Vóley

No va más

La Federación Argentina de Vóley emitió un comunicado en los últimos días, en el que anunció la finalización del Torneo Argentino de Clubes Masculino. A raíz de esto, hablamos de manera exclusiva con Fernando Pandolfi. El Presidente de la Federación de Santa Cruz dio su parecer con respecto a la decisión del máximo organismo. “En mi opinión, creo que fue una medida acertada”, dijo. También, el referente del vóley provincial se refirió a la competencia y la participación de A.MU.VO.CA. como único representante nuestro este año a nivel nacional.

Jugador de vóley.
Foto 1 de 3
COMPARTÍ ESTA NOTA

Con el inicio de la cuarentena, hace un par de semanas, los dirigentes de la Federación Argentina de Vóley (Fe.VA.) encendieron la alarma.

Como primera medida, éstos se adhirieron a la decisión del Gobierno nacional y suspendieron de manera inmediata todos sus torneos. Lo hicieron al mismo tiempo que llamaron a las entidades que la nuclean en todo el país a estar atentas y a la espera de nuevas novedades.

Éstas llegaron finalmente hace unos días, después de que las autoridades nacionales extendieran el confinamiento.

Poco después del anuncio del presidente, Alberto Fernández, Fe.VA. emitió un segundo comunicado en el que se informó la finalización del juego para el Torneo Argentino de Clubes Masculino.

Mientras la mayoría de las instituciones deportivas están estirando sus decisiones, o tomando algunas momentáneas para ganar tiempo mientras se espera que la situación cambie para bien, Fe.VA. hizo lo que nadie. Parar la competencia y hacerlo de manera definitiva.

Con él hasta acá llegamos, se empezaron a escuchar las voces de quienes forman parte de la familia del vóley nacional. Aunque parezca mentira, muchos parecen estar de acuerdo con la medida adoptada. Entre éstos, Fernando Pandolfi.

El Presidente de la Federación de Vóley de Santa Cruz habló en forma exclusiva con TiempoSur. En la charla, se refirió inicialmente a la decisión de Fe.VA. de terminar con el Torneo Argentino de Clubes Masculino. Además, el entrenador sanjulianense hizo un balance de lo que fue la competencia en general, el sistema de juego, el nivel de los equipos y también se refirió a la participación de A.MU.VO.CA. en particular. 

 

-La FEVA decidió dar por terminado el

Torneo Argentino de Clubes Masculino, ¿qué te pareció esta decisión?

La suspensión de la competencia fue una decisión que tomó la Federación Argentina a través de su Comité Ejecutivo. Las Federaciones Provinciales no fueron consultadas. Ahora bien, en mi opinión, creo que fue una medida acertada. Esto, pensando por ejemplo en Policial de Formosa, equipo que hasta el parate venía invicto y con tan sólo dos sets perdidos en todo el certamen, que tenía 14 jugadores contratados y un cuerpo técnico de 8 personas en las mismas condiciones. Esto se hacía insostenible para los clubes porque sin competencia no había chance alguna de mantener a los auspiciantes ni de recaudar a través de, por ejemplo, la venta de entradas. Con esta decisión, los clubes podrán transitar de una manera menos mala la situación y los jugadores tendrán la posibilidad de regresar a sus casas para una mayor y mejor contención.

 

-¿Creés que se podía haber esperado un poco e intentar otra cosa para terminar la competencia y no afectar a los equipos que ya estaban clasificados para los Cuartos de Final?

No. Creo que estuvo bien la suspensión no sólo por lo que mencioné antes sino también por el tiempo en el que se tomó la misma. Me parece que no había posibilidades de seguir esperando. Primero, porque el panorama con el Coronavirus es totalmente incierto. En todo aspecto. También, porque ya estaba programado que este torneo terminase en mayo y al ritmo que están las cosas, eso parecía casi imposible. No había ni lugar ni tiempo para un plan B entonces. Sobre todo para evitar la superposición de competencias y porque muchos de los protagonistas que estaban en el Torneo Argentino tenían contratos para jugar otros certámenes y en otros lugares, con lo cual, el esperar y continuar más adelante hubiera resultado muy difícil.  

