Caleta Olivia

“Pudo ser mi vida"

Norbis De La Rosa es la vecina que fue sorprendida por el ingreso de una máquina de construcción en su vivienda. Si bien la empresa se comprometió a reparar la casa y comprar las cosas que se rompieron, De La Rosa no puede trabajar debido a los golpes del accidente.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este fin de semana, una máquina –propiedad de la empresa RIONEI- ingresó en la vivienda de una vecina en el barrio Vista Hermosa de Caleta Olivia. Norbis De La Rosa habló con El Caletense.net y relató lo ocurrido: “Yo salí del baño porque me iba a entrar a duchar y decidí hacerme un café. Tenía la taza en la mano y de repente sentí el estruendo y luego el impacto”.

Segundos después la vecina pidió a gritos ayuda y aseguró que “agradezco un montón al vecino que me vino a ayudar y a la vecina que me limpió las heridas hasta que llegó la ambulancia”.

“Sentí el impacto, el golpe justo con el techo, si hubiese sido en seco no hubiera contado la historia”.

Sobre el porqué del ingreso abrupto de la topadora, De La Rosa comentó: “Tenía chófer y todo, no sé cuál fue la causa. El chico debe estar consciente que no debe estar manejando esa maquinaria en la forma que la llevaba. En el momento que estaba sentada shockeada me dijo que lo disculpara que no tenía intención de hacer daño”, explicó.

El joven atinó a responder que “se quedó sin frenos e iba mirando para atrás; por más que el momento sea difícil, debe saber maniobrar para no entrar en una vivienda”. A su vez comentó: “Yo vivo sola, si hubiese estado con alguien podría ser peor. La máquina entró hasta la habitación”.

La mujer debido a este accidente tiene grandes cortes en los brazos, moretones en las piernas y siente mucho dolor en las costillas, pero no tiene ningún hueso roto, “en el cuello cuando me duele es como que me quedo en blanco”, afirmó y siguió: “Voy al médico para ver si sufrí algún golpe en la cabeza, espero que esos dolores no lleguen a ser algo mayor”.

Norbis comentó que la empresa se comprometió a ver un alquiler de forma temporaria hasta que puedan reparar la vivienda. “Me estaré quedando en la casa de mi ex pareja hasta hoy, que me conseguirán el alquiler”, continuó.

Por último, la vecina comentó que trabaja cuidando a un hombre de 69 años, “hay que movilizarlo y ahora no puedo trabajar porque me duele el cuerpo, es imposible cumplir con el trabajo diario y si no lo hago no cobro”, concluyó.

La empresa RIONEI se haría responsable pero no hubo ni pericias en el lugar.

En relación a las responsabilidades y los daños, Norbis dijo que los propietarios de la empresa RIONEI -dueños de la máquina- se harían responsables de los daños materiales. La casa quedó totalmente destruida y las pérdidas materiales fueron muy grandes.

Norbis De la Rosa también explicó que nadie realizó pericia alguna. De hecho, se sorprendió de la manera que se llevaron la máquina sin hacer ningún peritaje preliminar por parte de la policía. Tampoco fue personal de la Justicia. El hecho pudo ser trágico y llamativamente nadie se acercó.

La empresa RIONEI debe hacerse cargo, pero hasta que las cosas no estén, la víctima no confía. Hoy la empresa le iba a alquilar una casa para que se puede hospedar, pero hay que esperar que pase el tiempo para saber si las promesas se cumplen o no.

 

 


COMENTARIOS