Rubro cine

Marcos: “El plan REPRO no va a ayudar si un comercio no abre sus puertas”

El propietario del Cine Río Gallegos explicó que el sector espera una reactivación recién para 2021, por lo que, si no se generan ingresos genuinos, los programas nacionales serán insuficientes.

Sala vacía en el cine de Río Gallegos.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Los cines, como muchas otras partes de la economía, están siendo afectadas por el Coronavirus desde el inicio de la pandemia declarada. Si bien varias salas ya habían dejado de funcionar ni bien se anunciaron las primeras medidas de restricción, las cuales hablaban de la reducción en la venta de entradas y los aislamientos correspondientes, lo cierto es que el domingo 15 de marzo el presidente Alberto Fernández oficializó la medida del cierre de cines y teatros por la situación de COVID-19, fecha desde la cual la única sala de la capital santacruceña también cerró sus puertas. En este contexto, las entidades dedicadas a la exhibición cinematográfica en la Argentina reclamaron al Gobierno que se declare de manera urgente el estado de emergencia del sector y pidieron a las autoridades que se hagan cargo del pago de salarios de los trabajadores de esa actividad (estimados en alrededor de 10.000) mientras dure una crisis que estiman que se extenderá hasta fines de 2020. Según declaró Marcos a TiempoSur, será recién en enero de 2021 cuando la industria del cine mundial se vuelva a reactivar, o por lo menos esta es la proyección que hacen desde la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (FADEC), integrada por unos 200 propietarios de cines medianos y chicos de todo el país, entre los que se encuentra el empresario local. “Las salas de exhibición cinematográfica en todo el país están cerradas, no perciben ingresos y no tienen ninguna posibilidad de revertir esta situación en el mediano plazo”, expuso.

Cómo funciona la industria

El mundo del cine tiene tres patas fundamentales: La producción, la distribución y programación, y la exhibición. Disney, Warner, Fox y Universal, son las productoras internacionales más grandes, mientras que Dyamond o DF Paris son de las más pequeñas. Luego, en la cadena, aparecen las programadoras y distribuidoras, que son las empresas que intermedian entre esas productoras y las exhibidoras, y las que definen la agenda de los estrenos de los días jueves o la continuidad de los estrenos por su éxito de taquilla. Por estas horas, en Argentina, es la FADEC (Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos) la que nuclea a todos los empresarios para analizar que herramientas se pueden lograr junto al Gobierno ante esta situación que perdurará al menos hasta el mes de enero, según el propietario del Cine Río Gallegos.

En este sentido, Almeida Rebouças comentó: “La industria cinematográfica es pura y casi exclusivamente estadounidense, ellos son los dueños del 95% de la taquilla mundial”, por lo que remarcó que “si la industria del cine aún no sabe qué va a pasar con la crisis sanitaria en su país (EEUU), ya que, lógicamente, en mayor o menor proporción cada gobierno está hoy abocado a salvar vidas, hasta que no resuelvan ese problema, lógicamente, por más que Argentina pueda avanzar de manera importante en la lucha contra la pandemia en los próximos meses, y empecemos a abrir paulatinamente, la industria del cine no tendría un efecto importante porque dependemos de Estados Unidos”.  

En Río Gallegos

El Cine Río Gallegos cuenta con las únicas tres salas de la ciudad que reciben en promedio a 100 personas, por lo que hablamos de 2000 personas diarias “cuando la película es buena”. Mensualmente pasan por el espacio alrededor de 20 mil personas, generando un movimiento social importante a la hora de la recreación, y no solo en lo que refiere al séptimo arte, sino que también aporta generados espacios o proyectos músico culturales, talleres artísticos, obras de teatro, expresiones fotográficas, café concert, “siempre aportando algo más a la ciudad”, repasa Marcos, quien confirmó que desde el 18 de marzo pasado sus instalaciones están cerradas al 100%, inclusos los anexos como el patio de comidas, la heladería y cafetería y también el sector de juegos infantiles. 

