Siempre tengamos memoria

Por la verdad y la justicia

La fecha fue establecida en el año 2002 por Ley de la Nación N°25.633, cuyo artículo 1º establece: “Institúyase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976.

Esta fecha es para reflexionar y decir Nunca Más.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es el día en el que se conmemora en Argentina a las víctimas de la última dictadura militar, autodenominada “Proceso de Reorganización Nacional”, que usurpó el gobierno del Estado nacional argentino entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983.

El objetivo es construir colectivamente una jornada de reflexión y análisis crítico de la historia reciente, y se comprenda los alcances de las graves consecuencias económicas, sociales y políticas de la última dictadura militar y la sociedad se comprometa activamente en la defensa de la vigencia de los derechos y las garantías establecidos por la Constitución Nacional, y del régimen político democrático.

 

Modelo de conducta, de lucha y de compromiso

El presidente Alberto Fernández encabezó ayer en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada un acto de homenaje a las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo por los 45 años de lucha en defensa de los derechos humanos, en el que entregó por única vez los premios Juana Azurduy, con motivo de la conmemoración de un nuevo aniversario del golpe cívico militar de 1976.

“Este es el reconocimiento de una sociedad que tiene memoria, que recuerda y que sabe que en el medio de la tragedia argentina hubo un grupo de mujeres con el coraje que la sociedad no tuvo, y que el coraje de esas mujeres nos permitió ver lo más cruel y lo más miserable de aquella dictadura”, dijo el Jefe de Estado.

El mandatario aseguró que las Madres y Abuelas “son definitivamente un modelo a seguir por cada argentino y cada argentina. Ellas por ahí no se dieron cuenta, no lo advirtieron pero la sociedad las terminó viendo como un ejemplo, como un modelo de conducta, como un modelo de lucha, como un modelo de compromiso”.

“Nos hicieron ser una mejor sociedad”, remarcó e indicó que “su tarea inmensa” fue “reconocida en el mundo entero” por su lucha y por su visión al desarrollar el Banco Nacional de Datos Genéticos para poder encontrar a sus nietos y nietas apropiados por los genocidas.

Acompañado por el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, el Presidente convocó a “aprovechar este encuentro para explicarles a los más jóvenes, a los que tuvieron la suerte de haber nacido en democracia, que hubo un tiempo en la Argentina donde la democracia no existía. Donde los atropellos no fueron solo a la ideología del otro, sino que se llevaron la vida de gente inocente por el solo hecho de pensar”.

Por su parte, el secretario Pietragalla Corti dijo que “nuestras Madres y Abuelas tuvieron un rol fundamental en el peor momento del terrorismo de Estado, en las falencias que iba teniendo la democracia a partir de retrocesos que íbamos teniendo pero también de conquistas”.

“En los peores momentos del neoliberalismo de nuestra democracia nuestras madres y abuelas fueron un pilar y gracias a eso Argentina tiene hoy un piso totalmente distinto en políticas de Memoria, Verdad y Justicia”, afirmó.

El mandatario compartió el acto con Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo), Taty Almeida (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora) y Lita Boitano (Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas).

“Llevamos la democracia más larga de nuestra historia de vida política y tenemos que cuidarla y eso es compartir los momentos buenos y no tan buenos pero resolverlos con el criterio de la unidad”, dijo  Estela de Carlotto.

“Yo llevo flores al cementerio, pero la llaga está adentro. Si la llaga la transformamos en lucha, en unidad, en defensa de nuestra soberanía desde el cielo, de donde estén los 30 mil van a estar disfrutando con nosotros estos tiempos”, reflexionó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo.

Por su parte, Taty Almeida dedicó un mensaje a los jóvenes a quienes definió como “nuestra esperanza y tranquilidad y sabemos que van a seguir luchando, porque la única lucha que se pierde es la que se abandona y nosotras, aunque sea con bastones, vamos a seguir luchando”.

Tanto las representantes de Madres y Abuelas como el Presidente destacaron la importancia de la iniciativa impulsada desde los organismos de Derechos Humanos de plantar árboles en recuerdo de los 30.000 desaparecidos a lo largo y ancho de todo el país, como forma de recordar el 24 de marzo sin marchar dado el contexto de la pandemia de COVID-19.

“A mí me está pasando que nunca estuve más cerca de mis hijos como este año para el 24 de marzo no lo digo para llorar sino con lo que siempre nos acompañó la búsqueda, la calma, el duelo pero también la alegría para luchar”, remarcó Lita Boitano.

Además, estuvieron conectadas vía Zoom desde diferentes puntos del territorio, 40 Madres y Abuelas que recibieron este reconocimiento oficial, en vida, por parte del Estado nacional.

La distinción fue creada por el Decreto 188/2021 y es otorgada a 71 mujeres que entregaron la mitad de su vida a la lucha para obtener justicia por los crímenes de lesa humanidad, perpetrados por la dictadura cívico militar, de los que fueron víctimas sus hijos, hijas, nietas y nietos.

