena, es decir, permitir mayores actividades choca con el cuidado sanitario en medio del aislamiento. Es el complicado contexto que se trata de resolver a nivel nacional.  “Tenemos un impacto sanitario que cae en la economía, pero a la vez tenemos la economía que la necesita el sistema de salud”, consideró el profesional de la salud y se preguntó: “¿Qué va a llegar primero a la gente, el virus o la necesidad de comer?”.

Por ello indicó que “mucha gente necesita salir y vive el día a día con el trabajo informal, y a ellos debemos dirigir como médicos en este momento”.

Para eso hubo reuniones en donde explicó cómo flexibilizar la cuarentena liberando algunos rubros, aunque remarcó que lo más importante es continuar con las medidas preventivas, como mantener la distancia social de dos metros, al ingresar a un lugar cerrado entrar con un barbijo, etc. “Eso es lo más difícil de flexibilizar, como un pintor, gasista, que no tiene problemas de ingresar al hogar”, mencionó.

Recomendó que si por ejemplo ingresa un gasista a la vivienda, lo recomendable es que trabaje solo, el resto de las personas se asilen en otro lugar de la casa y cuando finaliza, se desinfecta el lugar en donde realizado sus tareas. “A esa persona no le puedo impedir que trabaje porque esa persona necesita vivir. Hay que hacer un apoyo social muy importante. La gente necesita comer y hay mucho trabajo informal en Río Gallegos”, marcó.

Desde el punto de vista médico, repitió, se pueden realizar actividades tomando las medidas preventivas. “Lo que es al aire libre no es contaminante, como un jardinero, por ejemplo, o un herrero que trabaja al exterior. Son cosas que se pueden flexibilizar, lo que no podemos permitir es que salga todo el mundo. Sino que la gente sea responsable y que entienda que puede salir, pero controlada”.

La última palabra la tiene la dirigencia política, aclaró.

Cada flexibilización de la cuarentena es diferente en cada localidad y provincia de acuerdo a la realidad de cada una, ya sea si presenta o no circulación comunitaria del COVID-19.


COMENTARIOS