Vóley

AMUVOCA no pudo con Trinitarios

AMUVOCA no pudo sostener el buen juego y se quedó sin la posibilidad de alcanzar el quinto puesto en la Liga Nacional de Clubes de Vóley de Fe.V.A.

AMUVOCA no pudo ganarle a Trinitarios, y se quedó sin el quinto puesto.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Después de haber dado el batacazo, y sorprender tanto a propios como a extraños, con la victoria ante Tucumán de Gimnasia, AMUVOCA no pudo sostener el buen juego que lo llevó a brillar a comienzos de esta semana. Tampoco pudo ganar jugando mal. Cosas que a veces, en el deporte, pasan. No en el vóley. Menos esta vez. Ni la suerte se puso del lado del elenco de la Villa Turística como para darle algo de esperanza siquiera.

Tras meterse entre los ocho primeros de la Liga Nacional de Clubes de Vóley de Fe.V.A., categoría Mayores Masculino, los dirigidos por Gabriel Bonano perdieron 3 a 1 a con River Plate. Esa derrota los despertó del sueño de consagrarse campeón y los llevó a jugar otro certamen. El del quinto puesto. Ante Trinitarios empezó a pelear por ese lugar en la tabla. Fue ayer. El partido se disputó en la propia cancha de su rival, en Villa María, Córdoba. Walter Robledo y Sebastián Cagiao fueron los árbitros designados para la ocasión. El conjunto local tuvo siempre controlado el partido. Fue siempre arriba en el marcador y consiguió imponerse en sets corridos. Lo hizo con estos parciales a favor: 25 a 21, 25 a 19 y 25 a 21.       

La derrota dejó a AMUVOCA sin la posibilidad de alcanzar el quinto puesto. Otra será la lucha de los calafateños ahora. Por el séptimo puesto jugarán hoy los únicos representantes que tiene Santa Cruz en este campeonato. Su rival salía ayer del partido que, al cierre de esta edición, estaban jugando San Lorenzo de Almagro y Ferrocarril Oeste.

El ganador de ese encuentro se cruzará con el local Trinitarios mientras que el perdedor lo hará con el nuestro AMUVOCA.

La de hoy será la última jornada de un torneo que, más allá del resultado final, le sirvió y mucho al elenco dirigido por Bonano. Más que nada por la gran cantidad de partidos que disputaron en casi 15 días. También por la experiencia adquirida en todos estos. Y por algún que otro resultado que, sin dudas, quedará para el recuerdo. El haber bajado a un candidato como el conjunto norteño y haberse metido entre los ochos mejores equipos del país será una marca difícil de olvidar. Por ellos en particular, por los amantes del vóley en Santa Cruz, en general.