Educación

Presencialidad

Mientras el CPE no evalúa cambiar la metodología de la provincia, padres en distintas localidades piden aumentar la presencialidad. Las recomendaciones sanitarias entorno a la situación epidemiológica en las escuelas refuerzan la decisión del Gobierno. ADOSAC sostiene que no están dadas las condiciones y pide que se agilice la vacunación docente.

Por el momento no habrá modificaciones en el sistema.
Por el momento no habrá modificaciones en el sistema.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Al igual que en Buenos Aires, donde según han declarado a nuestro medio algunos de los más importantes profesionales de la salud del país en los últimos días, “la situación está explotando” y se alerta el colapso sanitario en Santa Cruz, con una situación aun contenida en cuanto a la ocupación hospitalaria, pero con casos en aumento, también los padres piden por el regreso a clases presenciales. O mejor dicho continúan pidiéndolo. 

Las primeras manifestaciones surgieron desde la ciudad de El Calafate e incluso con apoyo político de propios y extraños. También a fines de febrero las primeras expresiones de los padres se comenzaron a notar en Río Gallegos y a lo largo de las semanas se han ido extendiendo a lo largo de la provincia, con réplicas en Puerto Deseado, Puerto Santa Cruz, Caleta Olivia, Perito Moreno, entre otras localidades, incluso aquellas donde se practica la semipresencialidad de los alumnos.

En las últimas horas, Moira Ramón, madre autoconvocada de Río Gallegos, habló por Tiempo FM sobre la actualidad que atraviesan niños y adolescentes alejados de las aulas. “Nuestros hijos la pasan mal sin ir a la escuela”, reafirmó al recordar que “la presencialidad es un derecho de los jóvenes”. Consultada sobre la opinión de especialistas que aseguran que el ámbito educativo colaboraría en la expansión del virus, hizo mención a la postura y recomendación de la Sociedad Argentina de Pediatría, desde donde vierten una opinión más ligada a lo cognitivo y en términos de sociabilización. En cuanto a la condición edilicia de los establecimientos de la provincia, la madre autoconvocada dijo: “Sabemos que hay escuelas que si están en condiciones de abrir. Muchas escuelas compraron insumos y el CPE no los deja abrir”, y aseguró: “Las escuelas son lugares de control y prevención”.

En nuestra provincia, pese a las últimas medidas adoptadas por el Gobierno Nacional, la cartera educativa ha tomado la decisión, por el momento, y confirmado por el vicepresidente del Consejo Provincial de Educación, Ismael Enrique, de “continuar con el sistema de presencialidad combinada, mientras se analiza la situación epidemiológica de cada localidad”. El mismo funcionario ha manifestado que “el alto nivel de contagios y fallecidos que se viene presentando en todo el territorio parece darle la razón a la estrategia que el Consejo Provincial de Educación viene llevando desde que comenzó este nuevo ciclo lectivo”.

Por su parte, desde el gremio de ADOSAC han ratificado la postura en cuanto a la presencialidad y la falta de condiciones, en principio solicitando agilizar el proceso vacunatorio para los trabajadores del sector. Más allá de una serie de reclamos que han hecho saber luego del congreso extraordinario del pasado 15 de abril, lejos de marchar por mejorar en las condiciones de trabajos en virtualidad, ha acompañado los reclamos del sector de salud en el marco de la “caravana blanca por la dignidad”.

COMENTÁ