Río Gallegos

Que el transporte sea para todos

El fin de semana se terminó de confirmar lo que TiempoSur adelantaba la semana pasada, y es la vuelta de la Línea E de colectivos en lo que será la prueba piloto de cara al regreso del servicio. Aunque no se sabe para cuándo. Referentes de diversos sectores, incluso los beneficiados, hubieran preferido que el regreso sea de manera equitativa. El principal argumento es que “en todos los barrios hay trabajadores con necesidades”.

COMPARTÍ ESTA NOTA

La reunión celebrada entre autoridades del Gobierno provincial y funcionarios municipales, terminó de definir las flexibilizaciones previstas para una nueva instancia definida por DNU. Entre las confirmaciones, y tal como adelantara nuestro medio la semana pasada, regresa el transporte urbano de pasajeros, aunque solamente para la Línea E, la cual cubre el servicio para barrios como San Benito, Los Lolos, Bicentenario, Ayres Argentinos, entre otros. Según expusieron “teniendo en cuenta que es una necesidad y un pedido permanente de los vecinos de estos sectores y alrededores”. Esto abriría la puerta a que en el futuro próximo exista la posibilidad de habilitación de otras líneas, aunque no se sabe fecha precisa. Vale la pena mencionar que, según informes presentados por la última prestataria del servicio, la Línea B significa para el servicio el 80% del corte de boletos, seguido por la Línea A con un 10%, un 8% de la Línea C y un 2% de la Línea E. Vecinos de estos barrios expusieron que la poca demanda del servicio radicaba en la mala prestación del mismo. 

Ante la decisión de solo habilitar la línea que favorece a los sectores más alejados de la ciudad, desde el Ejecutivo manifestaron que “las decisiones, especialmente las de ampliación de actividades, están condicionadas por diferentes ejes: la capacidad de respuesta del sistema de salud; las directivas emanadas del Gobierno Nacional y las necesidades laborales y sociales de la comunidad”. Justamente necesidades que hoy se ven nuevamente vulneradas para una parte de la comunidad.

Las repercusiones

Ante la información trascendida, TiempoSur dialogó con varios referentes vecinales que a lo largo de estos 4 meses sin transporte se han mostrado preocupados por la situación, en algunos casos más activos que otros. En principio, Daniel Baker, de Ayres Argentinos, comentó a TiempoSur que en charlas mantenidas con vecinos del Bicentenario llegaron justamente a la conclusión de que “seguramente hay vecinos de otros barrios que están preocupados o disconformes”, aunque remarcó: “Nosotros la luchamos y es una batalla ganada, una noticia muy buena porque la peleamos siempre”.

Por otro lado, Daniela Ledesma, de la Asamblea por el Transporte Vecinal, opinó que “la prueba piloto tiene que ser en todo Río Gallegos”, y aclaró: “La lucha que se llevó por el colectivo no fue sólo para nuestro sector, la Asamblea está compuesta por personas de distintos barrios no solo por la denominada ¨periferia¨”. En este sentido sostuvo: “El transporte público es un derecho adquirido por todos, no es un privilegio de algunos pocos”.

Quien también mostró su oposición a la decisión tomada fue el vecino del Gaucho Rivero, presidente de la Junta vecinal, Martín Toledo, quien afirmó que “la medida tendría que ser pareja para todos los barrios, porque todos tenemos esta necesidad”, y continuó: “No todo el mundo tiene movilidad. Yo creo que desde el Municipio se piensa que para los que tenemos asfalto afuera de la casa es más cómodo, pero están muy equivocados. Los vecinos no pueden pagar un taxi, o caminar si tenemos calles inundadas como los otros días, o perros. Todos los barrios tienen gente trabajadora que necesita del transporte. El Municipio lo debería entender”.

Por su parte, María del Carmen, vecina referente del Barrio Juan Pablo II, declaró: “El tema del transporte es un tema que siempre se charla, por supuesto que se necesita. Aunque sea que pase la Línea B. Eso nos solucionaría parte de la problemática”, y siguió:  “Celebro que hayan activado la Línea E para aquellos barrios que realmente están muy alejados de la ciudad. Realmente ellos necesitan más que esta zona, pero no quiere decir que nosotros no quedemos a la espera y con la esperanza  que activen una línea para este sector”. En este sentido, remarcó: “Nos preocupa que para otoño inverno ya esté solucionado, porque en esa fecha si o si necesitan movilidad, no solo para ir a trabajar, sino que, para los adultos mayores, para ir al médico, a la farmacia, a los trámites”.

COMENTÁ