Videojuegos

Qué pasó con Pokémon Go

El juego salió a comerse las plataformas móviles en 2016, pero poco a poco fue bajando el entusiasmo por la aplicación. Hoy cuenta con mejoras y una base de fans que se mantuvo durante los tres años.

  • 21/10/2019 • 21:19
Fue un fenómeno en su salida en 2016.
COMPARTÍ ESTA NOTA

En agosto de 2016, decenas de personas salieron a la calle en Río Gallegos, celular en mano, para atrapar Pokemons (Pocket Monsters, o monstruos de bolsillo). La franquicia de Nintendo que había comenzado como un videojuego para la antigua Game Boy dio el salto a los smarthphones de la mano de Niantic, una empresa que mezcló la captura de criaturas con la geolocalización del GPS. A tres años del lanzamiento de la beta de Pokemon Go, la masividad del juego bajó mucho, aunque el mismo tuvo más desarrollo desde sus inicios. Apuntó fuertemente de entrada a la nostalgia, buscando atraer a jugadores que vieron la primera serie animada a finales de los 90 o que habían jugado en las consolas portátiles.

 

 

Con el correr del tiempo, se fueron agregando una mayor cantidad de especies de pokemons, superando a los 151 de la primera generación.

Asimismo, se incluyeron modalidades de combate entre jugadores (PVP), algo que había sido requerido por una gran parte de los jugadores que no tenía modo de medirse contra otros entrenadores. Además se sumaron “incursiones”, un modo de juego cooperativo que busca llevar una mayor interacción entre jugadores a la hora de avanzar en la jugabilidad. En tanto, tuvieron espacio para un torneo competitivo en el mundial de Pokemon, evento de e-sport sobre la franquicia principal de videojuegos.

 

En Río Gallegos, las “pokeparadas” –lugares concretos donde los entrenadores pueden conseguir cosas- siguen activas en puntos claves, como la Plaza San Martín, murales o monumentos. Además, quedan gimnasios activos y puede observarse que tiene una comunidad local que sigue apostando a los monstruos de bolsillos en el celular.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000