Razones de los incendios en Chubut y Río Negro

¿Por qué arde la Comarca Andina?

3 claves para que entiendas por qué arde una de las zonas más bellas de la Tierra.

¿Por qué arde la Comarca Andina?
¿Por qué arde la Comarca Andina?
COMPARTÍ ESTA NOTA

Momentos de zozobra y angustia en la Patagonia. Te lo explicamos en TiempoSur en 3 claves para que entiendas por qué arde una de las zonas más bellas de la Tierra. Brigadistas santacruceños están prestos a viajar apenas sean convocados por el Plan Nacional de Manejo del Fuego del Ministerio de Ambiente de Nación y en horas de la mañana del 12 de marzo, de confirmarse dicha convocatoria, estarían partiendo por vía terrestre al límite entre Chubut y Río Negro, con la misión de combatir un fuego que pese a la llovizna sigue atizándose con 100 focos activos, según nos aseveró el presidente del Consejo Agrario Provincial, Javier De Urquiza. Expertiz santacruceña en los hombres de la Brigada de Hierro, a través de la Dirección Brigada de Incendios Forestales, otra vez en primera línea ante el llamado de ayuda. Testimonio de una santacruceña que estuvo hace días en la región con su familia.

Ecocidio: Destrucción de gran parte del medio ambiente de un territorio, especialmente si es intencionada e irreversible.

 

1-¿Qué zona se está incendiando?

El fuego inició el pasado martes en un sector conocido como Las Golondrinas, casi al mismo tiempo de que comenzó otro incendio en el Cerro Radal que se descontroló por la acción del viento y las altas temperaturas. El viento propagó las llamas rápidamente arrasando bosques y viviendas y causando quemaduras a decenas de personas, algunas de ellas de gravedad. Algunas de las localidades en serio peligro por los incendios son Lago Puelo, El Hoyo, Cholila, El Maitén y Epuyén, al norte de la provincia del Chubut, en la Patagonia. El Gobierno argentino envió el miércoles 10 de marzo más de 60 brigadistas de distintas provincias para combatir las llamas que se propagaron y que han destruido unas 2000 hectáreas. Según las autoridades, entre las primeras causas de los incendios forestales se encuentra el uso del fuego para la preparación de áreas de pastoreo. También las fogatas y las colillas de cigarrillos mal apagadas. El fuego rodeó la localidad de El Hoyo y hubo entre 20 y 30 heridos leves, además de casas quemadas cuyo número todavía no fue precisado por las autoridades.

2-¿Porqué es tan perjudicial el Pino en la Patagonia?

En el Norte de la Patagonia Andina la introducción de coníferas arbóreas se inició entre 1910 y 1940 en la Isla Victoria, pero adquirió relevancia a partir de la década del ‘70 con la implantación de macizos forestales con fines productivos. Hasta el momento hay aproximadamente entre 70.000 y 80.000 ha de forestaciones distribuidas en Neuquén, Río Negro y Chubut, principalmente de Pinus ponderosa Doug (Laws) (pino ponderosa) y en menor proporción de Pseudotsuga menziesii (Mirb) Franco (pino oregón) y Pinus contorta Dougl. (pino murrayana).

El ‘’sotobosque’’ de la Patagonia, que mantiene la humedad en el suelo, va desapareciendo ante la voracidad de agua de las plantaciones endógenas de pinos, vale como ejemplo la foto demostrativa entre un bosque con sotobosque y otro sin él.

El problema no es la “falta de limpieza” del bosque, o no solo. Cuando el ecosistema es sano y biodiverso, los herbívoros pueden prosperar y se encargan de comer la hierba, además de los frutos. Pero en esas plantaciones de árboles la presencia de animales es baja porque, a ver quién aguanta en un entorno tan inhóspito, tan anti-vida. Es hora de diferenciar un bosque “con” pinos y otras especies, de una plantación “de” pinos, porque no es lo mismo. Los eucaliptales son aún peor.

En la gestión tradicional del bosque, los vecinos se encargaban de recoger la leña, que era la parte que los animales no podían comer. El gran cambio llegó con la sustitución del bosque por la “explotación forestal”. Si tratás la tierra como una mera fábrica expendedora de madera, sin una mínima visión ecosistémica ni con conciencia de su importancia, el resultado solo puede ser desastroso y no sólo en términos de biodiversidad. En la zona de la Comarca Andina circundante a los límites de Chubut y Río Negro, ya se habla de ‘’megapinería’’, en clara alusión a la megaminería a cielo abierto que tanta polémica genera entre los ambientalistas y sectores de la sociedad civil.

 

3-Desesperación humana

Esta vez se dio un fenómeno muy particular con la llegada del fuego a las casas de los pobladores y la destrucción de las mismas, DETALLE NO MENOR Y A LA VEZ QUE NO SE HABÍA REGISTRADO DE UNA MANERA TAN NOTABLE CON ANTERIORIDAD. Al momento de escribir esta nota, se encuentran 15 seres humanos desaparecidos, no se sabe si aislados en sectores rodeados por el fuego o víctimas mortales de la propagación de las llamas, aunque las versiones más fuertes se inclinan por la primera opción.

Este miércoles, y en conferencia de prensa, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, dijo que el fuego fue intencional, por lo que iba a presentarse ante la Justicia para hacer una denuncia y además informó que había 15 personas desaparecidas. Sin embargo, autoridades provinciales y locales confirmaron que hubo una sola persona herida de gravedad y se descartaron desapariciones aunque se trabajaba en el cruce de datos de evacuados y autoevacuados. "Los especialistas indican que quien lo hizo sabía muy bien lo que hacía", dijo el funcionario.

Incendio en El Hoyo

El intendente de El HoyoPol Huisman, remarcó que "no hay anoticiamiento de personas desaparecidas aunque sí hay personas que no se encuentran, a causa de la falta de telefonía y energía eléctrica". "Tenemos autoevacuados y necesitamos esa información" y pidió a las personas que se autoevacuaron que se comuniquen para dar información sobre su ubicación.

Además, en conferencia de prensa, Huisman confirmó que el incendio sigue activo en la cordillera y que no había energía en la Comarca y en El Hoyo tampoco había agua.

Sol Jampi es una bonaerense que reside en Gobernador Gregores y le cuenta a TiempoSur su experiencia reciente en El Hoyo junto a su familia: ‘’Vivo hace 22 años en la Patagonia y nunca había conocido la Ruta 40. La verdad que al llegar era todo asombro por los paisajes, la claridad de las aguas, la tranquilidad de respirar aire puro y la gente tan amorosa. Los días fueron muy bellos y acompañaron a unas semanas de descanso y relax, en un ecosistema muy amigable y que notamos muy equilibrado. Lo único que puedo decir es que ver las imágenes de los incendios nos destroza el corazón, estuvimos ahí antes de que se desate un infierno en lo que conocimos como un paraíso’’.

COMENTÁ