Río Gallegos

Qué encontró Maldonado en el HCD: deudas, falta de insumos y un auto sin batería

El Presidente del Concejo Deliberante adelantó que espera acordar pagos por el alquiler del edificio, cuya deuda asciende a 5 millones de pesos. La apertura del edificio para actividades sociales y culturales.

El concejal Emilio Maldonado.
COMPARTÍ ESTA NOTA

“Sabíamos con lo que nos íbamos a encontrar”, dijo Emilio Maldonado, el edil que asumió su banca y la presidencia del HCD de Río Gallegos hace poco más de una semana.

Maldonado trabajaba en el Concejo en el área de Comisiones por lo que no se sorprendió cuando se hizo cargo de la presidencia.

“Estoy tratando de darle funcionamiento al Concejo y que la gente cumpla con su horario”, definió primero, luego será la “reestructuración”.

En cuanto al horario, Maldonado mantendrá las cinco horas laborales que impuso su antecesor Evaristo Ruiz (UCR), por eso cambió los horarios de funcionamiento de 08:00 a 13:00 y 13:00 a 18:00. “Vamos a mantener las horas, pero las vamos a hacer respetar así la gente se acomoda en su horario de trabajo”, aclaró a TiempoSur.

En cuanto a la reestructuración, significa darle espacio a organizaciones sin fines de lucro y organismos, un espacio para sus actividades dentro del mismo edificio, pero también actividades culturales.

Ayer, por ejemplo, el emblemático músico Hugo Merlo presentó su disco en el Concejo.

“Es un lugar legislativo, pero al ser un lugar grande se pueden realizar ciertas actividades sin perjudicar la labor de los empleados” y así “darle una impronta social y cultural”.

DEUDAS

El alquiler del recinto es una de las deudas que busca saldar. A la fecha alcanza los 5 millones de pesos aproximadamente. La gestión anterior - marcó- se había comprometido a realizar algunos pagos que finalmente no fueron abonados. “Está en legales para hacer el trámite y poder comenzar a pagar”, adelantó.

“Estamos leyendo el expediente para poder reunirnos con la otra parte y llegar a un acuerdo”, destacó, el que espera sea antes de finalizar el año.

Los fondos que debía manejar el Deliberante fue un problema en la anterior gestión, ya que los ediles advertían, y así fue hasta el 10 de diciembre, que el Ejecutivo no le asignaba fondos. Tal fue la situación que no contaban con recursos para siquiera realizar fotocopias de los proyectos y/o cualquier papel administrativo.

Estoy sacando los pagos de a poquito, como puedo, porque entiendo también la situación del Municipio. Trato de solicitar solo lo que necesito y lo que no necesito no lo pido, porque sería ilógico. Vengo de un sector que siempre cuidamos el mango, como se dice, porque entendemos que la plata es de todos”, remarcó.

No había insumos cuando se hizo cargo Maldonado. Los móviles del Concejo, por ejemplo, no tienen cubiertasen óptimas  condiciones porque “están lisas”. “A otro auto que está en el sótano, le falta la batería y le faltan cosas”, agregó.

“Nos faltaba una notebook, un proyector… Nos faltan un par de cosas. Estamos acostumbrados y tenemos ganas, que eso es lo importante”.

El trabajo seguirá durante las vacaciones con el fin de adecuar el lugar.

Antes funcionábamos en un hotel, era un lugar muy chiquito y muy incómodo para la masa de empleados. Si quiero que todos los empleados vengan a cumplir funciones, debo tener un lugar grande como éste”, precisó.