Allanamientos

Operativo “Corona Web”: desbarataron una red de pedofilia

La Policía Federal Argentina junto a la Policía de la Provincia de Buenos Aires llevaron a cabo 112 allanamientos en distintas provincias del país. La banda se encargaba de producir y comercializar material de abuso sexual infantil. 

COMPARTÍ ESTA NOTA

Entre la jornada del viernes y la madrugada del día de ayer se produjeron nuevos allanamientos en el marco de una investigación y desarticulación de una red de pedofilia con alcance nacional e internacional.

Tras lo informado durante la tarde del viernes por la Policía Federal Argentina se han realizado un total de 112 allanamientos.

La enorme cantidad de elementos secuestrados fueron obtenidos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, San Juan, San Luis, Corrientes, Formosa, Misiones, Chaco, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Tucumán, Salta, Catamarca, Santiago del Estero y Jujuy.

Entre estas provincias, los operativos cubrieron 72 objetivos, algunos de los cuales han quedado bajo reserva del juzgado a cargo debido a razones procesales.

El operativo policial articulado entre la Policial Federal Argentina y la Policía de Buenos Aires denominado “Corona Web” fue realizado durante 48 horas de intenso despliegue territorial y tras una profunda investigación que llevó varios meses y estuvo encabezado por la División “Delitos Cibernéticos Contra la Niñez y Adolescencia”. 

Ambas fuerzas lograron desarticular una red internacional que producía y comercializaba material de abuso sexual infantil. 

Este procedimiento se produjo en el marco de la profundización y profesionalización de los trabajos para desmembrar organizaciones relacionada con el delito complejo, tal como ha ordenado las fuerzas federales la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic y como se ha avanzado en el trabajo conjunto entre fuerzas federales y jurisdiccionales.

Además, tal como ha manifestado la titular de la cartera en cada Consejo de Seguridad Interior, es en trabajo articulado entre Nación y Provincia, así como en una fuerte vinculación con el trabajo del Poder Judicial que se puede lograr enfrentar al crimen organizado y desestructurar su capacidad delictiva.  

En ese contexto, la PFA y la PBA realizaron una enorme cantidad de allanamientos en varios lugares del país. Éstos fueron llevados a cabo tras investigaciones que comenzaron meses atrás a través del análisis de una página de Internet –cuyo origen estaba en Berazategui, provincia de Buenos Aires-, donde las y los trabajadores de las fuerzas de seguridad lograron determinar su continuidad de grupos de WhatsApp, compuestos por participantes de 35 diferentes países, entre ellos, Estados Unidos de Norteamérica, México, Perú, Colombia, España y Argentina.

En dichos grupos, las y los participantes compartían mensajes y archivos de pornografía, contenidos para adultos e intercambio de contenidos gráficos relacionados con el abuso sexual de menores de edad a través de imágenes y videos. Fue así que la división de delitos tecnológicos de PFA y la Dirección de Criminología y Victimología de la PBA pudieron reconocer a diez grupos de éstos. A partir de ello iniciaron el rastreo a través de las empresas de telecomunicaciones, de la consulta de bases de datos institucionales, de los aportes del Registro Nacional de las Personas y de una importante actividad de detección de los perfiles de usuarios en fuentes abiertas.

A raíz de ello, las y los investigadores de ambas fuerzas comprobaron la existencia de más de 200 números telefónicos pertenecientes a usuarios radicados en Argentina. Por este motivo, la UFI N° 1 Descentralizada Berazategui, Departamento Judicial de Quilmes, a cargo del Dr. Ernesto Ichazo, Secretaría del Dr. Rafael García ordenó realizar más de 112 allanamientos en las provincias enumeradas al inicio de este informe y que incrementa los informados por esta cartera de Seguridad de la Nación durante el día de ayer.

Como resultado de los procedimientos, se identificó a una parte importante de los 212 números telefónicos partícipes de los grupos de producción, circulación y consumo de pornografía infantil que, además de motivar los allanamientos, quedaron supeditadas a la causa. En ese marco, se secuestraron gran cantidad de notebooks, cámaras fotográficas digitales, discos rígidos, pendrives, tablets, netbooks, tarjetas de memoria y teléfonos celulares, además de material pornográfico infantil producido por los involucrados. Las investigaciones fueron realizadas en conjunto entre las divisiones de la PFA mencionadas, las Agencias Regionales, el Departamento INTERPOL y la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

 


COMENTARIOS