Jugar con la ESI

Maluc: “En estos tiempos de crisis queremos promover la alegría”

Explicó Romina Pérez, parte del Movimiento Alternativo Lúdico Cultural de Río Gallegos, que en medio de la pandemia está en instancia de formación interna para brindar cursos y talleres de Educación Sexual Integral lo más pronto posible.

COMPARTÍ ESTA NOTA

Con casi una década de trayectoria el grupo que propone juegos como una herramienta transformadora, instancias de formación e intercambio e intervenciones artísticas callejeras, está trazando los primeros pasos de un camino de trabajo para el 2020, atravesado por la ESI.

“En estos tiempos de crisis queremos promover la alegría, generar espacios de disfrute en momentos de miedo y angustia y lo veníamos pensando desde antes en relación a la problemática de los suicidios que golpea nuestra ciudad, así que nos pusimos el acelerador para realizar encuentros cuanto antes” explicó la profesional del trabajo social.

Maluc Culam es un grupo interdisciplinario compuesto por personas comprometidas por la militancia del juego, entendiéndolo como promotor de la cultura y potenciador de los procesos en el campo social. Desde el espacio consideran menester cultivar la alegría, los vínculos y proponer actividades que generen bienestar y placer y por ende salud. 

Romina, que integra Maluc desde sus inicios en 2011, explicó que realizan propuestas, encuentros de formación y acción en los que abordan el juego y la recreación. Suman seis ediciones de “Patas Para Arriba”, el evento anual de recreación e intercambio para tratar este modo de enseñanza.

Jugar con la ESI

Quienes integran el movimiento entienden que existe una demanda social sobre el abordaje de la Educación Sexual Integral a pesar de la legislación sancionada en 2006, la Ley Nacional 26.150. “Nos vemos interpelados como organización social para tomar esta demanda y responder ante esto viendo qué podemos proponer” comentó Romina.

Explicó que encuentran en la ESI una gran oportunidad, un terreno en el que se pueden ir extendiendo e impulsando los límites de lo posible y creando diferentes escenarios a través del juego. Desde Maluc consideran que la educación sexual es una invitación a un cambio cultural hacia una sociedad más justa, basada en los derechos humanos y con perspectiva de género.

Por ello el intercambio y la formación interna primero, desde la educación sexual se abordan temáticas como la identidad, la diversidad, los tipos de familia, los roles de género y la violencia. “Estamos reencontrándonos y generando encuentros virtuales, es un momento de reflexión sobre nosotras y nosotros mismos, antes de salir a trabajarla con los demás y poder ponerle palabras a temas históricamente silenciados” agregó la maluquera.

Adelantó que impulsarán un seminario de tres o cuatro módulos que vayan conectados unos a los otros y en mayo lanzarán la propuesta de ESI y juego. “No alcanza un sólo taller, hay que deconstruir y construir en relación a esta temática y vamos a ir evaluando cómo avanzar” detalló.

Poner el cuerpo

“El juego permite crear realidades alternativas, diferentes y creemos que la unión con la ESI y los derechos que nos respalda puede generar intercambios interesantes” explicó Romina. La herramienta del juego implica poner el cuerpo y en contraste con una educación formal que se centra en los conocimientos abstractos y la información, desde Maluc proponen experiencias.

Romina Pérez entiende que poner el cuerpo “hace descubrir nuevos modos de relacionarnos entre las personas con las bases del respeto y las posibilidades de valorar nuestro cuerpo y registrarlo, las emociones nos hacen aprender mejor”.

La aprehensión de los conocimientos se construye desde propuestas lúdicas, incorporando conocimientos de una manera divertida que desde Maluc, consideran que potencia, acerca más y desestructura. “Nos saca esa tensión que existe a veces con estas temáticas y al permitirnos esta libertad, vamos encontrando nuevas maneras” concluyó Romina.


COMENTARIOS