APVP

Para ellos no hay cuarentena

La Asociación de Pilotos Virtuales Patagónicos sigue con sus actividades de esta temporada. El pasado miércoles se llevó a cabo una nueva fecha del desafío Corsa vs. Ka. Ésta, una de las categorías más importantes que tiene, por cantidad de inscriptos fundamentalmente, la APVP. Hoy, la continuidad de la acción será con la cuarta fecha del campeonato de la Monomarca Fiat 600. De esta competencia participan mayormente corredores de ambos lados de la Cordillera. Sobre todo esto, habló con TiempoSur uno de los fundadores de la Liga, Bastián Miranda.

Pilotos virtuales.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hasta antes de la cuarentena por la pandemia del Coronavirus, las redes sociales y la tecnología estaban puestas en el tapete de las discusiones. El debate giraba en torno a éstas y a cómo atentaban las mismas contra las relaciones de las personas. Hoy, a un par de semanas de que el mundo se mantenga aislado, parece que la conversación dio un giro inesperado. A tal punto que la discusión quedó a un lado. Ahora, parece haber mayor coincidencia en el uso de las redes sociales o la tecnología en general. Tanto que les dan a éstas una importancia a la que antes se pretendía minimizar. Son ahora las redes sociales y la tecnología las que están salvando prácticamente las vidas de los confinados. Por son estas herramientas las que les permiten a los aislados mantener contacto a la distancia con el resto de las personas y el mundo. Además, de darles la posibilidad de encontrar distracción y entretenimiento en tiempos en los que casi ni amar se puede. O demostrar que se ama, ya que cualquier acto de empatía con otra persona puede atentar contra la salud propia y general.

Hoy que el villano fue ascendido casi hasta la categoría de héroe, las redes sociales y la tecnología, están inundadas de actividades para pasar el tiempo, informarse, educarse y entretenerse. Muchas ya existían incluso antes de la cuarentana mundial. Otras, surgieron a partir de ésta. También están las que se vieron mejoradas con la llegada del aislamiento. En número de seguidores, por ejemplo. Lo cierto es que sin campeonatos reales que afrontar o seguir, lo que se buscan son los virtuales. Entre éstos, una competencia binacional en auge es la que patrocina la Asociación de Pilotos Virtuales Patagónicos (APVP). Ésta nació en otros tiempos. Ahora, creció. Exponencialmente. Gracias al desarrollo que tuvo pero también gracias al confinamiento. Quien habló de su historia y su presente fue uno de los fundadores de esta liga de carreras virtuales. Éste, Bastián Miranda. El magallánico habló en forma exclusiva con TiempoSur.

 

-¿La APVP surgió ahora en tiempos de cuarentena y Coronavirus?

No. Hace dos años que se creó la Asociación de Pilotos Virtuales Patagónicos. La idea nació en los pasillos de la universidad. Fue junto a un grupo de amigos que se nos ocurrió. Cada uno de nosotros corría ya virtualmente pero lo hacía de manera individual en sus casas. Más que nada para divertirnos. Nos conectábamos en las noches y corríamos cada uno en su simulador, pasando varias horas así. Con el tiempo se fue sumando gente y fue ahí que nos planteamos la posibilidad de crear una liga. Queríamos empezar de a poco porque no teníamos noción de cómo era. Así empezamos. Después de un tiempo, tuvimos que contratar un servidor mejor para poder albergar a todos. En los primeros campeonatos tuvimos entre 30 y 40 participantes. Nunca se bajó de ese número. Lo hacíamos todos los domingos, con diferentes categorías. El objetivo era básicamente divertirnos en un día de la semana en que no había muchas actividades para hacer. El simulador sirve además para adquirir una conducta en la pista. Esto es importante para los que ya manejan autos de carrera de verdad o quieren iniciarse en ese tema. El simulador igual la sensación de realidad y ayuda a fomentar el respeto por los rivales, ejercita el uso de los espejos y mejora el análisis del comportamiento del auto. Además, los autódromos en donde corremos son los mismos de las carreras físicas, con lo cual es una manera de conocerlos y de saber cómo comportarse en cada sector.

 

-Ahora que todas las actividades deportivas están suspendidas, ¿se incrementó la cantidad de pilotos que están participando de la Liga?

Sí, creció mucho. Estimamos que es porque todos están en sus casas y con mayor tiempo libre. En casi todos los casos, se encontraron con la Liga buceando por internet. Esto, según lo que nos contaron. Hoy en día, tenemos un campeonato que se realiza los miércoles. Esa categoría se llama Chevrolet Corsa vs. Ford Ka. Ahí tenemos cerca de 70 corredores. Dado este número alto, tuvimos que separar a los participantes en dos grupos, Principiantes y Expertos. También tenemos una actividad para la Monomarca Fiat 600, que se lleva a cabo los domingos. Ahí, los inscriptos son un poco menos. Tenemos entre 30 y 40 por carrera. Los pilotos son de distintas parte de Chile y Argentina. Aunque también tenemos corredores de otros lados. Como España o Uruguay, por ejemplo. En cuanto a los circuitos, éstos tienen sus dimensiones y trazados reales. Corremos tanto en tierra como en asfalto. 

