Coronavirus

Más profesionales llegarán a Santa Cruz

Así lo indicó el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García en diálogo con Tiempo FM . Indicó además que uno de los principales problemas es la cuestión de recurso humano.

Ginés González García junto a Alicia Kirchner (Foto archivo).
COMPARTÍ ESTA NOTA

El ministro de Salud Ginés García fue entrevistado ayer por Tiempo FM, en el marco del contexto sanitario que atraviesa la provincia y el país. Indicó que de momento el único tratamiento factible es el aislamiento, de momento “insuperable” y reiteró que el factor humano es clave.

No creíamos en la duración en la pandemia. Nos engañamos porque en Europa duró menos” indicó García. “América se convirtió en el epicentro y lleva una permanencia fuerte”.

Sobre las medidas indicó que “ninguna superó al aislamiento. Es un poco anti ciencia, pero la verdad que el aislamiento, con circulación comunitaria, es insuperable. El cuidado personal, la distancia y las cosas que predicamos desde el primer día”.

Análisis de la situación actual, ¿en qué situación nos encontramos en la República Argentina en estos momentos?

G.G: En la República Argentina se hablaba todo vinculado al AMBA. Por eso cuando el Presidente de la Nación vio que se trasladaba la pandemia no solo a la Ciudad de Buenos Aires que, en un momento, el AMBA tenía el 95% de los casos, ahora tiene el treinta y pico por ciento de los casos; sigue teniendo muchos, pero hoy se empieza a haber muchos más en el resto de la Argentina; y en muchos lugares de la Argentina no hay recursos para atender los casos de manera correcta. Por lo cual hay que hacer muchos más estrictos. Si bien, hemos hecho un esfuerzo importantísimo estos meses de expansión del sistema de atención, es muy difícil ahora ampliarlo. Ahora lo que hay que hacer, naturalmente, controlar distintos episodios que se dan en las provincias y, sobre todo,

identificar a la gente con síntomas, aislarlos rápidamente además de tratarlos, trabajar sobre los contactos. Esa es la estrategia ahora porque en muchas provincias trataron que no llegara el virus, y la verdad que el virus llegó y lo hizo a todos lados. Entonces, lo que hay que hacer es estar listos para reaccionar bien, cercarlo y limitar su expansión. En eso, estamos en una pelea en muchas provincias en estos momentos.

 

¿Cuál es el mayor déficit que tiene el Ministerio hoy para atender las demandas de todas las provincias? Podemos decir profesionales: ¿médicos, terapistas, enfermeros?

GG: El ministerio lo que está haciendo es tomar la mayor cantidad de todos los lugares, pedírselos a otras provincias.  El problema que ahora se complica porque en realidad, todas las provincias tienen problemas, entonces es muy difícil relocalizar temporalmente como venimos haciendo. Pero lo seguiremos haciendo y   la semana próxima llegará un grupo de profesionales itinerantes como han ido desde hace bastante tiempo a Santa Cruz y a todas las provincias.

Hoy claramente el déficit de recurso humano es muy alto, por cansancio, porque están enfermos, porque hemos tenido unas cuantas bajas porque si en algo que pasó que no creíamos es la duración de esta pandemia. Nos engañamos porque en Europa duro menos, en Asia todavía menos y la verdad en América se convirtió no solo en el epicentro, desde Canadá hasta Tierra del Fuego, sino que además lleva una permanencia muy fuerte.

¿A usted le sorprende la evolución que tuvo la enfermedad en la Argentina? Ayer tuvimos récord, y estamos entre los primeros países con cantidad de infectados.

GG: Todos los países dicen que hay muchos más casos de los que se testean o se detectan. Cuando hicimos un cambio de tecnología porque apareció tecnología nueva, que permite hacer el testeo en terreno, o sea, se puede hacer el testeo y tener el resultado en ese momento, le da una capacidad operativa tremenda. Y nosotros hace dos semanas empezamos el DetectAr federal y hemos mandado reactivos para hacer esto a todas las provincias; y también las provincias han comprado para hacerlo. Esto quiere decir que se ha expandido la capacidad de testeo, con lo cual nosotros esperábamos que hubiese más casos porque se están detectando más casos, no es que ahora haya más casos; sino que estamos haciendo más detección y ahí aparecen.

