La poesía de luto

Murió Florita

Considerada Patrimonio Viviente de la Provincia de Santa Cruz, Flora Rodríguez Lofredo convirtió a su obra en símbolo de nuestra tierra siendo reconocida por sus pares como una de las letras más importante de la historia de la provincia. Gracias a sus trabajos de investigación, recopilación y análisis logró rescatar y revalorizar distintas realidades que forman parte de nuestra cultura.

Reconocida como patrimonio viviente de la provincia
COMPARTÍ ESTA NOTA

Florita, como fue conocida por sus queridos, llegó a Río Gallegos durante la primera parte de la década del ‘30, con tan solo 4 años. Empujados por la guerra civil española, sus padres decidieron dejar el pueblito de la Región Asturiana Langreo, rumbo a Buenos Aires, para posteriormente desembarcar en una creciente y despoblada ciudad, la cual ya hace un tiempo había cobijado a su tío Genaro La Fuente, hermano de la madre de Flora. 

Junto a Manolo, hermano apenas un año mayor, comenzaron sus estudios en el único lugar posible de la ciudad, la Escuela Nacional Nº1, donde, tambien con el tiempo, comenzaría a mostrar sus primeras aproximaciones a la literatura, literatura que la convertiría en una de las figuras más destacadas de la poesía nacional. 

Fue alumna de Sofía Vicic de Cepernic, otra de las grandes referentes de nuestras letras, y con quien también tuvo la posibilidad de editar dos obras (“Copos de nieve” y “De anclas y timones”), ambos libros escolares, pero además también le dedicó una de sus poesías, señal de la gran relación que supo unirlas. Entre sus obras se encuentran “Perfil de viento”, “Portales blancos”, “Desde esta latitud sur”, “Gaviotas interiores”, “Toda sur”. “Mi sal”, “Mi voz”, “Toda la ternura”, “Mi cruz de calafate, “En nombre de mi tierra”, entre otros.

Sin dudas, Flora Rodríguez Lofredo no solo fue reconocida en Santa Cruz. Fue parte de varias ediciones de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, donde con orgullo representó a las letras de nuestra provincia. A lo largo de su trayectoria fue galardonada con 5 premios nacionales, 47 premios provinciales, además de numerosas menciones por su destacada literatura y 12 reconocimientos por su aporte a la cultura.

En 2016, los legisladores provinciales distinguieron a la escritora y poetisa en la categoría de Patrimonio Viviente de la Provincia de Santa Cruz, en el marco de la Ley de Patrimonio Cultural Provincial 3138. Asimismo, declararon bienes integrantes del Patrimonio Cultural de la Provincia de Santa Cruz a todas las obras literarias entre los años 1975 y 2016, “por el invalorable aporte a la cultura santacruceña”. A lo largo de este tiempo se ha destacado su contribución en la divulgación de valores éticos, morales y espirituales y a la manifestación poética de los valores de nuestra tierra. El aporte cultural de Flora Rodríguez Lofredo es beneficioso para toda la comunidad, no sólo porque poseen información específica y saberes sino también porque sus lecturas pueden satisfacer necesidades espirituales, estéticas e intelectuales.

Flora tuvo una interesante labor social en nuestra localidad, fue protagonista de los primeros años de radiofonía de LU12, integrante de jurados literarios y participante activaba de la gestión cultural, con gran injerencia en la vida de las bibliotecas populares, incluso hoy una lleva su nombre en el barrio Jorge Newbery, a un costado del Gimnasio Municipal Juan Bautista Rocha. 

La recuerda un amigo

“Lo primero que tengo que decir es que ella es mi amiga”, remarcó en diálogo con TiempoSur el escritor y su amigo, Carlos Besoain, quien más allá de destacar el valor de su literatura hizo hincapié en querer recordar a “una persona honorable, de las que ya no quedan, intachable, de una rectitud impresionante”.

El escritor contó que la relación “fue de escritor a escritor y con el tiempo nos hicimos amigos”. En su trabajo de editor intervino en algunas de las obras de Flora, de hecho, por estas horas trabajaban en conjunto en la corrección de las últimas letras escritas por Florita. “Ella me llamó hace 15 días para decirme que se moría”, sostuvo.

Habló de su obra “enraizada” y describió: “Está instalada, desde hace 40 años escribo, y sin dudas forma parte de nuestra cultura. Hoy vas a ver en cualquier biblioteca barrial, popular, y vas a encontrar un libro de ella. A la gente le encantaba su poesía, se sentían reflejados e identificados por todo lo que ella contaba sobre nuestros símbolos propios de la Patagonia”.

