Río Gallegos

Nenes de 5 y 8 años fueron atropellados

Ocurrió en la jornada de ayer. Uno de ellos no sufrió lesiones y la restante sufrió fractura de tibia, por la cual fue intervenida quirúrgicamente. La conductora de este último percance de tránsito fijó domicilio.   

El rodado fue secuestrado por el personal policial. (Foto: C.G.)
COMPARTÍ ESTA NOTA

En la tarde ayer, el personal de la Comisaría Primera fue requerido en el estacionamiento del supermercado Carrefour, debido a que un nene había sido atropellado.

Cerca de las 13:30, los uniformados se presentaron en el lugar mencionado, donde observaron que un nene de 8 años, se encontraba tirado en el suelo, por lo que rápidamente solicitaron una ambulancia para que lo asistiera.

En tanto los uniformados dialogaron con la conductora de un Fiat Palio, el cual habría sido el que lo atropelló, quien le explicó lo sucedido.

En esos momentos llegó la ambulancia, cuyo médico revisó al nene y preventivamente decidió trasladarlo al nosocomio local.

Una vez en la guardia, el chico fue sometido a varios estudios por lo que se conoció que no había sufrido lesiones, por lo que fue dado de alta.

En el lugar el personal policial controló los documentos de la mujer y su rodado y como tenía todo en orden, se solicitó que ambas partes se presentaran en la dependencia para realizar los trámites escritos correspondientes.

Lesiones graves

Horas más tarde, el personal de la Comisaría Cuarta, que se encontraba realizando un allanamiento en calle José Ingenieros al 1100, fueron solicitado en calle Ayohuma al 300, debido a que una nena había sido atropellada.

El personal se dirigió al lugar, donde encontraron a una nena de cinco años, sangrando, por lo que rápidamente solicitaron la presencia de una ambulancia, para que asistiera a la nena.

A los pocos minutos llegó al lugar y tras realizarle las primeras curaciones e inmovilizarla, la subieron a una camilla y la trasladaron al nosocomio local.

En la guardia la nena recibió las curaciones del caso y tras realizarle los estudios de rigor, determinaron que había sufrido una fractura de la tibia izquierda, por lo que se la preparó para ser sometida a una intervención quirúrgica.

Mientras tanto, en el lugar del accidente, la conductora del Ford Ka, fue trasladada a la dependencia, donde se la identificó y se procedió a controlar la documentación del rodado.

En el lugar se solicitó la presencia del personal de la División AccidentologíaVial, que realizaron las pericias del caso y una vez finalizadas, se procedió al secuestro del rodado, el cual quedó al resguardo de la Comisaría Cuarta.

Por el hecho se dio aviso al Juzgado de Instrucción N°3, de donde se dispuso que la conductora fijara domicilio quedando sujeta a la causa que se investiga.