Rugby

“Nosotros no engendramos ni delincuentes, ni patoteros”

Así lo indicó Eduardo López, uno de los referentes del rugby local, respecto del asesinato de un grupo de rugbiers en Villa Gesell. Sin embargo, advirtió: “Este hecho está identificado con el rugby y no lo podemos esconder bajo la alfombra.”  

Eduardo López habló de lo sucedido en Villa Gesell.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El asesinato a un joven en Villa Gesell por parte de un grupo de jóvenes jugadores de rugby indignó a quienes hace muchos años trabajan por la buena conducta de quienes practican este deporte dentro y fuera de la cancha.

En Río Gallegos, uno de los referentes es el integrante de la Unión Santacruceña de Rugby, técnico y dirigente de CoSeBa Rugby Club, Eduardo López, quien dialogó sobre lo sucedido con TiempoSur.

En un comienzo, sostuvo: “Yo te puedo tomar como referencia nuestro club y en realidad en esa medida no pasó nunca. Sabemos que hubo problemas menores entre chicos del propio club o con otros, pero no en esta medida. Pero en este caso, el hecho tocó a gente que participa en el rugby en ningún deporte se engendran delincuentes y lo que pasó en Villa Gesell fue un acto de delincuencia.” Luego agregó: “Nosotros no engendramos ni delincuentes, ni patoteros. Pero también nos tenemos que hacer cargo de lo que sucedió porque el grupo que realizó este hecho está identificado con el rugby y no lo podemos esconder bajo la alfombra.”

 

EL TRABAJO

López comentó que “todo el mundo sabe” que lo primero que tiene que respetar quienes forman la familia del rugby, al tratarse de un deporte de contacto, “es justamente el respeto a la disciplina y hacia el árbitro” y saber que ese hombre siempre tiene la razón, porque sino sería imposible jugar al rugby.

“De todas maneras, lo que intentamos hacer en nuestro club es que los chicos se sumen a las actividades propias del club como para ir integrándose, igual que en la familia y a veces te puede ir bien y a veces mal, como en la familia”, contó.
Entre otras cosas, dijo que por estos días están realizando una limpieza en toda la arbolada que tienen en el predio del club, el armado del tanque australiano, que es caro y lo hacen con toda la familia, “en una forma de ayudarse entre todos a estar más comunicados y evitar el alcohol y las drogas que llevan a cosas que ninguna disciplina deportiva promueve.”

 

LAS REPERCUSIONES

Eduardo también reveló que, desde el domingo, la Unión Argentina de Rugby se hace cargo y les bajó “un lineamiento para hacer más intensivos los diálogos” y tener objetivos y trabajo a realizar en cada una de las uniones para que estas cosas no sucedan.

“Desde el momento en que empezás a entrenar con chicos, tenés que inculcar una conducta para manejarte con la autoridad y el respeto a la disciplina para poder manejarte dentro y fuera de la cancha. Porque tampoco podemos expulsar a los chicos que tienen problema de conducta, sino intentar integrarlos y que se encaminen, sea un chico o un adulto”, indicó.

Para finalizar, contó su reacción y la de su entorno en este deporte por lo sucedido: “Estamos dolidos porque le puede pasar a cualquiera de nuestros hijos y hay que ser solidarios con lo que pasó porque es un hecho muy grave que no podemos dejar pasar. Habrá que evaluar lo que pasó y acá tenemos que charlar con los chicos para ver cuál es su devolución y que comprenden de nuestro trabajo y saber si lo que hacemos sirve o no sirve.”