Pesar en Caleta

Newcom santacruceño de luto: murió Beatriz Justiniano

La mentora y líder del Newcom en la ciudad del Gorosito falleció esta madrugada en Córdoba. Fue la gran impulsora de este hermoso deporte en Santa Cruz y todos sufren su partida.

Beatriz era muy querida por todos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Hace ya varios años, el newcom, un deporte de características similares al vóley, creció año tras año de la mano de "Bea" como la conocían todos.

El juego para los mayores se puso en marcha en Caleta Olivia con el lema "Más zapatillas, menos pastillas" con cronogramas de encuentros y torneos que invitaron a los adultos mayores a ponerse en movimiento.

Fue durante el fin de semana pasado, en el Torneo de Verano de Newcom "Activando el Verano" que se desarrolló en el Gimnasio "Pancho" Cerda, que al finalizar la fiesta de los deportistas "Bea" se despidió de todos: "Continúen ustedes haciendo la actividad y armen equipos para participar en Comodoro y adonde los inviten", parecía despedirse.

Mientras disfrutaba de sus vacaciones en Córdoba la "Profe" como la llamaban todos los deportistas, integrante del equipo Ankatu, se descompensó y debió ser trasladada al hospital, donde finalmente falleció.

Fue reconocida en el deporte nacional, provincial y local, por su tarea al frente de la Escuela Municipal de Newcom Ankatu.

LA DESPEDIDA

Otro referente del newcom en Santa Cruz, Víctor Aguiar, le dejó un mensaje final en Facebook.

“Beatriz Justiniano. Fuiste para nosotros un ángel que apareció en nuestras vidas y nos hiciste muy feliz.

Gracias a vos disfrutamos la vida y el hermoso deporte de newcom. Resalto el amor que nos brindaste, tu pasión por este deporte, tu entrega y tu manera de contagiar al grupo en el juego. Siempre diste amor, en cada abrazo, en cada encuentro, siempre fuiste distinta.

Recuerdo siempre tus palabras (bichitos los quiero mucho). Te fuiste físicamente, pero siempre estarás con nosotros en cada saludo, en cada partido, en cada reunión, en cada abrazo. Tu figura ahora se hace más grande, por lo que nos enseñaste. Amaste tanto a los adultos que no te olvidaremos jamás. Te fuiste antes (es lo único que le reprochamos a la vida). No nos parece justo... Los viejos no deberíamos despedir a los jóvenes. Es un golpe demasiado duro para todos. Solo nos queda tu amor, tu pasión y tu entrega en la vida. Agradecemos infinitamente a Dios el haberte conocido”. (La Vanguardia y TiempoSur)


COMENTARIOS