Violencia familiar

Punta Arenas| Llegó ebrio a la casa de su madre, tiró el árbol de Navidad y amenazó con matar a su familia

En otro episodio, la Fiscalía también formalizó a un individuo que igualmente en estado de ebriedad habría amenazado a su conviviente con quemarla a ella y a sus pequeñas hijas. 

Foto ilustrativa.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Tres episodios distintos de violencia sucedieron durante la jornada de Navidad en Punta Arenas, motivo por el cual Carabineros detuvo a quienes protagonizaron estos hechos, siendo formalizados por videoconferencia en horas de este sábado.

En el primer suceso, el fiscal Sebastián González indicó que los hechos acontecieron a eso de las 16,30 horas del viernes, cuando el imputado identificado como Carlos Ariel Ampuero Torres llegó en evidente estado de ebriedad hasta el domicilio de su madre, en el sector surponiente de la ciudad, iniciándose una discusión que puso agresivo al sujeto, lanzando al piso el árbol de Navidad que estaba en el comedor, para luego amenazar de muerte a su madre, padre y hermano.

Al respecto, el juez Franco Reyes le impuso la medida cautelar de abandonar el domicilio que compartía con su madre, como también la prohibición de acercarse a las víctimas, y se fijaron 60 días para cerrar la investigación.

Con los mismos plazos y medidas cautelares, pero respecto a su conviviente y a las hijas de ésta, quedó Ariel Alejandro Vidal González, a quien se le formalizó por un delito similar al anterior que, según relató el persecutor, ocurrió cerca de las 16 horas del mismo día, cuando la víctima se encontraba en una parcela del sector surponiente, momento en que llegó el imputado, también ebrio, quien le solicitó a su pareja dinero para seguir bebiendo alcohol, y ante la negativa de la mujer éste se ofuscó, insultándola y diciéndole: “Llama a los pacos, te quemo a ti y a las niñas”. Tras aquello, se abalanzó sobre ella, intentando quitarle su celular para empujarla y salir del domicilio.

Finalmente, el fiscal comunicó a Alex Rodrigo Huenchul Huenchul que era investigado por los delitos de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar y conducción en estado de ebriedad, lo que ocurrió a la 1,10 hora de ayer en una vivienda del barrio Prat, cuando el imputado, igualmente en estado de ebriedad, mantuvo una discusión con el hijo de su conviviente, tras lo cual le propinó golpes en el rostro para luego escapar del lugar a bordo de un vehículo hasta el estacionamiento del Hospital Clínico, donde fue sorprendido por Carabineros. Tras efectuarle un examen de alcotest, éste arrojó una dosificación de 1,41 gramos de alcohol por litro de sangre.

Por lo anterior, quedó con las medidas de abandonar el domicilio en común, prohibición de acercarse a la víctima y la suspensión de su licencia. Se fijó un plazo de 75 días para el cierre de la investigación.

Fuente El Pingüino. 


COMENTARIOS