 

-¿Cuál es la categoría más pareja o con mejor nivel?

Sin dudas que es la categoría Expertos de Corsa vs. Ka. Ahí están los pilotos de mayor experiencia y los que van más rápido arriba de los autos también. El nivel es excelente. Podés ver a los autos a la par, a gran velocidad y con mucho respeto a la hora de correr. Es una categoría en la que casi no hay despistes y el hecho de tener a todos los autos en pista corriendo por ganar lo hace más atractivo. Se ven pruebas de altísima calidad, como las de verdad te diría. Al nivel de la Clase 3 del Turismo Nacional. 

 

-Para los que no saben o conocen, ¿de qué se trata el juego?

Es una carrera como las de verdad. Con autos y autódromos virtuales pero con mucha cercanía a la realidad. No sólo en esas cosas se asemeja lo que pasa en el automovilismo sino también en la forma de correr cada fecha. En la categoría Corsa vs. Ka, por ejemplo, tenemos la clasificación primero, después las series y, por último, la final. Las definiciones de las pruebas suelen ser a muchas vueltas, alrededor de 20. En la categoría Fiat 600 la manera de correr cambia. Ahí son tres mangas las que hacemos. Dos de 10 minutos y la tercera de 15. El servidor te da la posibilidad de entrenar también. Está disponible las 24 horas. Con lo cual, uno puede meterse cuando quiere y puede y prepararse bien para el próximo desafío. Las prácticas también pueden ser con más gente, con la que se coincide y hace más atractiva la preparación.   

 

-¿Los pilotos diseñan sus propios autos?

Sí, cada uno elige su auto. Éste puede ser ploteado como quiera cada piloto. La única gran diferencia con la realidad es que todos los autos tienen el mismo potencial. No hay unidades con ventajas sobre las otras. Eso hace a la Liga más competitiva. Se eligen los autos por gustos y no por rendimiento, porque sean más rápidos o mejores que otro. Después que se selecciona el auto, el servidor te permite pintarlo del color que quieras y hasta agregarle auspiciantes.

 

-¿Cuánto dura cada campeonato?

Cada Liga es diferente. Ahora estamos corriendo una de cinco fechas. Lo más que puede durar un certamen son ocho carreras. Quien se encarga de armar el calendario y elegir los circuitos y demás es el Grupo Organizador, el cual está integrado por cinco o seis personas. Tenemos un reglamento y también somos responsables de controlar que el mismo se cumpla.

 

-¿Cómo tienen que hacer aquellos que estén interesados en sumarse al juego?

Los que quieran sumarse pueden mandar un mensaje a través de la Fan Page de Facebook de la Asociación. Ésta es APVP – Pilotos Virtuales Patagónicos. Se cobra una inscripción que es por todo el campeonato. El costo es entre 5000 y 6000 pesos chilenos. Algo así como 200 o 300 pesos argentinos. Tenemos también un servidor que usamos con todos los que están participando de la Liga para mandar información o mantenernos comunicados. Por ese mismo lugar, tenemos nuestras reuniones de voz con los pilotos. A éstas las hacemos unos quince minutos antes de la hora fijada para el inicio de cada carrera. Ahí se dan las instrucciones de la fecha, se responden dudas y se deja lo reglamentario listo para después no tener más que correr y disfrutar de la prueba.

 

UNO DE LOS NUESTROS

Uno de los más de 30 pilotos que están participando del actual campeonato de la Monomarca Fiat 600 es Axel Quinteros. Éste, un corredor real, con participación por ejemplo en el certamen de la Asociación de Volantes de Río Turbio, y amante del simulador.

El rioturbiense contó su experiencia en el mundo virtual de las carreras. Lo hizo también al ser consultado de manera exclusiva por TiempoSur

-¿Ésta es la primera vez que participás de una competencia virtual o ya habías tenido otras experiencias?

No, no es la primera vez. En el 2013 empecé a correr una liga que se llamaba ARC Chile. Me gustó tanto que después seguí y pasé por otras competencias. 

 

-Este año ya se corrieron tres pruebas en del campeonato de la Monomarca Fiat 600. ¿Pudiste participar en todas?

Hasta ahora sí. Vengo corriendo todas las fechas del certamen actual. Siempre con el objetivo sumar experiencia y mejorar.

 

-De acuerdo con lo que pasó hasta acá, ¿cómo viste el nivel de la Liga?

La verdad que es muy bueno. Tenemos muchos pilotos con experiencia y súper talentosos. Algunos de ellos también compiten en la vida real, lo cual lo hace mejor y más atractivo para todos.

 

-En cuanto a lo competitivo, ¿te pusiste algún objetivo para este campeonato?

No, ninguno. Colaboro con la Liga y corro porque me gusta, quiero sumar experiencia y divertirme corriendo con amigos. El día que no le encuentre el lado positivo, diré basta y buscaré otros proyectos.