 

-De este torneo participó A.MU.VO.CA., ¿qué significó eso para la Federación de Vóley de Santa Cruz?

Sin dudas que fue algo muy bueno, como lo había sido antes la participación de Universitario de Caleta Olivia y de Puerto Deseado en la A1 Femenina o mismo cuando la Escuela de San Julián compitió en la A2 Masculina. Para nosotros es fundamental tener equipos que nos representen a nivel nacional. No nos queda más que felicitar entonces, como lo hicimos con los otros clubes también, a la gente de A.MU.VO.CA. por el coraje de llevar adelante una liga. Como primera experiencia creo que fue sensacional para ellos. Para el vóley federado fue importante porque le permitió a esta federación meterse en el mapa político deportivo de nuestro país. También porque el proyecto les dio lugar a los jugadores de esta provincia, que tuvieron la posibilidad de mostrarse a nivel nacional. Muchos fueron “repatriados” y juntados con una nueva camada de jóvenes jugadores muy interesantes que tiene el vóley provincial. Para nosotros fue un orgullo que nos hayan representado y de la manera en que lo hicieron.  

 

-Estuviste siguiendo de cerca al equipo, ¿cómo viste su desempeño?

Sí, estuve en la gira acompañando al equipo como dirigente y encargándome de toda la logística y también algunas otras cuestiones. En los primeros partidos que les tocó jugar afuera, además, estuve como asistente. Estuve compartiendo varias sesiones de entrenamientos con ellos y hasta fui el veedor de todos los partidos que se disputaron en El Calafate. Vi todo, no me perdí nada. Hubo un trabajo codo a codo de la Federación con A.MU.VO.CA. El desempeño deportivo fue el esperado. En San Juan tuvieron mala suerte. En Villa Dora, los dos primeros sets jugaron de igual a igual con los locales. Con Club Rosario, en la gira, fue quizás el único partido en dónde el equipo no jugó bien. Después de local, A.MU.VO.CA. hizo partidos muy correctos y a la altura de las circunstancias. Creo yo que igualmente el resultado fue el esperado. Además de positivo claro. Porque se cumplieron los objetivos. El sumar experiencia y clasificar para la edición 2021, dos cosas que el equipo terminó consiguiendo.

  

-¿Qué creés que le faltó para poder seguir avanzando en el certamen?

Presupuesto básicamente. Con el 10% del que tiene el club Hispano Americano para jugar la Liga Nacional de Básquet o la ayuda económica que reciben las ligas de fútbol provinciales, creo yo que el equipo hubiese tenido otro desempeño. Con la ayuda económica, entonces, que merece un equipo que representa a nivel nacional a una provincia, hubiese tenido otro desempeño y tal vez otro final. Los jugadores que llevó, la mayoría fueron por amor al vóley. La plata se fue casi toda en alojamiento y comida. También en el acompañamiento médico, kinesiológico y nutricional de los jugadores. Fue un plantel con bajos recursos, sin preparador físico, casi sin asistentes. Teniendo en cuenta esto, el esfuerzo hecho por A.MU.VO.CA. fue increíble y por eso queda nada más que felicitarlos a todos los que participaron del proceso. Los equipos que viajaron a El Calafate lo hicieron en avión mientras que AMUVOCA viajó siempre en micro. Incluso para a jugar los Octavos de Final en Formosa. Ese desgaste, es tremendo. Ojalá lo que pasó este año con A.MU.VO.CA. sirva para que nuestras autoridades provinciales lo apoyen un poco más la temporada que viene.

    

-Volviendo al torneo, en lo organizativo, ¿cómo lo viste?

Creo que el torneo tuvo algunas deficiencias. Por eso, nosotros como Federación tenemos pensado presentar un proyecto con un formato de disputa para el año que viene. La idea es proponer algo ante la Federación Argentina con la idea de mejorar la competencia que se tiene. Queremos encontrarle la vuelta al evento para que sea mejor y más atractivo también para todos.

 

-Y el nivel de los equipos, ¿qué te pareció?

