Gas en la terminal

No pasa de hoy

Más allá de los importantes anuncios de inversión para una nueva terminal de ómnibus, la realidad de hoy es que hace 4 meses el edificio no tiene gas y en esas condiciones mantiene su funcionamiento. Desde el Municipio adelantaron a TiempoSur que hoy habrá una inspección en la obra por la que se ha interrumpido el servicio y esperan restablecerlo pronto. Cuáles son las expectativas ante lo anunciado.

Terminal con campera
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace poco más de tres meses un vehículo colisionó contra el gabinete de gas de la terminal de ómnibus provocando la interrupción de servicio por razones de seguridad. En este contexto, recién el pasado 1 de abril, informaron desde la Municipalidad que personal municipal se dedicaba a la reparación integral del sistema de gas, “mejorando así las condiciones de seguridad y bienestar de los agentes que trabajan en el lugar”. A un mes, aún no se ha restablecido el servicio, aunque desde el Municipio confirmaron a TiempoSur que hoy la empresa distribuidora Camuzzi realizará la visita de inspección de obra, y de no mediar inconvenientes se espera habilitar el gas lo antes posible.

Hasta el día de ayer la imagen en el edificio era de caloventores en las boleterías y muchas camperas en los espacios comunes de uso público, donde los pasajeros no dudaron en expresar su descontento, mientras que los trabajadores de la terminal expusieron no tener otra opción que trabajar.

Esta situación derivó en la lógica consulta sobre las expectativas que ha generado en el sector los anuncios de una nueva terminal de ómnibus para la ciudad. Vale la pena repasar que el pasado 22 de abril el Gobierno nacional anunció obras para Santa Cruz por $1093 millones, para la construcción de nuevas terminales de ómnibus en Pico Truncado, Río Gallegos y Río Turbio; la renovación y modernización de la terminal de El Chaltén; y el traslado hacia un nuevo punto estratégico de la terminal de Puerto Deseado. En cuanto a la obra para la terminal capital detallaron que serán 280 millones que beneficiarán a 120 mil pasajeros y pasajeras.

Para conocer sobre las repercusiones TiempoSur dialogó con Santiago Gómez, empresario de transporte, quien manifestó “las mejores expectativas porque hace falta”, aunque reconoció no tener detallada información con relación al proyecto. “Hemos hablado con el Intendente sobre el tema, pero de manera informal”, expuso al referir que aún no han convocado a los empresarios del sector. “Estamos todos iguales por que hay poca información”.

Actualmente las empresas en actividad dentro de la terminal son Taqsa, ViaTac, Andesmar, Sportman y Buses Barría, para un mercado que desde el inicio de la pandemia ha tenido un significativo impacto. “Hay muy pocas empresas, ya queda menos gente del transporte. Estaría bueno si hay mercado, el tema es que no hay. La ocupación varía entre un 10% y 18%, y alcanza solo para cubrir los gastos. A este ritmo esperan que la recuperación sea de manera progresiva y lenta una vez atravesada la pandemia.