Cámara Criminal

Piden tres años de condena para imputado por disparar contra un auto

El hecho ocurrió en noviembre de 2012, cuando Gómez disparó contra el auto de la pareja de su ex novia. Él mismo en su momento se entregó voluntariamente a la policía y en el 2014 la causa fue elevada. En el día de ayer se llevó a cabo el juicio y el presidente determinó que el próximo 12 de marzo habrá sentencia.

Cámara Criminal
COMPARTÍ ESTA NOTA

En el transcurso de la mañana del día de ayer, alrededor de las 09:00, se llevó a cabo el juicio contra Gómez, un hombre de aproximadamente 29 años oriundo de Tucumán que, en el año 2012, atacó un Ford Escort de otro hombre que estaba saliendo con su ex pareja.

En el interior del rodado iba una nena de dos años que salió ilesa.

La causa está caratulada como "tenencia ilegal de arma de guerra en concurso ideal con amenazas calificadas".

El hecho

Cabe recordar que en noviembre del 2012, la pareja de Gómez, Jimena, decidió terminar la relación que ambos mantenían.

Las semanas posteriores a la ruptura la mujer fue constantemente perseguida por el hombre.

Asimismo, en su momento se pudo saber que la joven había comenzando una relación con un hombre de apellido Barría y eso no fue del agrado de Gómez.

No obstante, el ahora imputado supo que su ex pareja había empezado una vida junto a otro hombre.

Conociendo el auto de la nueva pareja, el acusado espiaba cuando pasaba a buscar a su ex pareja a su casa del barrio APAP.

Por otra parte, según la ampliación de la denuncia, Barría aseguró que en una oportunidad lo quiso chocar.

El ataque se registró en la esquina de Avenida Beccar y Avenida Gregores de Río Gallegos, a metros de una conocida concesionaria de autos.

En el Ford Escort ese encontraba Barría junto a un amigo, la pareja y la hermanita de ella, una nena de dos años, mientras que en el Fiat Uno circulaba solamente Gómez.

Posteriormente a esto, en su momento, el imputado comenzó a insultar a los ocupantes del rodado anteriormente mencionado.

Luego de los insultos Gómez decidió sacar una pistola calibre 11.25, disparó al auto y luego se dio a la fuga.

Fue entonces cuando los damnificados pidieron auxilio y luego se fueron a radicar la denuncia en la Seccional Quinta.

 

Detención

Gómez, después de hacer un par de cuadras con el auto, cayó en la cuenta de lo que había hecho.

Según consta en los peritajes de su celular, envió algunos mensajes, entre ellos a su ex pareja.

En dichos mensajes la joven le recriminó con insultos que en el auto se encontraba la hermanita de ella, a lo que Gómez respondió en su momento que iba a matar a la actual pareja.

Asimismo, el hombre mandó otro mensaje manifestando que había dejado una carta y que se iba a quitar la vida por el hecho cometido.

Minutos después, Gómez se hizo presente en la Seccional Quinta y dijo que el arma la había arrojado en la ría.

Luego se sabría que no era así, ya que la había escondido dentro de una mochila en el techo de la casa de su tía.

La policía halló dicha pistola al día siguiente durante un allanamiento en la morada.

No obstante, gracias a la información brindada a este medio en su momento, el hombre, cumplidos los plazos legales estipulados de seis horas, recuperó su libertad, no sin antes fijar domicilio.

Por último, en 2014 la causa fue elevada a juicio.

El juicio

El juicio de Gómez se llevó a cabo en las instalaciones de la Cámara Criminal, donde el Tribunal estuvo compuesto por los Doctores Eduardo López, Diego Lerena y el Presidente Jorge Daniel Yance.

La Secretaría estuvo a cargo de la Doctora María Aguilar.

Formaron también parte del debate el Doctor Iván Ramos Saldivia como Fiscal de Cámara, el imputado Gómez y la Defensoría Oficial a cargo de la Doctora Adriana Peralta.

