Reino Unido

Por qué el Príncipe Felipe no era rey

A pesar de haber estado casado con la Reina Isabel por 73 años, nunca recibió el máximo cargo de familia real británica.

Príncipe Felipe
COMPARTÍ ESTA NOTA

A pesar de haber estado casado con la Reina Isabel II de Inglaterra por 73 años, el recientemente fallecido Príncipe Felipe nunca recibió el título de rey.

La razón por la cual nunca pudo acceder al máximo cargo de la realeza británica se debe a una ley parlamentaria sobre la sucesión, la cual toma en cuenta el género del consorte a la hora de asignarle títulos.

Según esta ley, la esposa de un hombre que llega a ser rey será considerada reina consorte. La Reina Madre, la madre de la actual monarca, llevaba este título por haberse casado con el Rey Jorge VI.

En el caso de los hombres que se casan con mujeres que son reinas, por otra parte, sólo pueden recibir el título de príncipe consorte.

De acuerdo a especialistas en protocolo real, esto se debe a que el título "reina" puede ser usado tanto para referirse a una monarca, como para aplicarse a un rol ceremonial. El título de "rey", por otra parte, solo puede ser usado en referencia a un monarca, y no tiene uso ceremonial.

Al momento de casarse con la Reina Isabel en 1947, Philip Mountbatten, tal el nombre del Príncipe Felipe hasta ese momento, recibió tres títulos nobiliarios: Duque de Edimburgo, Conde de Merioneth y Barón de Greenwich.

En 1957, diez años después del casamiento, la reina usó una patente real (un tipo de documento usado por la realeza para conferir un cargo) para nombrar a Felipe como Príncipe Oficial del Reino Unido, y dispuso que pasase a ser conocido como "Su Alteza Real, el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo".

El Príncipe Felipe había nacido en el seno de la familia real griega, y estaba también relacionado con la realeza danesa. Su familia abandonó Grecia en un momento de turbulencia política, y se estableció en Francia. Luego adoptó el apellido Mountbatten, cuando se convirtió en ciudadano británico.

Sin embargo, para poder casarse con Isabel debió renunciar a todos sus títulos nobiliarios anteriores. 

Fuente Clarín.