Arte

“No quiero que se apague la llama de la creación”

Fueron palabras de Ainelén Rosales, que en diálogo con TiempoSur , relató su inicio artístico y adelantó sus planes en las ramas de la música y la pintura.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Ainelén se enamoró de las artes visuales en el Polivalente de Artes de Río Gallegos cuando tenía 11 años.

En el 2001, la crisis no le permitió continuar formándose en esta materia. Tuvo la oportunidad de reencontrarse con el mundo artístico, después de sus 20 en la Universidad de Bellas Artes de La Plata “y no volver a soltarlo más”.

En la ciudad de las diagonales, la riogalleguense estudió artes visuales con especialidades en grabado y cerámica al mismo tiempo que turismo, carrera que priorizó y que hoy ejerce como guía de Parques Nacionales. Con las mismas ganas de aprender, compró su primer guitarra.

“Profundicé mi relación con la música en los últimos dos años” explicó a TiempoSur la creativa santacruceña. Ahora le dedica más tiempo a tocar y componer canciones y gestó su banda: Aine y Auca Project.

Desde Calafate explicó que está dando clases de guitarra y que es un nuevo desafío que disfruta porque “ser autodidacta está bueno porque no hay una forma de hacer las cosas, no hay fórmulas repetitivas, pero hay una para crear se necesitan más herramientas”.

Su camino también está trazado por las expresiones callejeras, autogestivas, independientes. “Esos son los espacios donde suceden las cosas más reales o nutritivas” expresó, explicando que ha encontrado espacios donde convergen arte, convicciones y el sentido de comunidad.

Sus ilustraciones, dibujos y pinturas, representan paisajes patagónicos y sus canciones, suenan a sur. Hay una identidad que atraviesa el arte de Ainelén Rosales. “El activismo me llevó a tomar decisiones y compartir causas, por eso soy activista por un Río Santa Cruz libre y compartimos combinando todo” explicó.

Actualmente está pintando un mural en una escuela de skate de la villa turística. “Es un espacio donde se hizo una experiencia con bioconstrucción entonces ir a dejar una huella ahí, donde hay construcción colectiva está bueno”, resaltó. Recordó su participación en varias ediciones de la FLIA tanto en Río Gallegos como Calafate y explicó que considera que la cultura se entrelaza con la sociedad generando encuentros significativos.

 

Se viene el primer disco

En su banda la acompañan Yamil Assef en el contrabajo, Marcelo Hortas en los vientos y Marcelo Muñoz en la guitarra, quien fue el último en sumarse y le permitió a Aine soltar las cuerdas para abocarse de lleno a darle voz a canciones que considera que son folk, patagónico existencialista. En sus palabras, “la presencia de estos músicos elevó el proyecto a un nivel hermoso”.

Desde Aine y Auca Project planean comenzar a grabar un disco. Es el primero de la banda y de la joven santacruceña, que compuso y escribió todas las canciones. “Me cuesta mucho tomar dimensión de que voy a grabar mi primer disco, está bueno encontrarnos de forma virtual siendo que todavía no podemos generar otro tipo de encuentros”, comentó. Describió sus letras como profundas e intuitivas.

Pintar la Patagonia

“Estoy pintando varios cuadros para preparar una muestra más adelante”, adelantó Ainelén Rosales a TiempoSur. Su identidad patagónica, presente en todas sus creaciones, la siente como un reflejo de vivir en tierra de glaciares.

La artista disfruta su tiempo entre montañas y lo considera una forma de vida, por eso sus pasatiempos, se tratan de vivirlo y darle forma. Citó a Atahualpa Yupanqui, porque para el que mira sin ver, la tierra, es tierra nomás, mientras que para ella, el lugar que habita es fuente de inspiración.

“A veces siento que recibo mensajes que no son míos directamente, que son más grandes y me siento dichosa de tener esas herramientas expresivas y poder transformar lo que me pasa en algo que compartir con los demás y generar cosas buenas”, concluyó.

TAGS