Debe autorizar la Legislatura

Provincia analiza gestionar un primer préstamo de $2000 a $2500 millones

Si mañana jueves -en sesión ordinaria- es aprobado el proyecto de endeudamiento, el Poder Ejecutivo Provincial empezaría a tramitar un préstamo de alrededor de $2500 millones, con una parte que iría destinada a municipios. La oposición ya adelantó que no votará un crédito con moneda extranjera “ni un cheque en blanco”.

El proyecto de endeudamiento sería debatido hoy en comisiones de la Legislatura. (Archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hoy –en Cámara de Diputados- podría salir de comisiones el despacho del proyecto de endeudamiento que envió el Poder Ejecutivo Provincial, el cual tiene por objetivo atenuar los efectos de las medidas de aislamiento tomadas por el Coronavirus, que tuvieron un impacto directo en el consumo, la producción, la prestación de servicios y la actividad comercial, con la consecuente disminución en la recaudación provincial.

Si esto ocurre, mañana podría ser tratado en el recinto, aunque será nuevamente de manera virtual, ya que las sesiones no se están haciendo de forma presencial. El proyecto de endeudamiento no tiene estipulado un monto específico, aunque sostiene que será hasta un nivel tal que en ningún ejercicio fiscal los servicios de la deuda instrumentada superen el 15% de los recursos corrientes netos de transferencias por coparticipación a Municipios y Comisiones de Fomento.

Cuánto se pediría- Según pudo saber TiempoSur, una vez sancionado el proyecto, el Poder Ejecutivo Provincial empezaría a gestionar un primer empréstito de entre 2000 a 2500 millones de pesos, de los que unos 500 millones irían destinados a los municipios, que también atraviesan una dura situación económica por la caída de la coparticipación, los ingresos por regalías, pero –principalmente- por el derrumbe de los ingresos de la recaudación propia. 

Ahora bien, el crédito de alrededor de $2500 millones podría no ser el único, ya que la Provincia barajaría distintas formas de endeudarse. Aunque todas ellas, según pudo saber este medio, contemplan que sea en moneda nacional y en organismos públicos, más allá que el proyecto de ley también establece que sea en moneda extranjera y ante organismos de crédito privados.

Se oponen a un empréstito en dólares- Por su parte, a pocas horas de empezar el debate en comisiones, desde la oposición ya empezaron a aclarar su postura respecto del pedido de endeudamiento que debe aprobar la Legislatura. “No vamos a votar un crédito con moneda extranjera ni un cheque en blanco”, sostuvo ayer el diputado Daniel Roquel, jefe del bloque de Juntos por el Cambio.

Al respecto, manifestó por Tiempo FM: “No podemos dejar que la provincia se endeude en moneda extranjera”, y puso como ejemplo al caso de Chubut, quien mantiene una deuda en dólares y se vio perjudicada por la suba de la moneda. 

Otro de los puntos que solicitaron es la amortización en menos de 40 meses (sería de 36 meses) y advirtió sobre los municipios que se hablaba de la viabilidad para pagar un crédito que le provea la provincia. Pero Roquel expuso las complicaciones en las cuentas de diferentes ejecutivos municipales como el caso de Perito Moreno. 

Sería bueno tener separados los financiamientos para obras por una parte y las asistencias por otra”, subrayó Roquel, quien dijo que en la reunión de hoy en comisiones verán si el proyecto “es viable”.

Por esto, sostuvo: “Queremos (ver) los números para saber cuánto le falta a la provincia para deudas y pagos a los municipios; cuántos recursos va a necesitar para cubrir los gastos de la pandemia” y finalmente añadió: “No vamos a votar un cheque en blanco”.

Al Ejecutivo le quedaría por utilizar una autorización de préstamo del 2016. ¿Puede usarla?

Un dato poco conocido es que al Poder Ejecutivo Provincial le quedaría un remanente de préstamo autorizado años atrás. Corría el 2016 y en pleno conflicto con los estatales, el Poder Ejecutivo pidió autorización para endeudarse y así cumplir con las obligaciones del Estado, entre ellas la más acuciante, el sueldo de los trabajadores públicos.

La sesión fue un caos, con planteos de ilegalidad de la oposición y de acciones violentas de parte de algunos gremios denunciadas por el oficialismo. En ese contexto, el endeudamiento fue judicializado por la UCR.

Poco después, la Justicia dictaminó la validez de la sesión, luego que la Cámara Civil revocara un primer fallo del juez Francisco Marinkovic. La oposición presentó un recurso de Casación, la Cámara lo rechazó y la oposición no fue en queja al TSJ (Tribunal Superior de Justicia), por lo que el fallo quedó firme ya que se cayeron los plazos para apelar.

Una vez que ocurrió esto, el Ejecutivo sacó un crédito sindicato con el Banco Nación de 800 millones de pesos (2017), préstamo que ya terminó de pagar. Después tomó dos fiduciarios de 1300 millones de pesos (2018), uno de los cuales se usó para pagar la deuda con CAMESA. A partir de ahí, a partir de un fuerte ordenamiento fiscal, la provincia se empezó a encaminar y ya no necesitó créditos.

Pero la autorización no tenía plazos de finalización y quedaría aún parte de un porcentaje de lo previsto sin ser utilizado. Algunos pensaron en reflotar ese trámite, aunque al haber cambiado el período constitucional, se podría interpretar que se debe pedir otra vez, ya que se puede considerar que se cayó el 10 de diciembre del 2019.

En todo caso es una discusión legal, pero no obstante eso, el PEP habría decidido enviar un nuevo proyecto a la Legislatura para no entrar en esa discusión. El pedido –al menos el primero que se plantearía gestionar- como mencionamos más arriba, sería de 2000 a 2500 millones de pesos, que serían utilizados para afrontar gastos corrientes. 


COMENTARIOS