Asimismo, durante del desarrollo se leyó la elevación a juicio sobre el caso, en el cual se detallaron todas las pruebas, mensajes de texto, pericias, allanamiento, etc.

Posteriormente se preguntó sobre si habían nuevas pruebas para presentar en el juicio, a lo cual tanto el Fiscal de la Cámara como la Defensoría manifestaron que no había ninguna.

Posteriormente a esto el presidente le preguntó al imputado Gómez si tenía la intención de prestar declaración, cuya respuesta fue negativa.

Luego, Yance se refirió a la cantidad de testigos comparecientes presentes o dispuestos a prestar declaración, a lo cual se confirmaron cuatro para prestar testimonio de lo ocurrido en el mes de noviembre del 2012.

 

Testimonios

En el transcurso del juicio fueron un total de cuatro los testigos que prestaron declaración en la causa de Gómez.

Asimismo, cabe aclarar que dos testigos no estuvieron comparecientes, ya que uno falleció en el año 2016 y el otro, la ex pareja, se encuentra viviendo en otra provincia.

Testigos

El primer testigo fue un ex policía de la Comisaría División Quinta quien fue el que recibió a Gómez el día que se entregó.

El Fiscal ante esto le consultó si recordaba algo de ese día, a lo que el señor respondió: "Yo me acuerdo que estaba solo ese día en la dependencia y este hombre me dice lo que había hecho e inmediatamente llamé a la Tercera, porque el altercado era en jurisdicción de ellos".

No obstante, se le preguntó sobre el arma que había utilizado para atacar el rodado Ford Escort, el ex policía expresó: "Me acuerdo que me dijo que la había tirado en la zona de la ría".

El segundo testigo fue el marido de la tía del joven, al que se le consultó sobre cómo se enteró del hecho, a lo que aseguró que "yo me encontraba trabajando y sinceramente no me acuerdo cómo me enteré de lo sucedido, seguramente fue mi señora quien me avisó".

A su vez, también se le consultó de quién era el arma encontrada en su vivienda, el señor afirmó que "ni yo, ni mi mujer tenemos o manejamos armas, no sé de quién es el arma y ni cómo apareció en el techo de mi casa".

Por último, se le preguntó sobre la conducta del joven, el hombre afirmó que "durante el tiempo que vivió con nosotros fue un chico con muy buena conducta que estudiaba y que no traía problemas".

El tercer testigo fue la tía de Gómez a la cual se le preguntó sobre el allanamiento realizado en su casa y aseveró: "La verdad que a mí me llama la policía diciéndome que tenía que ir a la Comisaría porque habían allanado mi casa y la verdad que yo a esa hora estaba durmiendo en mi casa, porque yo trabajaba en el Hospital de 22:00 a 06:00".

Asimismo, el Fiscal le consultó también sobre si el auto de Gómez se encontraba ese día que se realizó el allanamiento, la tía expresó: "Yo, cuando llegué, vi el auto y pensé que se había peleado con la novia y se quedó a dormir en el auto, porque ya llaves de la casa no tenía, pero no sospeché de nada".

No obstante, el cuarto testigo que era un vecino de Gómez no aportó mucha declaración, ya que no se acordaba casi nada de lo ocurrido y lo declarado en el año 2012.

Por último, al no poder tener físicamente a la ex pareja y tampoco contactarla, se leyó la testimonial de instrucción.

Alegatos

Luego de escuchar las declaraciones de los cuatro testigos, se procedió a revisar los alegatos del Fiscal y de la Defensoría.

El fiscal Saldivia manifestó una pena de tres años y medio por tenencia de armas de guerra y amenazas calificadas contra la ex pareja y pareja en su momento.

En tanto la Defensora Peralta, expresó que por haber sido su primer delito, haber formado una familia, por no tener antecedes y por no tener otra conducta de este estilo durante aproximadamente siete años, pidieron la absolución del joven y de no ser así la pena mínima.

Sentencia

Finalizados los alegatos de ambas partes el presidente del Tribunal Jorge Daniel Yance manifestó que el 12 de marzo al mediodía del corriente año se dictará la resolución en el caso de Gómez.