De lo mejor sin dudas. De los que jugaron con A.MU.VO.CA., Rosario tenía dos jugadores que llegaron a ser Selección Argentina y otros con mucha proyección. Todos con un volumen de juego y roce superior. UVT venía de llegar a semifinales en las últimas dos temporadas y en ésta se había armado también para ser protagonista. Y lo estaba consiguiendo. Un equipo muy importante con refuerzos de categoría. Por su parte, Villa Dora es un equipo parecido al de A.MU.VO.CA. pero con más rodaje. La gran diferencia entre ambos fue la cantidad de partidos y el nivel de éstos con los que llegaron a este torneo. Además de lo presupuestario, claro. Carlos Pellegrini, que fue el equipo al que A.MU.VO.CA. le ganó en el cierre de la segunda fase, tenía once personas contratadas en su staff técnico. Los que acompañaron a Gabriel Bonano en el trabajo durante toda la liga, fueron menos de la mitad y todos ad honorem. Eso hizo que a la hora del enfrentamiento deportivo, el equipo de acá estuviera en desventaja constante con el resto.   

 

-Cuando los chicos de Escuela de San Julián y las chicas de Caleta Olivia

participaron a nivel nacional, años atrás, se notó quizás un mayor acompañamiento

de la gente, ¿qué pensás que pasó en esta oportunidad que no se pudo repetir?

Cuando vamos a jugar a El Calafate  cualquier torneo con el vóley provincial, se hace en gimnasios más chicos como el “Palito” Cherbucov, por ejemplo. Ahí con 300 personas parece que está lleno. Ahora, a A.MU.VO.CA. le tocó jugar en el nuevo Microestadio, que es una hermosura pero también inmensamente grande. Difícil de llenar ya que su capacidad es de 4500 personas. Por eso quizás también, pareció siempre que hubo poca gente. La realidad es que fue bastante pero no como para llenar semejantes tribunas. Otra cosa que me parece que atentó contra la posibilidad de sumar gente fue que los partidos se disputaron en tiempos de la Fiesta Nacional del Lago, compitiendo con otras muchas ofertas deportivas y culturales.

Lo que pasó en San Julián fue distinto. La gente tomó al equipo como propio. En los entrenamientos había mucha gente y en los partidos el gimnasio estaba explotado. Algo similar ocurrió después con las chicas en Caleta Olivia. De todas maneras, es difícil hacer una comparación, porque en estas últimas ciudades el vóley está más arraigado y con mucha gente jugándolo. Por ende, también, siguiéndolo. Quizás por eso la gente acompañó más a los equipos que la representó. Ojalá que a partir de lo que pasó este año, eso cambie en El Calafate y los partidos tengan un mejor marco de público.   

 

-El hecho que el torneo se haya suspendido dejó sin efecto los descensos, ¿qué va a pasar con los equipos que tenían que jugar el clasificatorio para ascender y jugar la próxima temporada en el Torneo Argentino?

El 21 de este mes la FEVA va a realizar una reunión con todos los referentes de las provincias. Va a ser de manera virtual y entre los temas que se van a tratar es justamente éste. Con lo cual, habrá que esperar hasta esa fecha para ver qué se resuelve. En principio, ya está establecido que no va a haber descensos. Se verá entonces qué es lo que pasa con los ascensos.  

 

-A.MU.VO.CA. ya está clasificado para jugar en el 2021, ¿creés que habrá posibilidad de que se sume otro equipo de Santa Cruz?

Sí, es muy factible. Aunque no deja de ser complicado igual. A.MU.VO.CA. el año pasado tuvo que jugar el clasificatorio para el Torneo Argentino en Chapadmalal. En ese certamen terminó en el 16° lugar. Después, por gestiones propias y también de la Federación de Santa Cruz, consiguió que lo invitaran a participar. Fue entonces por el compromiso del equipo y la buena imagen que la FEVA tiene de nuestra federación. El poder sumar otro equipo dependerá de cuestiones económicas y deportivas. Sería muy importante para nosotros. Ojalá se pueda dar.