Yacimientos

Petroleros garantizan la producción con guardias de 24 horas

Petroleros Privados conformó un ambicioso esquema para que los dos equipos de pulling de YPF trabajen las 24 horas con turnos rotativos de lunes a lunes. También hicieron turnos de operarios que suben al yacimiento para llevar viandas y limpiar.

Alberto Weretilneck.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los yacimientos de Santa Cruz se encuentran en actividad, lo cual da un respiro a las alicaídas arcas provinciales que necesitan del flujo de ingreso de regalías hidrocarburíferas como agua en el desierto.

Es que la caída del precio internacional del crudo, sumado a la pandemia de Coronavirus, han generado una merma importante en los recursos, lo cual impacta de lleno en el Presupuesto de Santa Cruz.

Ayer, TiempoSur pudo saber que el gremio de Petroleros Privados conformó un ambicioso esquema para que los dos equipos de pulling trabajen las 24 horas con turnos rotativos de lunes a lunes.

Además de eso, se sumó a la operación otro equipo más de pulling con el mismo diagrama y turno. También aparte del Hot Oil que ya estaba operativo sumaron tres más que saldrían a partir de hoy.

En tanto, también trascendió que hay turnos de trabajadores que suben al yacimiento para llevar viandas y realizar la limpieza al sector de YPF.

Para que no quede ningún detalle por ver, desde el sindicato que conduce Claudio Vidal siguen hablando con esta última operadora por temas lavadero de caños y depósito en almacenes.

 

Barril criollo- Los precios del petróleo –desde finales del 2019 a esta parte- vienen en caída libre en los mercados de Nueva York y Londres, como consecuencia del avance del Coronavirus y la incertidumbre sobre si medidas económicas, como la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos de rebajar su tasa de interés, contribuirán a detener la caída en la economía mundial por la fuerte propagación del brote.

Todas las provincias productoras están sufriendo esta caída. Ayer, el diputado nacional Pablo González (Frente de Todos) indicó por Tiempo FM que en el Congreso de la Nación se presentó un proyecto para volver a implementar el barril criollo.

Esta medida es compartida por las provincias que integran la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos) que consideran imperioso establecer un precio para el petróleo -del orden de 54 dólares por barril- que permita continuidad en la actividad y evitar el problema social que se generaría si se pararan equipos, más el efecto negativo sobre las arcas de las provincias productoras, donde la recaudación por regalías caería en forma proporcional a la disminución del precio.

Desde Energía de la Nación ya anticiparon que, en el encuentro mantenido días atrás con representantes de la OFEPHI, los gremios y las operadoras, se abordaron los actuales desafíos para el desarrollo del sector, “coincidiendo en la necesidad de lograr que la actividad petrolera sea sustentable, manteniendo los puestos de trabajo y los recursos fiscales".

 

Qué dicen en Río Negro y Neuquén de la implementación del “barril criollo”

Neuquén atraviesa, al igual que el resto de las provincias productoras, una situación compleja a partir de la fuerte caída de los ingresos por el derrumbe del crudo, lo que repercute de manera directa en las regalías.

La diputada nacional de Neuquén, Alma “Chani” Sapag, pidió que se implemente el precio del barril criollo de forma urgente.

“Más allá de la emergencia sanitaria que atraviesa nuestro país en consonancia con la del planeta casi en su totalidad, nuestras provincias sufrirán además la debacle del precio internacional del petróleo, así están en riesgo unas 30 mil familias y 700 Pymes de la provincia”, dijo Sapag.

La legisladora propuso establecer un precio sostén del barril de petróleo nacional en 54 dólares y un esquema variable de los derechos de exportación en función del precio internacional.

Por su parte, el senador nacional por Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, solicitó la urgente implementación de un conjunto de medidas que incluya la fijación de un precio sostén para el barril de crudo para afrontar la crisis que atraviesa el sector hidrocarburífero, con la finalidad de salvaguardar la economía de las provincias productoras de petróleo, como así también el normal abastecimiento y la integridad de esta industria estratégica para el desarrollo de la Nación.

El exgobernador rionegrino consideró imperioso establecer un precio para el petróleo -del orden de 54 dólares por barril- que permita continuidad en la actividad y evitar el problema social que se generaría si se pararan equipos, más el efecto negativo sobre las arcas de las provincias productoras, donde la recaudación por regalías caería en forma proporcional a la disminución del precio.

“La emergencia sanitaria a nivel nacional y la crisis internacional golpearon duramente al sector hidrocarburífero, y si no tomamos medidas urgentes, no sólo bajará drásticamente la recaudación, sino que además se perderán miles de puestos de trabajo”, indicó. (Fuente: Diario de Río Negro y Bariloche 2000).

 


COMENTARIOS