Por último, dijo: “Si te quería hacía cosas para que lo supieras, así era Flora. Ella no va a quedar olvidada, va a ser una persona siempre recordada con mucho cariño, era muy buena gente”.

El significado de su obra en Santa Cruz

“La verdad que no es sencillo hablar de Flora y su obra, con más de 20 publicaciones hasta la actualidad”, analiza Gabriela Luque, Profesora Adjunta Regular de la Escuela de Letras de la UNPA y directora del Grupo de Extensión e Investigación sobre Literatura Regional “Patagonia Austral, una biblioteca inconmensurable”, quien explica que “su trabajo incluye textos que fundamentalmente pertenecen al campo de la poesía lírica, aunque también hay algo de poesía épica, hay muchas publicaciones, premios nacionales, provinciales, el reconocimiento como patrimonio viviente”. “Cuando hablamos de Flora Rodríguez Lofredo estamos hablando sin dudas de la literatura de Santa Cruz. De una escritora que quiso reflejar en su obra la naturaleza, aquellos elementos que suelen reconocerse como parte de la identidad”, y si bien esto se puede discutir, según Luque, “claramente es lo que Florita quiso poder reflejar. Ella hablaba del paisaje en sus diferentes manifestaciones, de los pioneros. Podríamos pensar entonces su literatura como parte del desarrollo literario de la década del ‘70 con tópicos como la naturaleza, los pioneros, representaciones de pueblos originarios”.

El punto más saliente de la literatura de Rodríguez Lofredo es la “enorme riqueza del hecho de que ya haya sido integrada al diseño curricular, se ha recurrido a su obra para los distintos niveles de enseñanza, entonces hay un reconocimiento a una figura, que junto a la de Héctor Rodolfo Peña, se la reconoce como iniciadora de la literatura. No podría aseverar si es la mejor poeta, sí puedo decir que fue y es una personalidad que supo marcar un momento en la literatura de Santa Cruz y es reconocida mucho más allá de las fronteras de la provincia”.

Fragmento de “Santa Cruz, esplendorosa”

“Es la tierra total, es la que amamos

porque en ella forjamos la esperanza

porque en ella criamos nuestros hijos,

porque en ella la sangre derramada

nos obliga a la lucha cotidiana,

a la lucha del talento y de la pluma,

a la lucha del obrero y del que manda,

sin olvidar los rostros mutilados,

sin olvidar la raza avasallada”  

 

“Que me perdone esta tierra si no supe

recrear su belleza en mis palabras,

si no supe explicar todo el encanto

de sus campiñas desnudas, sus montañas,

si no supe dibujar el colorido

de sus lagos azules-verde-malva,

si no supe recrear en mi poesía

el majestuoso vuelo de las águilas,

si no pude percibir acaso

el Ande con sus nieves invioladas.

Que me perdone esta tierra si no supe

escoger las palabras

que hablaran por mi pluma y por mi verso

de los rojos fulgurantes de sus albas,

de su cielo infinito y de sus noches

tachonadas de estrellas purpuradas.

Que me perdone esta tierra si no supe

escuchar el tumulto de sus aguas

el misterio de tanta gris arena

y el grito de sus piedras milenarias.

No me culpen si acaso no he podido

encerrar tanto SUR en mis palabras”.

 

Secretaría de Estado de Cultura

La Cartera Cultural del Gobierno de Santa Cruz se conduele ante el deceso de Flora Rodríguez de Lofredo (1929-2020), la escritora y poetisa santacruceña que falleció a sus 91 años, dejando un importante compendio de obras literarias, oportunamente declaradas como parte del Patrimonio Cultural de la provincia.

Toda la familia de la Cultura Santacruceña y, en especial, la de la Cartera Cultural del Gobierno de la Provincia, se despide, hoy, de ella, recordándola como una protagonista clave en el desarrollo de nuestras letras locales.

 

Municipalidad de Río Gallegos

La Municipalidad de Río Gallegos lamenta profundamente el fallecimiento de Flora Rodríguez Lofredo.

Un ícono de nuestra ciudad y nuestra cultura que será irremplazable.

En este triste momento acompañamos a sus familiares y amigos por esta pérdida tan dolorosa.

 

Archivo Municipal de Río Gallegos

El Archivo Histórico Municipal con hondo pesar lamenta el fallecimiento de la reconocida escritora y poetisa Flora Rodríguez de Lofredo.

Acompañamos a la familia en estos tristes momentos, destacando que el recuerdo de esta gran persona perdurará en la comunidad, como así también su legado.


COMENTARIOS