Primera A

Palabra autorizada

Mientras espera por el final de la cuarentena y la vuelta a la actividad, el entrenador de Deportivo Cristal, Miguel Montes de Oca, habló en forma exclusiva con TiempoSur . El DT del líder del Torneo de Primera A hizo un análisis de lo que fueron estos meses de competencia. También se refirió al momento actual y a cómo están sobrellevando la situación él y su equipo. Su impresión de cómo debería darse la vuelta al juego.

COMPARTÍ ESTA NOTA

No hay para jugar fútbol. Y tampoco hay para ver. Salvo por la tele y algún que otro partido viejo. Para colmo, lo que sobra hoy es tiempo. La abstinencia es grande. Pero el esfuerzo, vale la pena. Sin embargo, hay quienes buscan saciar sus ganas de fútbol, hablando de éste. El que lo hizo, cumpliendo la cuarentena en su casa, fue el entrenador de Deportivo Cristal. Sí, Miguel Montes de Oca, habló en forma exclusiva con TiempoSur. Como su equipo hasta acá en el Torneo de Primera A de la A.I.F.B., el DT salió airoso.

-¿Cómo están pasando, vos y el resto del equipo, este momento?

La verdad que es preocupante todo. Hay mucha incertidumbre con lo que puede llegar a pasar y eso no hace mejor las cosas. En lo particular, trato de estar tranquilo, de buscar algo en qué ocupar el tiempo. Fui una vez sola al supermercado y después no salí para nada. Trato de ver los noticieros lo menos posible y ahora dejé de escuchar audios viralizados. Simplemente me quedo en mi casa para cuidarme y cuidar al otro. Los muchachos, también lo están tomando con mucha responsabilidad, como tiene que ser.

 

-El campeonato se les cortó a poco para empezar el Octogonal, ¿pensás que eso les puede quitar ritmo y juego?

Sí, creo que lamentablemente va a pasar. Desde que arrancó este año la liga, recién pudimos agarrar ritmo en los últimos dos partidos. El receso por las fiestas y las vacaciones nos cortó un poco el ritmo que tuvimos en la primera parte del campeonato. Pienso entonces que, con este parate, la cosa va a ser igual. Sabemos que vamos a tener que arrancar de cero otra vez. Cuando la cosa se reanude tendremos que tratar de ponernos bien a nivel equipo lo más rápido posible para no sufrir demasiado las consecuencias de la falta de juego.

 

-Desde fines del año pasado que el equipo se mantuvo con un ritmo ganador interesante. Tanto que terminaron primeros en la Liga y ganaron la copa ciudad, ¿a qué se lo atribuís?

Sí, la verdad es que quedé muy conforme con lo que fue la primera parte del torneo. De a poco fuimos creciendo como equipo. Más allá de las buenas individualidades que hay dentro del plantel, se logró un juego en conjunto sólido y el tiempo nos ayudó también a plasmar una idea de juego. La constancia de los jugadores y el asimilar rápido lo que uno les pedía fue clave. Llegamos a una Copa Ciudad con unos meses de trabajo y un equipo más maduro. Jugamos queriendo ser protagonistas y, por suerte, se ganó. Cerramos muy bien el 2019.

-¿Qué es lo que más te gustó del equipo en esta parte que se jugó del torneo?

Lo que me gusta de este equipo es la predisposición que tienen los jugadores. Todos están dispuestos a dar lo mejor y a hacer lo que el equipo necesita. Incluso jugar en un puesto poco habitual. Tenemos gracias a esto, jugadores que pueden ocupar tres posiciones distintas dependiendo la situación del partido. Además lo pueden hacer cumpliendo bien el rol. Por temas vacacionales o laborales hubo que variar posiciones este año y a los que les tocó jugar, respondieron bien y eso hizo que no variara al resultado final de los partidos. Por suerte.

 

-Si tuvieras que elegir un jugador que se destacó también, ¿quién sería?

Creo que todos aportan lo suyo. A muchos de los jugadores ya los conocía por haberlos dirigido en otro momento y sé lo que rinden. Al resto los conocí cuando llegué a Cristal y me sorprendió lo rápido que entraron en ritmo a nivel trabajo semanal. Es complicado entonces poder elegir sólo a uno. Los elijo a todos.

 

-¿Cuál fue, de los que jugaron, el partido que disfrutaste más?

La final de la Copa Ciudad con Hispano Americano. Creo que fue el partido que más disfruté. Obviamente no en el momento sino analizándolo después. Veníamos con una seguidilla de partidos y entrenando dos o tres veces por semana, que no es lo mismo que hacerlo cinco días. Me gustó lo inteligente que fuimos manejando el tema físico y que no nos sobraba nada por esa sobrecarga de actividades. Descansar con la pelota y cerrar muchos los espacios para no correr de más, nos dio aire para poder mantener el resultado sin bajar el ritmo. Fue un partido apretado. Por suerte, se nos dio a nosotros.

 

-¿Y el que, a la inversa, sufriste?

Creo que fueron los primeros partidos del año pasado y también los de éste. Como te dije antes, en el arranque el equipo tenía poco ritmo de fútbol y al no encontrar el juego, bueno, los entrenadores sufrimos más.

 

-¿Están haciendo algo para mantener en movimiento a los jugadores?

Al principio con la incertidumbre de lo que iba a pasar, habíamos decidido de no parar. De entrenar en grupos de cinco jugadores en distintos horarios. Ahora, con la cuarentena, cada uno entrena desde su casa con la rutina que venían haciendo individualmente. Muchos jugadores, además, del entrenamiento con el equipo iban al gimnasio o hacían funcional. Creímos entonces que lo mejor era no sacarlos de esa rutina que ya tenían, más allá de los materiales con los que pudieran contar en sus casas.

 

-¿Cómo viste el nivel del torneo hasta acá?

El nivel de la liga creció mucho. Esto es porque muchos equipos se están exigiendo más a la hora de entrenar. Esto hizo que en el último tiempo los equipos mejoraran tanto en lo grupal como en lo individual y el juego creciera, sin dudas. Ya no se ven tantos resultados abultados como antes.

 

- Cuando se reanude el torneo, ¿creés que tiene que ser inmediato después de levantada la cuarentena o que tendrían que darles a los equipos un tiempo como para volver a juntarse y tomar forma?

Creo que si arranca cuando se levante la cuarentena el nivel va a bajar. Pienso que para cerrar un buen torneo y un buen Octogonal, habría que darles un tiempo a los equipos para juntarse, entrenar fuerte y llegar al primer partido mejor preparados en todos los aspectos.

 


COMENTARIOS