Ciudad cordial

Natividad de Jesús, un barrio nuevo con mucha historia para contar

El barrio comenzó en 2008 y fue sumando complejos habitacionales. La junta vecinal tiene más de una década activa y logró conseguir soluciones a los problemas cotidianos de los vecinos. Una cancha y un parque que busca crear sentido de pertenencia.

COMPARTÍ ESTA NOTA

El barrio Natividad de Jesús comenzó a formarse en 2008 y fue ampliándose con el correr del tiempo. En primera instancia se inauguraron y entregaron las 90 Viviendas. Antes de fin de año, en el mes de noviembre, se agregaron las 46 y 65 viviendas, respectivamente. La cercanía a la época navideña hizo que la idea del nombre tuviera que ver con eso, por lo que los vecinos decidieron nombrarlo como “Natividad de Jesús”. Con el correr del tiempo fueron encontrando –y solucionando- los problemas comunes que atañen a todos los sectores de Río Gallegos: Estado de las calles, los perros sueltos y los servicios esenciales. Hoy muchos de esos temas están resueltos y el sector ha crecido y mejorado en la última década. Actualmente cuentan con una de las primeras canchas de césped sintético que se inauguraron en 2015, como así también el parque de los troncos.

La junta vecinal tuvo un rol clave en el desarrollo del barrio. Se trata de una organización vecinal que se ha mantenido activa por más de diez años sin quedar acéfala, un logro importante en Río Gallegos. Cumpliéndose los plazos legales se han ido renovando sus autoridades. Semanas atrás se reunieron con el referente del área de Juntas Municipales Claudio Cádiz, donde elevaron las necesidades actuales como las luminarias del barrio y la continuidad de la organización.

“Yo empecé hace diez años en la junta vecinal, empezando como vocal voluntaria. Luego entré en el segundo periodo como miembro de comisión trabajando. Empezamos trabajando con medianeras, siendo el trabajo en 90 Viviendas. También se trabajó con el alumbrado y se hizo el pavimento en un 80% del barrio, la plaza y la canchita de fútbol”, recordó Vanesa Low, quien tiempo atrás fue la presidenta de la organización y actualmente está a cargo del área de participación ciudadana del Municipio.

Si bien Low ya no está frente a la junta, colabora con lo que puede ya que sigue siendo una vecina más del barrio. “Nos estamos haciendo cargo los vecinos de la junta vecinal; los acompaño en la ayuda sobre cómo se manejan, pero sigo siendo una vecina. En mi área tratar de acompañar la junta vecinal, hacer seguimiento de pedidos, muchas gestiones que se tratan de resolver. Seguir convocando a vecinos para que se sigan sumando al trabajo barrial. Por suerte tenemos que seguir acompañando en eso”, enfatizó.

Quien empezó como secretario de la junta vecinal del barrio también es el ahora diputado Eloy Echazú. El legislador fue entrevistado para este suplemento, donde contó cómo fueron estos diez años de desarrollo.

“Como secretario de la junta vecinal. Nosotros para hacer un racconto, nos quedamos en el 2008 cuando empezamos. En octubre y en noviembre conformamos una pequeña junta vecinal para empezar a ver y trabajar con el tema de las cosas que necesitábamos para el barrio. La junta se conformó y en 2009 empezamos a trabajar en distintos aspectos. Queríamos que los chicos tuvieran la idiosincrasia del barrio, festejando el Día del Niño, carnaval”, relató en primer lugar.

El nombre fue entregado por el nacimiento de Jesús. Queríamos darle el espíritu de la Navidad, empezando con el concurso de decorar no solamente con cosas navideñas, sino también limpio el césped, con frente.

El jurado eran los concejales, que pasaban, visitaban y nos entregaban el honor. Siempre sorteábamos el cordero.

Hay problemáticas que nos afectan a todos. El tema de las calles no afecta a todos, el tema de los animales también. Se trabaja mucho desde Obras Públicas.

Teniendo hoy escarcha y hielo, está complicado trabajar en el arreglo.

La mayoría de las calles vienen con un deterioro de años, pero se está trabajando diariamente, de lunes a lunes.

Nosotros venimos trabajando desde que arrancamos y después con toda la pandemia trabajamos todos los días. Al principio empezamos con Tu Barrio Por Vos, que fue donde se hizo el relevamiento de adultos mayores en algunos barrios y también se hizo entrega de desinfectantes en pandemia.

Seguimos trabajando igual, incluyendo el programa nuevo que tiene que ver con seguridad, con la comisaría de la ciudad, con algunas problemáticas que tienen con la seguridad.

Hay pocas juntas activas por reglamento, pero desde el año pasado muy pocas quedaron. Muchas quedaron acéfalas, sin hacerse las elecciones ni la parte legal. Cuando asumí había varias juntas vecinales que estaban así y empezamos desde marzo a regularlas. Pero empezó la pandemia y estaba imposible hacer elecciones.

Se sigue trabajando con las mismas juntas vecinales actualmente, se tiene que empezar a regular la junta vecinal que quedaron así el año pasado.

El trabajo de la junta vecinal es silencioso

Los vecinos que integran la junta tienen su día normal, el trabajo.

Nuestro esquema empezó primero