Cuenca Austral

Petroleros iniciaron medidas y van por más del 60% de sueldo que proponen las cámaras

El reclamo se circunscribe a dos operadoras de la Zona Sur y a algunas de sus contratistas, por haber pagado el 60% del sueldo a los operarios afiliados al Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Santa Cruz. Desde el gremio denunciaron que las empresas de la Zona Sur no perdieron plata en la cuarentena. “No perdieron y ahorraron dinero por no subir a esa gente al trabajo”, expresaron.

El reclamo se realizó fuera de las oficinas de una de las operadoras. (C.G.).
COMPARTÍ ESTA NOTA

Ayer, el Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz, retomó el reclamo que había iniciado el mes pasado por el descuento que les hicieron a los trabajadores que no cumplieron servicios en los yacimientos, conflicto que había entrado en un proceso de negociación luego que el Ministerio de Trabajo de la provincia dictara la conciliación obligatoria.

Cumplidos los 15 días de plazo, las partes no llegaron a un acuerdo y la comisión directiva del sindicato que conduce Claudio Vidal, decidió iniciar una medida de fuerza que incluyó operadoras, y algunas de las contratistas que se desempeñan en la zona sur de Santa Cruz.

En ese contexto, pasado el mediodía, el gremio de Petroleros Privados montó una carpa en la intersección de las calles Alberdi y Sarmiento de esta capital, donde visibilizaron su reclamo. Lionel Gómez, uno de sus referentes, indicó a TiempoSur que las operadoras de la Cuenca Austral no perdieron plata durante los meses de cuarentena. Para comenzar, hizo un poco de historia sobre cómo inició el conflicto. Sostuvo que cuando arrancó la cuarentena el personal de mantenimiento quedó en la casa, los de turno, quedaron en el yacimiento y se propuso un diagrama de 16 por 16. “No se perdió un metro cúbico ni de petróleo ni de gas. Hicimos un panorama histórico, demostrando que no hubo pérdida, por lo que alegamos que no hay crisis a nivel local”, afirmó.

En la Cuenca Austral “no hubo baja” insistió Gómez al tiempo que precisó que el 60% del gas que sacan es el que cobran por ese concepto: “Tienen un valor diferencial que el resto no lo cobra”, subrayó.

 

La homologación del Acuerdo con las Cámaras- La discusión por los trabajadores que se quedan en su casa sin subir al yacimiento arrancó hace más de un mes. El conflicto se zanjó cuando los gremios petroleros del país, incluidos la Federación del Petróleo, Gas y Biocombustible firmaron el acuerdo con las cámaras CEPH y CEOPE, que encuadró a los trabajadores que no estaban cumpliendo tareas efectivas en los yacimientos en el artículo 223 bis, es decir, en situación de suspensión por fuerza mayor.

Pero Petroleros Privados fue -en ese momento- el único que no firmó el acuerdo. Ayer, Lionel Gómez habló de este tema: “Quieren dejar a toda esa gente en la casa, con el concepto del 223 bis; pero páguenle todo el salario porque no perdieron y ahorraron dinero por no subir a esa gente al trabajo”, enfatizó. “La producción se la garantizo el sindicato manteniendo la misma producción, además tiene el precio diferencial del gas y ahora el barril criollo en crudo; y a la gente le pretenden pagar el 60% sin aportes”.

Ante esto, resaltó que finalmente el gremio que conduce Claudio Vidal, firmó el acuerdo con las dos cámaras empresariales pero que, a diferencia de los otros gremios petroleros, tiene dos puntos importantes: Uno de ellos es que, si bien aceptan una reducción de lo que cobran los trabajadores que no estén en yacimiento, aclararon que el 60% es el piso.

Hoy (por ayer) salió la homologación y a los afiliados nuestros no les pagaron lo que corresponde, fue un apriete de la operadora. Que demuestren la crisis con números, la producción está toda declarada en Energía; si demuestran que hay crisis, aceptamos el 50% y no exigimos más, pero la realidad es que aumentaron la ganancia en estos últimos meses”, manifestó.

Y añadió: “Hace cosa de 15 días adherimos con 2 cláusulas que modificamos, una que el 60% es el piso, y solicitamos una apertura de negociación para mejorar ese 60%. Y la otra cláusula es que los 10 mil pesos de cuota sindical extraordinaria, el sindicato no quiere los 10 mil pesos y quiere que se lo traslade a los afiliados”, dijo.

Cabe destacar que al cierre de la edición impresa seguían las negociaciones. La medida consiste en quite de colaboración sin afectar la producción y el personal de mantenimiento de retención de tareas.