“Nuestra situación es una caja de pandora porque no sabemos hasta cuando Estados Unidos va a estar con esta crisis, hay diferentes perspectivas, hay muchos comentarios, pero el planteo más optimista habla del mes de enero”, dijo el empresario quien afirmó que se encuentra en contacto con todas las salas del país y con la programadora a nivel nacional.

“Nosotros tenemos que tomar una medida y debemos ser realistas al afrontar la problemática en caso que podamos flexibilizar algunas cosas con medidas sanitarias comerciales y administrar la cuarentena que es algo que ha planteado también el Presidente de la Nación y está en análisis”, manifestó.

En este punto lanzó su primera crítica constructiva y dijo: “El Gobierno nacional pide que las provincias acerquen sus propuestas hablando expresamente de la actividad económica, aunque estamos de acuerdo que la prioridad es salvar vidas”. Y expresó: “Tenemos que trabajar en cómo podemos mantener la planta salarial sin despedir a nadie y que a los trabajadores no les falte nada, sin que nosotros tengamos ingresos, y aquí es donde hay que ver día a día como vamos a desarrollar eso, porque evidentemente el Plan REPRO no va a ayudar si un comercio no abre sus puertas y no recauda, ya que no se va a poder afrontar el pago de los salarios, o en 60% que restaría si recibimos la aprobación del REPRO. Si bien por ahora no se habla porque estamos todos abocados a la salud, en algún momento lo vamos a tener que hablar”.

Pocas herramientas

En coincidencia con lo planteado por la titular de la Cámara de Comercio local, Carolina Neil, a Tiempo FM la semana pasada, el empresario cinematográfico lamentó que “las herramientas de créditos no están activas aun en la provincia”, y recalcó: “Si llegan, ojalá que así sea, va a permitir a los comerciantes asumir parte de la responsabilidad y tomar el crédito para hacer frente a sueldos, pero después, cuando se abra la actividad, van a tener que afrontar las deudas. Es una situación de alta complejidad que nuestro sector (comercial) aún no lo analizó fríamente o no se debatió bien”.

Vale la pena mencionar que el Programa REPRO (Programa de Recuperación Productiva) brinda a los trabajadores de las empresas, cuya solicitud haya sido aprobada, una suma fija mensual remunerativa de hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil por trabajador actualizado a la fecha de otorgamiento, por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral. Algo que, como mencionamos, para el empresariado que no produce ningún tipo de ingresos es insuficiente.

Yo tengo todo un plan estratégico de trabajo que con gran gusto puedo aportar y dialogar con el sector. Ojalá que nos quieran escuchar más allá de ser la única sala de la ciudad”, dijo y continuó: “Confío plenamente en que la Gobernadora de la provincia nos escuchará”.

Vale mencionar que la Cámara de Comercio, la que ya ha estado asistiendo desde el comienzo de la cuarentena a mesas de trabajo con el Municipio y el Gobierno en la búsqueda de alternativas “que nos permitan sostener la actividad y los puestos laborales”, en el día de hoy le realizará la presentación de una propuesta a Alicia y Pablo Grasso solicitándoles la apertura administrada de toda la actividad económica de la localidad “siempre priorizando la salud y cumpliendo con las medidas sanitarias que ordene la autoridad competente”. Además, solicitarán que de no ser viable la apertura para todos los rubros, se permita la venta online con delivery o se le otorgue al sector las

facilidades económicas que sean posibles para el sostenimiento de la actividad y sus respectivos puestos de trabajo.

Por último, el propietario del Cine de la localidad lanzó: “Debemos proyectar qué pasará en lo que resta del año, presentar propuestas y que el equipo de salud, que entendemos debe estar bien preparado y con buena interpretación, tomará la decisión, pero ojalá podamos participar. Entrar en la administración de la cuarentena sería positivo para conocer también qué vamos a hacer”.


COMENTARIOS