Gremiales

Pronunciamiento del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia

Se pronunciaron atentos a la situación en SPSE. 

Pronunciamiento del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia
Pronunciamiento del Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia
COMPARTÍ ESTA NOTA

La realidad nos impone la necesidad de hacer público nuestra preocupación en vista de los acontecimientos que se vienen suscitando últimamente en nuestra provincia particularmente en la empresa SERVICIOS PUBLICOS S.E. alcanzado por nuestra convención colectiva de trabajo. Como es de público conocimiento, se han producido cambios en la conducción de la empresa provincial, por diversos motivos y que el poder ejecutivo habrá ponderado las razones a la hora de realizarlos, pero nos corresponde como trabajadores organizados evidenciar cuando los funcionarios de turno que surgen de estos cambios asumen con liviandad la gestión y no deparan en el nombramiento de asesores, lo que se repite con cada gestión que llega a la empresa, y que van quedando pegados en la estructura con sueldos exorbitantes sin reparar en el encuadre convencional, puesto que como modalidad habitual son ungidos en cargos “políticos” ,como si esa condición y o por ese título les brindara privilegios e inmunidad por sobre el resto de los empleados de la empresa.

La falta de una política de gestión empresarial producto de esta crisis de conducción, deja al desamparo toda la estructura de la única prestadora de los servicios públicos esenciales en todo el ámbito provincial, que demanda de transparencia por tratarse de un ente del Estado con atención a los requerimientos para la mejor prestación de los servicios. En reunión virtual como es usanza en tiempos de pandemia, LOS TRABAJADORES DE LUZ Y FUERZA hemos ­fijado como prioridad reclamar a las máximas autoridades del gobierno provincial, que atiendan las necesidades que hoy surgen desde nuestro sector. Es necesaria la designación y normalización de la conducción de la Empresa, que sea de línea directa y con­fianza de la máxima Autoridad. Estamos reclamando mejora salarial, por el deterioro de nuestros ingresos en todo este tiempo por el alto costo de vida, y rechazamos la teoría de las islas salariales, dado que de esta forma se quiere impedir la necesaria movilidad ascendente de una pirámide de remuneraciones.

Esto se repite año a año como argumento para terminar negando las mejoras salariales a los trabajadores de nuestra actividad, haciendo comparaciones que nada tienen que ver; orgullosamente desde hace más de 70 años, a lo largo y ancho del país tenemos un convenio colectivo de trabajo, que rige las condiciones laborales del trabajador de la electricidad, tarea que no se puede aligerar, por su carácter esencial y de alta peligrosidad a la hora de ejecutarla. Vemos como siempre la inacción sobre todas y cada una de las actividades que requieren inversión, se prioriza lo urgente, que lamentamos sean las campañas políticas por las intendencias, dejando de lado lo importante que es la atención a la mejor y más segura prestación de los servicios. La injerencia política dentro de la empresa es una constante, amerita se tenga en cuenta en una empresa que debe prestar servicios a la comunidad y no debe transformarse en botín político. Aspiramos a que se cumpla con el convenio colectivo de trabajo, que no tan solo consta de derechos a los trabajadores sino también de obligaciones, que cumplimos y con creses, ... hay que atender las necesidades de la estructura para poder dar respuesta al servicio.

La ropa de trabajo y los elementos de seguridad, más la logística que la actividad requiere, tiene que ser la prioridad, y no los anuncios de siempre con carácter de rimbombantes, perdiendo de vista lo obvio, que servicios públicos debe proveer de los vitales elementos que prestamos, la luz y el agua y estos se pueden brindar si los trabajadores son atendidos en sus requerimientos, siendo nosotros mismos los que nos autorregulamos en nuestras demandas porque somos parte de una realidad que hoy toda la comunidad sufre, pero esto no signi­fica que se abuse desde el poder con la impunidad de hacer lo que sea, porque ocupan un estamento de conducción que es transitoria. Es notable el vaciamiento de la empresa en este tiempo de anarquía, los trabajadores no somos los responsables de los desmanejos en la gestión, tomen nota los máximos referentes de la administración provincial, se requiere de más y mejor control en servicios públicos, sería muy sano para la estructura se realizaran auditorias en todas las áreas y transparentar los listados de proveedores, que algunos parecieran ser imprescindibles e irremplazables en virtud de alguna reglamentación interna hecha a medida. Todo se debe revisar y modernizar y terminar con los usos y costumbres de lugares y localidades, donde la connivencia entre los referentes políticos y los gerentes es evidente. La intromisión de funcionarios políticos no es buena, se requiere de mayor profesionalización de la empresa, las labores que se realizan se deben hacer con conocimiento de instalaciones y equipos.

 

La planifi­cación y el desarrollo de los servicios deben ser los postulados impuestos por las autoridades electas, las deben desarrollar y sin intromisiones en los planteles del personal ni de base ni de conducción los que trabajan en la empresa, cuando las modalidades de trabajo están regidas por un convenio colectivo, fruto de la organización y la lucha de los trabajadores. Desde el Sindicato Regional de Luz y Fuerza no escatimamos en apoyar los objetivos que acordamos con la máxima conducción política del estado, La Compañera Gobernadora, que son y siguen siendo los de mayor y mejores servicios, en una provincia líder en recursos energéticos que debemos alentar su explotación de forma sustentable sin depredación, con cuidado del medio ambiente, en esos menesteres cuenten con los trabajadores; en la gran política, no en la politiquería del bene­ficio corto y el redito fácil. Defender la fuente de trabajo es nuestro mandato y lo haremos en la organización gremial que enmarca el colectivo de los trabajadores de LUZ Y FUERZA, que luchamos en todo el ámbito regional para garantizar los servicios y nuestras fuentes laborales, como lo estamos haciendo hoy en la provincia de Chubut, castigada por una interminable crisis que no sucede por responsabilidad de los trabajadores, lucha que de ser necesario no dudaremos de emprender también en Santa Cruz, si la hora así lo impone.

POR EL SINDICATO REGIONAL DE LUZ Y FUERZA DE LA PATAGONIA: ADRIANO ABELARDO VILLAGRA JUAN DOMINGO ESPINOZA SECRETARIO GREMIAL PROVINC. SECRETARIO GENERAL ADJ. ESTEBAN CASTRO SECCIONAL CALETA OLIVIA, JUAN SUBIABRE SECCIONAL RIO GALLEGOS, OMAR SONDON SECCIONAL PUERTO DESEADO, LUIS AVENDAÑO SECCIONAL CUENCA CARBONIFERA, MARCOS BERRA SECCIONAL PERITO MORENO, MARCELINO BILURON SECCIONAL PICO TRUNCADO, ITALO PEROTTI SECCIONAL EL CALAFATE, ELIANA HUENCHUR SECCIONAL COMANDANTE LUIS PIEDRA BUENA, MONICA HERNANDEZ SECCIONAL PUERTO SAN JULIAN, NOELIA CASERES SECCIONAL PUERTO SANTA CRUZ, MARIO RUIZ SECCIONAL GOBERNADOR GREGORES, LEONARDO RADBONE SECCIONAL EL CHALTEN, MIGUEL MENDEZ SECCIONAL LOS ANTIGUOS. CLAUDIO FUENTES SECCIONAL LAS HERAS.

COMENTÁ