Lleva el nombre de Juana Azurduy por haber sido una mujer esencial para el proceso emancipatorio en la región y haber participado en el siglo XIX en la lucha por la Independencia de las nacientes patrias sudamericanas.

Se encontraban comunicadas a través de videoconferencia las Madres y Abuelas Buscarita Roa;  Alba Lanzillotto; Sonia Herminia Torres; Carmen Ledda Barreiro; Emilce Noemí Flores; Ángela Barilli; Carmen Lorefice; Carmen de Lareu; Enriqueta Rodríguez de Maroni; Sara Laskier Rus; Haydee Gastelu de García Buela; Clara Burzny de Weinstein; Vera de Jarach; Irma Scrivo de Morresi; Herenia Sánchez de Viamonte; Alba Zunilda Isolina, y Carmen Ramiro de Guede.

Además estaban conectadas Inés Ragni (Neuquén); Dolores de Rigoni (Neuquén); Miriam Rosenberg (Córdoba); Yolanda Torres (Córdoba); Josefa Pepa Pusek de Galván (Córdoba); Beba Cuello de Arias (Córdoba); Sara Coca Luján de Molina (Córdoba);  Mercedes Toloza de Bustos (Córdoba) y Pabla Pituca Avendaño (Córdoba). También participaron de manera virtual Marcela Brizuela de Ledo (La Rioja); Angelina Caterino de Castro (Mendoza); María Rech de Cazorla (San Luis);  Otilia Acuña de Elías (Santa Fe); Olga Barrera de Suárez (Santa Fe); Blanca de Vicente (Santiago del Estero); Olga de Zurita (Santiago de Estero);  María Martínez de Canfaila (San Luis), y Sara Monzón de Gómez (Formosa).

 

Plantar memoria

El Gobierno de Santa Cruz diariamente reafirma su compromiso con los Derechos Humanos, y en el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, se suma a una campaña federal que invita a plantar vida.

En el contexto actual de pandemia, que no permite realizar las históricas marchas, los organismos de derechos humanos, Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, solicitaron seguir cuidándonos entre todos, por lo que convocaron a una campaña federal que mantenga viva la Memoria Colectiva para que Nunca Más el pueblo argentino padezca la violación sistemática a los derechos humanos, la desaparición y apropiación de niños y niñas que aún seguimos buscando.

“El presente nos encuentra poniendo al país nuevamente de pie, trabajando en la consolidación continua de la democracia para lograr una sociedad con plena justicia social. Sin dudas, aquella generación que nos fue arrebatada por tan cruento sistema dictatorial, se movilizaba y organizaba por profundo compromiso destinado a lograr una sociedad más justa”, enfatizaron desde el Estado santacruceño.

Y en este marco afirma: “En la Memoria Viva que mantenemos por aquellos 30000 detenidos-desaparecidos, cada 24 de marzo nos convocamos por la Memoria, la Verdad y la Justica. Este año, invitamos a plantar en cada rincón, en cada casa, de nuestra provincia una semilla, un árbol, una planta por la vida”.

En el 2021 también se cumplen 100 de la Patagonia Trágica, un siglo de las huelgas obreras que fueron avasalladas por el Ejército Argentino durante los años 1920 y 1921, esa violación también sistemática a los derechos humanos marcó la identidad santacruceña, y también es símbolo de la Memoria por la Verdad y la Justicia. Por eso –enfatiza- “este 24 de marzo conmemoramos de igual manera a los más de 1500 obreros fusilados en aquellos años, manteniéndolos presentes para nunca más dar lugar al silencio y al olvido”.

Así el Gobierno de Santa Cruz reafirma su compromiso pleno con los derechos humanos, construyendo diariamente y de manera colectiva para lograr una sociedad que cada día logre mayor equidad social. Y retomando las palabras de Alicia “los derechos sociales son derechos humanos” y caminan de la mano de los pilares de Memoria, Verdad y Justicia.

 

Jornada de reflexión

Hoy, de 14:00 a 17:00, en las instalaciones de la Sala Futura (Paso de Los Arrieros 2370) la Municipalidad de Río Gallegos, a través de la Secretaría de Desarrollo Comunitario y otras áreas, efectuará la Jornada de Reflexión por el 24 de Marzo denominada “Día de la Memoria Por la Verdad y La Justicia”. La actividad consistirá en una exposición de fotografías de las 13 personas desaparecidas en Santa Cruz, además de una muestra de pinturas alusivas.

En la jornada se propiciará un café literario a cargo de Mariana Castellano, y creaciones en vivo de artistas locales. También habrá una radio abierta con transmisión online a través de las páginas de la Casa de la Juventud y la Municipalidad de Río Gallegos, con la presencia de invitados especiales.

Asimismo, se presentará el cuadro de danzas Nunca Más a cargo de la profesora Marcela Rivero, un show artístico y entrega de plantines a cargo de la Dirección de Espacios Verdes.

