Coronavirus

Qué dijo la Provincia ante la no habilitación de rubros que reclamaron la reapertura

El secretario de Estado de Comercio e Industria, Leandro Fadul, aclaró que si bien es la cartera de salud quien resuelve, podrían existir reaperturas graduales. El funcionario dijo que las protestas de los sectores son “entendibles y atendibles”, pero advirtió que no comparte “acciones de rebeldía” de comerciantes.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Como era esperado el nuevo DNU del Ejecutivo provincial no habilitó en Río Gallegos, la reapertura de rubros que reclaman desde hace semanas volver a funcionar.

El secretario de Estado de Comercio e Industria, Leandro Fadul, es uno de los funcionarios que participó en encuentros con diversos sectores atento a la protesta de cada rubro, que se plasmaron con caravanas, y que en el caso de un sector de gastronómicos, amenazó con reabrir locales si ayer no había una respuesta satisfactoria.

 

-TS: Se estimaba que así sea, pero fue confirmado por el DNU que rige hasta el 11 de octubre: Los rubros que reclamaron como o peluqueros, gimnasios, centros de belleza y gastronómicos no van a poder reabrir.

Leandro Fadul: Contemplamos que la crisis requiere un abordaje con las mismas miras que la crisis sanitaria, por lo tanto desde el Ministerio de la Producción estamos en diálogo constate con el resto de las áreas, como el Ministerio de Salud quien define la aprobación o no de los protocolos pero con otras áreas, como Secretaria de Estado de dispositivos territoriales en donde estamos haciendo un trabajo fino y arduo respecto al control estricto del cumplimiento de los protocolos, del comportamiento de la gente, de la responsabilidad social. Entonces, a medida que vamos evolucionando y contemplando esta nueva normalidad, yo creo que vamos a poder ir consiguiendo las reaperturas graduales que la economía necesita.

 

-Un sector de los gastronómicos advirtieron que podría haber desobediencia si no los habilitaban. Esto sería desde hoy, es decir, reabrirían de igual manera, de hecho ante peligro de quiebra.

Las manifestaciones genuinas son entendibles y atendibles respecto de que la preocupación es real y la crisis económica que atraviesan cada una de las estructuras comerciales es una realidad a la cual no somos ajenos de analizarlas. Lo que no considero que es entendible y atendible, son las acciones de rebeldía que atentan quizás con medidas que de alguna forma u otra tienen un respaldo desde el punto de vista sanitario. Por eso una acción de modo rebelde no la comparto de ninguna forma.

 

-Antes de los reclamos de quienes piden reabrir, hubo un reclamo de los comerciantes autoconvocados de rubros no esenciales, y producto de esa protesta, les permitieron reabrir.

No creo que haya sido el logro de una movilización en particular, sino que la movilización fue parte de un proceso. En aquel momento hubo muchas reuniones respecto de las distintas entidades de representación intermedia y autoridades tanto municipales como provinciales. En ese marco también ocurrió la manifestación, pero fue resultado de un todo.

 

-¿Qué le diría a los comerciantes de los rubros que no podrán por ahora reabrir?

Me gustaría aclarar que desde la Secretaría de Comercio e Industria sabemos bien que el brote y la incidencia de los contagios no se dio en los comercios, sino en las reuniones sociales y que sabemos de la responsabilidad de la mayoría de los comerciantes que no quiere retroceder de fase y que tampoco quiere que se contagien ni sus clientes ni su equipo de trabajo. Por eso apelo al diálogo intersectorial y a evolucionar como sociedad para poder avanzar en la normalización. Uno es comerciante también además de funcionario, así que también les daría fuerza. Ésta es una situación sin precedentes la que estamos atravesando en donde la crisis económica que se desprende de una crisis sanitaria, tiene consecuencias que estamos de alguna forma u otra siendo parte, tanto en las economías familiares como las comerciales, esto repercute. Si digo que debemos ser responsables desde el punto de vista sanitario, que prime el diálogo con las autoridades. Mientras ese diálogo se siga respetando y tomemos conciencia colectiva como sociedad tanto desde rol de consumidor como desde el rol de comerciantes, vamos a poder propender a esa nueva normalidad que nos va a permitir, aunque sea, ir resolviendo cuestiones de problemática económica.

 

-La Cámara de Comercio organiza una campaña para fomentar el consumo por el Día de la Madre, el 19 de octubre. Pero las restricciones se podrían extender hasta esa fecha.

Imagino propendiendo cada vez más hacia una normalización, y dependerá de los indicadores, y los indicadores van a depender del comportamiento de la sociedad. Por lo tanto, apuesto a que vayamos responsabilizándonos desde el punto de vista individual y colectivo para ir logrando esa evolución.


COMENTARIOS