Principio de acuerdo

Primera reunión entre los ex trabajadores de Maxia SRL y el Municipio

La Comuna inició con el pago de los haberes atrasados a los trabajadores del transporte de colectivo, comprometió las fuentes laborales y pido trabajar en conjunto para brindar un servicio acorde, aunque por el momento los vecinos tendrán que esperar. Si bien existe posesión de las instalaciones de la empresa, aún resta la entrega de las unidades. Habría acuerdo con choferes de Traffics escolares y malestar en los vecinos.

Reunión clave para el futuro del transporte urbano (CR)
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ésta ha sido una semana de mucho movimiento en lo que refiere a los distintos capítulos que hoy tiene la relación entre Maxia SRL, última empresa prestadora del servicio de transporte de colectivos y el Municipio de Río Gallegos. Como ya adelantamos en ediciones de esta semana, luego de la recusación por parte de la empresa concesionaria involucrada al juez Bersanelli, el expediente judicial quedó radicado en el Juzgado Civil Nº2 a cargo de Francisco Marinkovic, aunque por estas horas, a raíz de la carpeta médica del juez titular, el mismo está subrogado por el juez Antonio Andrade. Según pudo conocer TiempoSur no habría demasiados avances hasta el retorno de Marinkovic. Por otro lado, a últimas horas del día miércoles, la Comuna recibió el visto bueno por parte del Ministerio de Trabajo de la Provincia, para avanzar en la regularización de los atrasos salariales que la empresa mantenía con los choferes y personal de mantenimiento, justamente con quienes en el día de ayer mantuvieron la primera reunión formal.

Pasadas las 14:00, en el Gimnasio Municipal Lucho Fernández, el intendente Pablo Grasso, el secretario de Hacienda Diego Robles, y el administrador judicial de la base Río Gallegos de Maxia, José Luis Gómez, recibieron al secretario general de la UTA Rubén Aguilera y a la totalidad de los trabajadores de la ex concesionaria local.

Durante el encuentro el Jefe Comunal se refirió a la situación judicial ya conocida, les pidió paciencia a los trabajadores para restituir el servicio y se comprometió a hacer frente a la totalidad de lo adeudado por parte de la ex cocesionaria, aunque no dejó de resaltar la necesidad retomar rápidamente el servicio de transporte urbano, algo que deberá esperar ya que si bien ha tomado posesión de las instalaciones de la empresa, TiempoSur pudo conocer que lo que restaría es hacerse cargo de las unidades, por lo que deberán esperar la actuación del Juez.

Volviendo a la deuda para con los empleados del servicio, supimos que en el día de ayer se hizo efectivo el pago del mes de julio, mientras que el compromiso asumido habla de cerrar esta semana con el depósito del 20% adeudado del mes de junio, y la semana entrante el aguinaldo de mitad de año. “Los gerentes de la empresa nos decían esto todos los meses, así que veremos si esta vez es así. Por lo pronto Grasso dijo que hasta que no nos pague todo el servicio no arranca y que va a mantener la regularidad en los pagos”, dijo uno de los trabajadores que se hizo presente en la reunión.

La fuente laboral de todos ustedes está asegurada, porque se contempla en el pliego de la licitación como personal a absorber por quien venga a hacerse cargo del servicio de transporte urbano de pasajeros a la ciudad”, confirmó además el Intendente, llevando “tranquilidad” a los empleados.  

José Luis Gómez, administrador judicial, pidió “trabajar como un gran equipo” y confió en que apenas esté resuelta la cuestión judicial se podrá salir a restablecer el servicio de transporte.

 

Transporte paliativo: Una cosa tiene que ver con la otra

Esta reunión mantenida en el día de ayer, era central para los avances de la búsqueda de un sistema de transporte paliativo hasta en cuanto se pueda regularizar la situación. Como ya habíamos adelantado, unidades de Traffics escolares sería una de las soluciones pensadas, aunque hasta las últimas horas había algunas diferencias en cuanto a su implementación. Los choferes esperaban las respuestas que el Municipio les daría a los trabajadores nucleados en UTA y hoy, recién podrán avanzar con el Municipio en los últimos detalles. Según confirmó nuestro medio, un total de 9 transportistas aceptarían comenzar el lunes con el servicio punto a punto planteado por el Municipio, aunque buscarán algunas modificaciones más en el servicio.

Vale la pena mencionar que se trata de un punto a punto, sin escalas, desde los barrios hasta la Plaza San Martín, en horarios preestablecidos (los choferes quieren establecer algunas paradas). El vecino podrá comprar un cupón de ida o de ida y vuelta a un precio accesible y deberá respetar los estrictos protocolos de bioseguridad al subir a las unidades, destacando que no habrá paradas intermedias y que se establecerá un máximo de personas por vehículo, para respetar el distanciamiento en transportes públicos.

El valor del pasaje será abonado a los transportistas y se podrá adquirir un ticket de ida y vuelta o sólo de ida. Las paradas estarán ubicadas en el Cenin 4 (Avenida Perón y calle Rivero), el Dispensario María Teresa de Calcuta (Batalla Puerto Argentino entre José Ingenieros y Belgrano), el Centro Administrativo del barrio San Benito (17 y 34) y la Iglesia María de Nazareth (Pablo Neruda 745), con la posibilidad de agregar un punto más para los barrios que están frente al Aeropuerto. Hay malestar en los vecinos que viven en otros sectores de la ciudad, no incluidos en el servicio.