Preocupación

Municipales en la indigencia y un HCD que nunca se pronunció, ni adoptó medidas por la pandemia.

En tanto, la única edil de la oposición, Carina Bosso, no puede participar de las reuniones del COE, a cargo del intendente de Gobernador Gregores, Héctor Vidal.  

“Es tan bajo el sueldo de los municipales que estarían en una situación de indigencia”
COMPARTÍ ESTA NOTA

En septiembre del 2020, Gobernador Gregores fue señalada por un medio como la única localidad que no contaba con casos positivos de COVID-19 en la provincia.

Pero el virus lamentablemente llegó y si bien no presentan transmisión comunitaria, existe una transmisión por conglomerado.

El COE, un Comité de Emergencia que no es político y debe tener la mayor cantidad de referentes de todos los sectores posibles, no está integrado por la única edil de la oposición, Carina Bosso (UCR).

A fines del 2020, Bosso fue noticia cuando se advirtió que los cuatro ediles impidieron que integre alguna de las Comisiones del HCD. En realidad fue una continuación del 2019, cuando asumieron y se distribuyeron las comisiones, ya que antes tampoco pudo integrar ninguno de estos grupos que debate proyectos.

“Quise integrar el COE, pero dijeron que sólo el presidente del cuerpo, Daniel Barrios, podía formar parte, aunque luego renunció y asumió Tomás Aguirre”, sostuvo Bosso.

El cuerpo de ediles, todos del FDT que responden a Vidal, se completa con Lourdes Kovacic y Gladis Rivera, edil que “nunca presentó un proyecto durante el 2014 y 2019”.

El recinto, además, cuenta con un dato llamativo en medio de la pandemia iniciada en marzo del año pasado. “El Concejo Deliberante nunca se pronunció ante la situación de pandemia. Nosotros presentamos proyectos pero no tuvimos apoyo del Deliberante”, recordó.

Al pregonarle si el cuerpo ratificó medidas por el COVID-19, Bosso recalcó que “nunca sacó ninguna resolución de adhesión por Coronavirus y jamás emitió documentación alguna con respecto al COVID, para esto el Concejo no existió nunca. Todo lo hizo el Municipio”, advirtió.

Fondos

El mayor reclamo al Municipio son los bajos salarios de trabajadores municipales.

Perciben entre 20 mil y 30 mil pesos, por lo que forman parte de los municipios con salarios más bajos de la provincia.

“Es muy bajo el salario y esos 20 mil a 30 mil alcanzan a los empleados con módulos 1 al 8. Es tan bajo que estarían en una situación de indigencia “porque no alcanza para poder pagar la canasta básica”, señaló.

Por eso, Bosso propuso mediante un proyecto el año pasado que los fondos que se iban a destinar al aniversario de la comuna y demás actividades que no se iban a realizar por la pandemia, sumado a los recursos distribuidos para afrontar el Coronavirus, se redirijan a una ayuda de 10 mil pesos para los 500 trabajadores municipales.

“El presupuesto alcanzaba y sobraba, pero se envió a comisiones. A fin de año se dio un bono de 5 mil pesos, pero insistió, tenido en cuenta los fondos que habían, esa plata alcanzaba y sobraba para la ayuda de 10 mil pesos”, remarcó.

Otra iniciativa enviada a comisiones fue la de eximir de impuestos a jubilados y monotributistas de la Comuna, como así también el proyecto que pretendía incluir a los jubilados en la entrega de canastas navideñas y un cordero.

 

FOTO BOSSO2.JPG

 

INSERT

 

 


COMENTARIOS