 

¿El índice de testeos es bajo?

GG: Los testeos hay que hacerlos a quienes tienen que ser testeados y en el momento que eso sea. Cuando hay circulación comunitaria hay que hacer testeos como se están haciendo ahora, en ambulatorio buscando los casos. Hemos hechos siempre los testeos necesarios y decir que testeos si, testeos no es lo que le sirve a la ecuación no es así.

Por ejemplo, Chile hizo muchos más testeos que nosotros y tuvieron más problemas que nosotros. Estados Unidos tiene el récord de testeos al igual que Brasil y tienen más problemas que nosotros. Qué quiero decir con esto, es el testeo y otro montón de medidas, dentro de las cuales ninguna ha podido superar en algún momento la expansión al aislamiento. Es un poco anticiencia lo que estoy diciendo porque es un poco recurrir a la enseñanza de la historia, pero la verdad el aislamiento cuando además tiene circulación comunitaria es absolutamente insuperable; por eso, el aislamiento, el cuidado personal, el distanciamiento, en definitiva, lo que predicamos desde el primer día trabajando todos juntos.

Hoy (por ayer) tuve reunión con todos los legisladores de todo el país COFELESA y luego con todos los ministros del país en el COFESA.

Estamos todos juntos trabajando, en un momento delicado donde también en Santa Cruz también están pasando por ese momento; con más impacto en Río Gallegos, con un poco menos en Calafate y bastante mejor en Caleta Olivia; por mencionar algunos de los lugares que hicimos en los exámenes de hoy (por ayer).

Uno de los problemas tiene que ver con el cansancio de la gente. Uno ve un alto incumplimiento muchas veces, de estas recomendaciones. ¿Cómo se puede combinar la necesidad que la gente cumpla con las normas de aislamiento con cierto incumplimiento de las comunidades?

GG: Soy amigo de la persuasión, de la convicción, de convencer, de hablar. Yo no me puedo meter porque es potestad de la jurisdicción local, pero reconozco que en algunos en algunos lugares han sido más rígidos con los que no cumplen, que es algo que tiene que ver con el bien común; porque cuando uno se hace daño individual nadie puede decirle nada, pero cuando con su conducta hace un daño colectivo o puede hacer daños colectivos que es lo que quiere impedir la medida, claramente está tipificado en el Código Penal. A mí me parece que el camino debe ser el del convencimiento porque la verdad es que se está muriendo gente, hay que cortar entre todos esto. Cortarlo es, naturalmente, teniendo un poco de disciplina, cuidado y sobre todo responsabilidad.

 

Vacunas. Ustedes estarán trabajando ya en estos protocolos de distribución y vacunación por prioridades. ¿Cómo es este trabajo?

GG: Esto seguramente se va a tratar con el Comité de Bioética; pero claramente, la receta va a ser parecida a la mundial: primero los grupos vulnerables por su trabajo, o sea, el personal sanitario porque además es indispensable, luego grupos de riesgo. Estamos buscando distintos proveedores, porque no sabemos cuál la tendrá primero, cuando y cuánta va a tener disponible para la Argentina.

Nosotros queremos cubrir a gran parte de la población y estamos negociando con cinco o seis oferentes que son los que están en la punta de la carrea; porque aún no se llegó a la meta, no hay ninguna aprobada.

Nosotros vamos a estar entre los primeros países en vacunar. La vacunación va a ser difícil, larga, va a necesitar una logística especial.

Alguna de las vacunas, por ejemplo, su transporte hay que hacerlo en -80º, se imagina lo que significa en logística hacer eso para todo el país. Pero ese es nuestro problema y por eso estamos trabajando en lo que se llama la tercera etapa.

