ARA San Juan

“No nos olvidamos de ellos”

Así lo manifestó Víctor, un soldador que tomó la iniciativa de realizar una réplica (de menor dimensión) del ARA San Juan. Ayer en un sencillo pero emotivo acto, la dio a conocer. Cabe señalar que en Mar del Plata, en la Plaza de Armas del predio naval marplatense, muelle natural del buque, que naufragó el 15 de noviembre de 2017 en el Atlántico Sur.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El 15 de noviembre de 2017 el submarino ARA San Juan naufragó en aguas del Atlántico Sur luego de reportar un principio de incendio en la sala de baterías de proa. Un año y dos días después, exactamente en la madrugada del 17 de noviembre de 2018, fue hallado en las profundidades del Golfo San Jorge, a 597 kilómetros de Comodoro Rivadavia. A tres años de su hundimiento, familiares de las víctimas y autoridades nacionales honraron la memoria de los submarinistas fallecidos.

Como en distintas partes del país lo hicieron, en Río Gallegos lo hizo Víctor, un soldador que trabaja hace muchos años en Vialidad Provincial, fue el precursor de esta iniciativa que buscaba ser un homenaje personal a los 44 tripulantes del ARA San Juan. Como lo contó TiempoSur, a principios de este año decidió llevar adelante la construcción de una réplica (de menor dimensión) del ARA San Juan.

Pasados unos minutos de las 14:30 de ayer, en la puerta de su casa del barrio Servicios Públicos, Víctor, acompañado de vecinos y de efectivos de la Armada Argentina, encabezada por el Capitán Olmos, realizaron un sencillo pero emotivo acto, el que luego de entonar las estrofas del Himno Nacional Argentino, destapó la réplica ubicada en la parte frente de la casa. La réplica del ARA San Juan tiene a cada lado una placa con los nombres de los 44 héroes que perdieron la vida en el cumplimiento del deber, además posee una Bandera Nacional pintada a mano.

Una vez que finalizó el acto, Víctor manifestó: “Tendrá detalles, pero está hecho con amor”, y agregó: “Este homenaje recorrerá la Argentina, porque estoy en constante comunicación con los familiares”.

Por su parte el Capitán Olmos, de la Armada Nacional Argentina, se refirió al gesto que tuvo Víctor y dijo: “Es un honor estar en este homenaje, que un hombre haga esto por nuestros camaradas, que dieron la vida en el cumplimiento del deber”, concluyó.  

 

Ceremonia Central

En la Plaza de Armas de la Base Naval de Mar del Plata, muelle natural del submarino, el acto principal: desde las 09:00 empezaron a ingresar al recinto los 130 familiares autorizados. Se distribuyeron sillas de acuerdo a los integrantes del núcleo familiar en una explanada al aire libre, con respeto al distanciamiento en el marco del protocolo sanitario por Coronavirus. En la ceremonia, que se transmitió por los canales oficiales mediante una web dedicada a recordar a la tripulación, 44 presentes, les entregaron a los familiares el pabellón nacional, jinetas y espadas, atributos correspondientes al ascenso post mortem otorgado por el Gobierno nacional en marzo pasado.

A las 10:30, el Himno Nacional dio inicio al homenaje. Primero fueron las palabras del capellán de la base, presbítero David Ochoa, que luego bendijo las insignias. Un emotivo minuto de silencio precedió las palabras del Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contraalmirante Julio Horacio Guardia. Su discurso estuvo marcado de carácter y coyuntura política. “Nos encontramos hoy reunidos en la cuna de los submarinistas argentinos, para homenajear a los 44 tripulantes del Submarino ARA San Juan, en el tercer aniversario de su naufragio”, expresó antes de ensayar una breve cronología de los hechos.

El Jefe del Estado Mayor General de la Armada informó, a su vez, que la Corbeta ARA Granville y el Aviso ARA Puerto Argentino en camino hacia la Antártida se desviaron para dirigirse al punto del hundimiento: se formaron, arrojaron una rosa al mar por cada uno de los fallecidos y leyeron una carta alusiva al homenaje. “Desplegados en tareas de control del mar, se encuentran en la posición del naufragio rindiendo los correspondientes honores y velando por su descanso eterno.

Luego fue el turno del ministro de Defensa Agustín Rossi. No leyó un discurso, pero sí leyó el nombre y el cargo de cada uno de los submarinistas. “Venimos a recordar a los 44. Pero los 44 tienen nombre y apellido que yo quiero puntualizar”, dijo antes de nombrarlos uno por uno. “Cumplimos con algunas de las cosas que nos comprometimos: dijimos que íbamos a propiciar el ascenso post morten al grado inmediato superior a todos los submarinistas, dijimos que íbamos a tener un portal de homenaje en forma permanente y lo llevamos adelante. Otras cosas no las pudimos hacer producto de la pandemia”, explicó y le envió un mensaje especial a siete familias que no pudieron asistir a la ceremonia por situaciones vinculadas al aislamiento.

La ceremonia duró 47 minutos. El contraalmirante Guardia y el ministro Rossi entregaron los atributos a los familiares.

También hubo un acto frente al puesto de guardia de la Base. Lo llevaron a cabo familiares de la tripulación a través de sus redes sociales. Aprovecharon el homenaje para impulsar la petición que hicieron en Change.org para que el 15 de noviembre sea feriado nacional. La iniciativa llevaba casi 20 mil firmas. (Fuentes: TiempoSur, Infobae y Telám)


COMENTARIOS