Córdoba

Noche de terror y venganza: atacaron una comisaría tras el asesinato de un joven

Vecinos quisieron copar una comisaría y quemar una vivienda. Dos policías resultaron heridos y tuvieron que ser internados.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Este lunes por la noche se vivió una verdadera batalla campal en la comisaría 46ª, de barrio Argüello Lourdes, en la zona noroeste de la ciudad de Córdoba.

Cerca de las 21.30 más de 3o vecinos comenzaron a arrojar piedras contra el lugar y dos policías resultaron lesionados. Tras el incidente, los efectivos fueron trasladados e internados. Además, debió intervenir la Infantería para resguardar la comisaría.

Todo ocurre tras un crimen ocurrido el fin de semana a la salida de un cumpleaños de 15 clandestino, donde murió Diego Agustín Altamirano, un joven de 19 años. Otro adolescente de 17 años está detenido y acusado de haber sido quien lo mató de una puñalada en el abdomen.

Los vecinos amenazaron con prender fuego una vivienda, que sería de la familia del menor de edad señalado como el presunto asesino y la policía tuvo que intervenir.

Testigos aseguran que un grupo de allegados al fallecido intentó tomar la comisaría como forma de protesta. Allí hubo bombas molotov, piedras, botellas y una lluvia de balas de gomas para evitar la quema de la vivienda y toma de la comisaría en Argüello.

Tras la noche de violencia en barrio Argüello, dieron de alta médica a unos de los efectivos de Infantería que fue herido mientras que su compañero continúa en el hospital con varios traumatismos. Por su parte, la policía confirmó que los incidentes con bombas molotov fueron después de un velatorio.

Finalmente, en la zona fuerzas de seguridad debieron permanecer de custodia para evitar aún más violencia.


COMENTARIOS