Paritaria docente

Negociación, el 13 por ciento y el COE escolar

Aunque no tiene un porcentaje definido para pedir en la negociación, una referencia es la canasta básica de aproximadamente 60 mil pesos, frente al salario de un maestro ingresante que percibe 26 mil pesos. El secretario adjunto, Javier Fernández, pidió también que se conforme una mesa para discutir el protocolo.

“Vamos a necesitar un refuerzo importante para la limpieza”.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Siempre tratamos de llegar a la canasta familiar de la provincia”, indicó Javier Fernández, de acuerdo a la discusión que se realiza en los congresos.

Por lo menos en Santa Cruz, la canasta básica alcanza los 60 mil pesos, calculó el Secretario Adjunto de ADOSAC. Para el aumento se toma en cuenta el salario de un docente ingresante, que actualmente ronda los 26 mil pesos, si se incluye el 7% acordado en paritaria en marzo e interrumpida por la pandemia.

Pero a la fecha, Fernández recordó que el Gobierno adeuda dos meses de ese 7% (a los activos y pasivos), correspondientes al mes de mayo y junio.

“Se pagó, pero ese porcentaje van dos meses de retrasos”, reafirmó.

El gremio estima que el Gobierno puede llegar a ofrecer una suba que en total llegue al 20%, como lo acordó con los sindicatos estatales. De ser así, solo buscaría proponer un 13% para los maestros.

“No podemos decir qué es lo que piensan todos, pero pensamos que puede ser así. Seguiremos exigiendo hasta donde podamos y nos den los medios”, marcó.

Por la etapa de distanciamiento social, ningún gremio puede realizar asambleas en cada filial, en el caso de ADOSAC, ni Congreso provincial. Solo les queda la vía virtual.

La negociación también será laboral. “Tenemos muchos reclamos, como los Vocales de Juntas Especiales que siguen intervenidas, o cargos que no se están sacando en nivel Inicial ni horas que se cubren en muchos lugares y piden que preceptores se hagan cargo de horas cátedra. Exigiremos estas cuestiones y la mejora salarial, sabemos que el parámetro serán los otros sectores, pero pelearemos hasta donde podamos”, remarcó.

El retorno

Por el momento, ADOSAC conoce sobre el protocolo para el retorno a las aulas, de acuerdo a lo que publican los medios tanto a nivel nacional y provincial. No fueron por ahora convocados para analizar el modo de volver a clases, que podría ser en septiembre.

“Debe ser una decisión tomada con mucha mayor amplitud porque quizás no basta el sentido común del CPE”, opinó y ejemplificó el caso de los trabajadores no docentes y del sector privado. “Creemos que esa mesa debe estar integrada por más gente, incluso profesionales independientes que puedan dar una mirada profesional, porque no basta el sentido común”, destacó.

También analizan saber si los recursos que envió Nación, necesariamente son aplicados a las escuelas, como la compra de elementos de limpieza. 

Muchos docentes tienen la intención de volver, es más fácil volver a la escuela, pero si no hay protocolo que garantice el cuidado de los chicos, será muy difícil”, acotó y dijo: “No hay una discusión seria para la vuelta a clases, hoy no está dada y por más que se dé en el espacio de la paritaria creemos que es importante que más gente participe”.

Entre los integrantes incluyó a la Vocal por los Padres.

“Cuando estén los chicos debe haber una limpieza permanente y eso de manera normal no sucede. Vamos a necesitar un refuerzo importante para la limpieza”, señaló.

La modalidad presencial además incluirá que las escuelas tengan acceso a Internet, que, según el dirigente, no todas las escuelas disponen tampoco de “computadoras suficientes para que los maestros envíen las actividades” a los chicos que no asistan a las aulas, ya que la asistencia será rotativa y comenzará por los grupos terminales e iniciales.

Si la intención es volver en septiembre estamos a días del receso (invernal) y creo que ya hay que empezar a debatirlo”, vertió.

Agosto en 9 provincias

Según informó ayer la agencia Télam,

las autoridades de Tucumán, San Juan, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Santa Fe, San Luis, Misiones y Corrientes volverán a clases en agosto, pero de manera escalonada, luego del anuncio del ministro Nicolás Trotta y de la aprobación de esas medidas sanitarias por parte del Consejo Federal de Educación. Se enviarán $2300 millones para que todas las jurisdicciones comiencen a efectuar obras en sus escuelas con el fin de adecuarlas a los protocolos.

La asistencia se distribuirá del siguiente modo:

-$500 millones en transferencias de hasta $50.000 directo a las escuelas, para adquisición de insumos (como alcohol, lavandina, artículos de limpieza y tapabocas)

-$1300 millones para obras destinadas a provisión de agua, reparaciones de sanitarios y acondicionamiento de higiene y seguridad (con un sistema mixto: Directo a escuelas por hasta $400.000, y vía provincia en montos mayores) y

-$500 millones de refuerzo del Programa 37 de infraestructura escolar, para reparaciones menores de las escuelas.


COMENTARIOS