Delivery

No logran citar a PedidosYa y sindicato sugiere a trabajadores que se “organicen”

La Dirección de Comercio municipal no pudo citar a la empresa para que cumpla con las normativas, ya que no existe sede local. Rosario fue la primera ciudad en donde los trabajadores de la App eligieron por primera vez en el país dos delegados.

  • 08/11/2019 • 07:47
Trabajador de PedidosYa en Plaza San Martín (foto archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

La App PedidosYa transita su segunda semana desde que arribó a la capital santacruceña y, si bien la Dirección de Comercio municipal adelantó que iba a citar a la empresa para que cumpla con las normativas vigentes, incluye laborales y que los trabajadores trasladen alimentos de locales habilitados, a la fecha no ha podido porque no puede ubicarlos.

La empresa no tiene oficinas en Río Gallegos porque opera desde Buenos Aires.

De hecho el único enlace local –por ahora- es la Coordinadora que se encargó de  organizar su funcionamiento.

Miguel D´Abbraccio había señalado que cuando un inspector –de Comercio o Bromatología- detecte a un rider en la calle le solicitarán el ticket de compra para verificar que quien solicitó el delivery lo haya hecho a un local habilitado.

En las grandes urbes, los trabajadores se organizaron sindicalmente dependiendo del convenio y la presencia o no de gremios en la localidad en la que funcione cualquiera de las aplicaciones de delivery, como Glovo y/o Rappi.

“Estas empresas no vienen con la idea de tener al trabajador en las mejores condiciones, muy por el contrario, el contexto nacional de los últimos cuatro años les ha favorecido para que puedan hacer y deshacer a su antojo el desarrollo de la actividad”, dijo Gustavo Yedro, secretario general del Sindicato de Cadetes de Rosario, quien además es secretario gremial a nivel nacional de  dicha organización.

Un porcentaje de los trabajadores no lo utilizan como medio de subsistencia y como publicó TiempoSur–Digital, lo entienden como una labor pasajera hasta conseguir otro empleo mejor remunerado.

Este contexto de falta de fuentes laborales y sin control del Estado en el país es lo que permitió el auge de los riders, agregó Yedro.

“Suponemos que se va a modificar a mediano plazo. Como organización de trabajo hemos tenido un enfrentamiento muy fuerte con las aplicaciones, porque además existen otras aplicaciones que son más chicas y no son las más conocidas”, agregó.

“NO ES NORMAL”

En Río Gallegos, los trabajadores son por ahora monotributistas y serían registrados dentro de semanas, según se lo comunicó la empresa.

Posee un seguro de Accidentes Personales, y la indumentaria no fue gratis, ya que la empresa les dio 1000 pesos que se los descontarán del salario, el cual además varía según el horario y pedidos que realice el rider.

“No es normal que le cobren la vestimenta”, advirtió Yedro, quien sostuvo que dependerá del convenio que firmen y si un gremio los agrupa, como por ejemplo el Sindicato de Comercio que agrupó a trabajadores en Rosario, si reclaman este punto.

“No existe eso de que el propio trabajador se pague la ropa, ya que inclusive les cobran hasta las cajas (en donde trasladan los alimentos, bebidas, etc). Sale todo del bolsillo del trabajador y dependerá como se plantee el gremio que los agrupe”, marcó.

Pese a esto, destacó que justamente PedidosYa es la empresa que “mejor voluntad ha demostrado” porque “tuvieron la voluntad de hacer trabajar a los empleados en el marco de algún convenio, con algún sindicato. Por eso supongo que PedidosYa hará lo mismo allí que en los lugares en donde se fue radicando”.

“Mi sugerencia a los compañeros es que se organicen, armen una comisión interna, hablen con el sindicato que esté allí, como Comercio y planteen sus necesidades. De la ropa se debe hacer cargo la empresa, como en la mayoría de los rubros”, remarcó.

En Rosario -como informó el sitio Ciudadano Web- los trabajadores de PedidosYa eligieron en septiembre dos delegados sindicales. Fue la primera elección de este tipo en esta ciudad y en el país.


LEA ATENTAMENTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio de los términos y condiciones podrá ser denunciado para luego quedar eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación de los términos y condiciones.
COMENTÁ, ESTAS EN TiempoSur
Límite de caracteres: 1000