Ahora lo que estamos transcurriendo es la segunda etapa, que es lo que está pasando en el resto del país muy fuerte, y que estamos dedicados plenamente. En tanto que, la tercera etapa será realizar todo lo que es la logística de la vacunación, que esperamos sea lo más pronto posible. Como tenemos una alternativa distinta en el corto plazo, me parece que vale la pena el sacrificio de unos pocos días para contener el volumen de lo que está pasando.

Métodos compasivos, uno de ellos es el Ibuprofeno inhalado que ha generado bastante polémica por su utilización o no. ¿Cuál es la postura del Ministerio de Salud de la Nación?

GG: Nuestra postura no es una posición política, sino la posición universal. Ningún medicamento o vacuna se pone al servicio de una comunidad y que sea utilizado si no pasa las pruebas que están normatizadas; no es una prueba administrativa. Se tiene que comprobar primero en animales, luego en seres humanos en una cantidad baja, que se llaman etapa 1, etapa 2 y finalmente la etapa 3 que se prueba la efectividad del tratamiento.

Hoy del ibuprofeno no hay nada porque realmente empezaron a venderlo mucho antes ni siquiera presentado en el ANMAT; se presentó recién en septiembre. Recién estamos en estudios iniciales y no tiene ningún avance. Hay otros estudios con ivermectina que sí se presentaron algunos estudios que se están completando y que todavía no están listos. Insisto, no es un trámite administrativo, sino que es que se compruebe que su efecto es positivo, porque los medicamentos nunca son inocuos; no es que si no hacen nada no importa. Entonces, uno le tiene que dar no solo seguridad a la gente sino también efectividad de lo que está haciendo. Lo que pasa en la desesperación, se empieza un poco la creencia popular que alguno puede ser bueno y es una situación que se está dando. Conozco el debate de Río Gallegos, pero no se puede usar. En el caso del ibuprofeno, toda la sociedad científica se expresó en contra porque además se usa un aparato vaporizador que realmente en un sistema de terapia, el vaporizador favorecería la distribución de los virus. Es un tema delicado que nosotros lo queremos acelerar al máximo, pero de ninguna manera podemos autorizar un producto que no tenga lo que hace cualquier sistema en cualquier lugar del mundo para aprobarlo.

 

El Ministerio está preparado para una segunda ola.

GG: Hemos dado prueba que estamos más preparados que otros países en la respuesta. El comportamiento del virus tiene que ver con el comportamiento de las personas.

Hoy la principal fuente de contagio son las reuniones sociales de muchas personas en espacios cerrados. Hoy el 80% de todas las investigaciones que hacemos sobre cuál es el origen, nos indica que ese es el origen; y cuando eso pasa es masivo. Hoy, hay que cuidar, es difícil eso y sobre todo allí en Río Gallegos por el clima que es más inhóspito, más frío, pero realmente si me preguntan qué es lo primero que pediría, es que por Dios no hagamos reuniones sociales sea con familiares o con amigos. Hoy, es una cuestión que está llevando a mucho contagio colectivo. Entonces, tenemos que cortar esa cadena; obviamente, tengo el mayor optimismo para que no vuelva una segunda ola y tenemos todos que hacer lo necesario para que esto no suceda; y en eso tenemos los ejemplos del mundo.

Además, nadie explica ni la ciencia, el por qué permanece tanto en nuestra América y eso es algo que tenga que ver con un problema de tecnología ni siquiera de política porque Brasil y Estados Unidos hicieron una política distinta, abrieron todo, que pase rápido y ambos están con un problema importante de circulación y en sus estadísticas. Así que, lo principal y la verdadera receta que funciona, es que nos cuidemos todos.

Finalmente, el Ministro de Salud de la Nación, aseguró que “tengo una excelente relación con la gobernadora y estoy en conocimiento de lo que pasa en la provincia” al tiempo que reiteró que “la semana que viene viajarán profesionales a Santa Cruz, no solo enfermeros y terapistas sino que estamos viajando los cuerpos de conducción del Ministerio en las distintos provincias, y a Santa Cruz la próxima semana irá uno de los viceministros. Estamos trabajando juntos, lo hacemos por vía distancia y también presencial”, concluyó


COMENTARIOS