Sin solución

Más paro universitario

En la continuidad del importante conflicto paritario, los docentes universitarios de todo el país resolvieron la continuidad de las medidas de fuerza y paro para el próximo 15 y 16 de abril.

Los docentes universitarios sostienen su reclamo.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los docentes universitarios están lejos de llegar a un acuerdo en las negociaciones que se dan a nivel nacional, afectando a todas las universidades nacionales y en este caso se decidió una medida de fuerza que se cumplirá durante los días jueves 15 y viernes 16 del corriente en todas las Universidades Nacionales.

La misma se resolvió en el Plenario de Secretarías Generales de la Federación que sesionó de manera virtual.

Los gremios de base volvieron a expresar el unánime repudio a la artera maniobra del Ministerio de Educación de la Nación y la Secretaría de Políticas Universitarias por haber convocado a una reunión paritaria en el día de ayer en la que excluyeron de manera deliberada e ilegal a nuestra Federación. Estos manejos autoritarios y antidemocráticos sólo intentaron infructuosamente ocultar la contundencia del Paro Nacional de 48 horas que la CONADU HISTÓRICA realizó los días 6 y 7, con altísima adhesión de la docencia y también de gremios y agrupaciones afiliadas a otras Federaciones.
"Buscaron amedrentar y disciplinar a nuestra organización por realizar un paro de 48 horas y sólo consiguieron el repudio generalizado, además de dejar en evidencia que no tienen una oferta salarial digna para nuestro sector", aseguraron desde la Federación.

El Plenario encomendó a la Mesa Ejecutiva realizar las denuncias pertinentes en todos los organismos competentes y en la justicia por constituir un claro accionar de práctica desleal y violación del derecho constitucional de huelga.

"El malestar docente es muy grande, a raíz de la falta de respuestas a nuestros reclamos salariales y la falta de reconocimiento de los gastos por la virtualidad educativa, con evidente desvalorización por parte del Gobierno del enorme sacrificio realizado por las y los docentes a lo largo de la pandemia", manifestaron las y los asistentes.

Según se supo, la propuesta salarial que el Gobierno presentó en esa reunión "casi clandestina" (ya que no hubo paritarixs de CONADU HISTÓRICA y tampoco del CIN) fue rechazada por el Plenario, por cuanto supone una nueva rebaja salarial. La misma consistió en un magro 33% en 8 cuotas extendidas entre abril 2021 hasta febrero del 2022, sin cláusula gatillo; en tanto que la inflación proyectada superará el 48%. Esto significa sumar una nueva pérdida salarial de más del 15% a la existente a la fecha (que supera el 20%).

Por otro lado, no hay fecha cierta de reunión paritaria, cuando la misma ya venció desde el mes de febrero.

Ante esta situación el Plenario resolvió convocar a la Docencia Universitaria y Preuniversitaria a un nuevo paro nacional de 48 horas para los días 15 y 16 de abril, exigiendo un incremento salarial que garantice una verdadera recomposición de la pérdida por inflación y que se convoque a la paritaria nacional con la plena participación de la CONADU HISTÓRICA.

El Plenario se pronunció en respaldo a los reclamos y medidas de lucha de las y los docentes preuniversitarios de los Colegios dependientes de la Universidad Nacional de Buenos Aires, Universidad Nacional del Sur y Universidad Nacional de Tucumán, que están en lucha rechazando la imposición de las clases presenciales, sin las adecuadas condiciones sanitarias en dichos colegios.

 

La Ley Micaela

En una reunión realizada ayer en la sede del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, la CTA Autónoma firmó un Convenio Marco de cooperación mutua para el trabajo coordinado para la concreción de la Ley Micaela en los sindicatos y organizaciones de la Central.
Durante la reunión se abordó además la importancia de reconocer la incidencia de las desigualdades estructurales e identificar cuáles son las brechas que aún subsisten en el mundo del trabajo, el empleo y la producción para poder trabajar en la disminución de las violencias y en la construcción de ámbitos igualitarios y sin discriminación hacia mujeres y LGBTI+. Asimismo, se compartió la preocupación en torno a la violencia de género y los femicidios, y la importancia de trabajar en herramientas para la erradicación de la violencia y el acoso. Destacaron en este sentido, el gran avance que supuso la ratificación del Convenio 190 de la OIT y su Recomendación 206, sobre Violencia y Acoso en el mundo del trabajo, y la labor que a nivel tripartito se viene realizando entre los Ministerios de Trabajo, de las Mujeres, las Centrales Sindicales y las patronales empresarias para la efectiva instrumentación en todos los ámbitos. El abordaje de políticas preventivas para evitar situaciones de violencia resulta trascendental, así como la intervención en su erradicación.

En ese contexto y tras resaltar lo estratégico de que las políticas de géneros sean una prioridad para el Estado nacional y formen parte de la agenda de todos los sectores, la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación (MMGYD), Elizabeth Gómez Alcorta, detalló que se pone en marcha a partir de este convenio, “la Ley Micaela Sindical, el plan de capacitaciones para gremios y sindicatos, con el que continúa el compromiso de trabajar en la promoción de la perspectiva de género y en una mayor participación de las mujeres y diversidades, para la construcción conjunta de espacios verdaderamente igualitarios y libres de violencias”.