Cabe destacar que el público podrá acudir respetando la distancia social y el uso del tapabocas.

En referencia a la actividad, Alejandra Vázquez, secretaria de Desarrollo Comunitario del Municipio, reflexionó: “Seguir concientizando de lo que ha significado recuperar la democracia y seguir manteniéndola, se hace primordial seguir explicando a las nuevas generaciones que este capítulo negro de nuestra historia no puede volver a repetirse ya que muchas personas vivimos estos momentos (en lo personal lo he vivido) y que esto no vuelva a repetirse”.

Entre las distintas propuestas, se destaca que la Dirección de Espacios Verdes, dependiente de la Secretaría de Obras Públicas y Urbanismo, preparó especialmente una gran cantidad de plantines de distintas especies para entregar a vecinos y vecinas.

 

Por los 30 mil desaparecidos

Autoridades del Rectorado de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, integrantes del equipo de gestión y trabajadores no docentes se sumaron a la campaña nacional “Plantamos Memoria”, impulsada por Organismos de Derechos Humanos al cumplirse mañana 45 años del golpe cívico- militar de 1976 y en el marco de las actividades por el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia.

La actividad, encabezada por el Rector, Ing. Hugo Rojas y la vicerrectora, Prof. Roxana Puebla, se llevó a cabo en los edificios de Lisandro De la Torre 860, B. Rivadavia 265 y Gobernador Lista 729 de Río Gallegos, donde se plantaron distintos ejemplares en representación y en memoria de los 30 mil detenidos desaparecidos durante la dictadura.

La plantación se realizó bajo la modalidad de 'acciones espontáneas', en actos muy breves y sin protocolo, ya que el objetivo de la propuesta es evitar la concentración de personas por la situación sanitaria que atraviesa el país.

La iniciativa, planteada como una alternativa a las tradicionales movilizaciones que se realizan cada año, apunta a que el recuerdo de los 30 mil detenidos-desaparecidos pueda “estar presente y trascender a la virtualidad a través de las redes sociales, para poner la memoria en acción”, según afirmaron a través del comunicado de Prensa realizado  por Abuelas de Plaza de Mayo.

 

“Cualquier interrupción de un gobierno elegido es nociva”

El vicepresidente de la Unión Cívica Radical Santa Cruz, Alberto Lozano, hizo referencia a una nueva conmemoración del 24 de marzo, Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, “fecha significativa que nos exhorta al recuerdo y a la reflexión”.

El profesor aludió a la fecha reflexionando que  “algunos vivieron esa época, otros la conocen por comentarios y muchos no la tienen presente. Pero este día implica el inicio de una historia, trágica, siniestra y cruenta para el pueblo argentino. Se interrumpe la vida en democracia”.

En tal contexto “desaparecieron los partidos políticos, se cercenaron derechos constitucionales, la libertad fue conculcada; y cualquier posibilidad de reunión de gremios, estudiantes, trabajadores o ciudadanos fue vedada. Además la prensa fue tutelada igual que teatros, cines o cualquier otra actividad cultural, con escritores, cantantes, actores prohibidos y perseguidos”.

“Años de tortura desaparición y muerte. Muchos argentinos exiliados y otros en la clandestinidad, porque cualquier sospecha, cualquier indicio era suficiente para ser detenido y privado de la libertad”, agregó Lozano.

“Este -continuó- es un hecho que no puede pasar desapercibido. Cuando uno pierde la libertad es despojado de un bien preciado, de la posibilidad de disentir, de opinar, de tener pensamiento crítico y reflexivo, de elegir o ser elegido, de participar y ser protagonista de los cambios necesarios en la sociedad”.

El Vicepresidente de la UCR enfatizó en que seguramente con errores, pero también con aciertos, se pueden lograr los objetivos con los recursos que nos da la democracia, para enderezar conductas y fortalecer valores. “Cualquier interrupción de un gobierno elegido es nociva, la dictadura nunca es buena, ni lo son quienes alientan los quiebres institucionales”.

Alberto Lozano habló de la importancia de recordar los acontecimientos que motivaron a último golpe de estado con el gobierno de facto que se instaló en 1976. “Indudablemente encontraremos varios responsables, desgobierno e intereses ilegítimos, pero también nos daremos cuenta que nada justifica un golpe cívico militar”.

Para finalizar sentenció: “Hemos pagado un alto costo, pero hoy llevamos 37 años ininterrumpidos de gobiernos elegidos por el voto popular. Asimismo necesitamos que aquellos que gestionan y gobiernan, lo hagan al amparo de las leyes e instituciones, respetando el disenso, el aporte de las minorías y que las legitimidades de los actos de gobierno se encuentren amparados y sujetos a los intereses de la República. La democracia es imperfecta, también frágil, pero la mejor forma de salvaguardarla es con más y mejor democracia. Esa debe ser la premisa de todos los ciudadanos y mucho más de los que nos gobiernan”.