Diabetes

Los profesionales de enfermería marcan la diferencia

Ayer se conmemoró el Día Mundial de la Prevención de la Diabetes. Desde la cartera sanitaria brindaron recomendaciones para quienes atraviesan esta enfermedad en este contexto de pandemia.

Foto La Vanguardia
COMPARTÍ ESTA NOTA

Cada año, el 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención de la Diabetes. Este día se creó para generar conciencia sobre la enfermedad, su impacto en la salud, el bienestar de las personas y las estrategias eficaces que pueden utilizarse para prevenirla y controlarla.

En este marco, desde la Coordinación General de Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT) del Ministerio de Salud y Ambiente brindaron recomendaciones para las personas que atraviesan la enfermedad en contexto de pandemia.

Este año es único debido a la pandemia de COVID-19 y los muchos desafíos que ha supuesto, tanto para las personas con diabetes como para sus proveedores de atención médica.

Lema 2020

El lema del Día Mundial de la Diabetes 2020 es "Diabetes: Los profesionales de enfermería marcan la diferencia" para destacar el papel fundamental que desempeñan estos profesionales en el apoyo a las personas que viven con diabetes. Aproximadamente 62 millones de personas viven con diabetes tipo 2 en las Américas y reciben atención de los profesionales de enfermería. Ellos pueden marcar la diferencia para las personas afectadas por la diabetes, para ayudar a las personas a controlar su enfermedad y prevenir complicaciones debido a la diabetes.

Según datos de la 4ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR 2018), el 12,7% de los argentinos tiene diabetes. En la Provincia de Santa Cruz el 14,3% y se estima que 4 de cada 10 personas con diabetes desconocen su condición.

Recomendaciones

Por eso es fundamental mantener el tratamiento, las medidas de higiene personal, una alimentación saludable y la actividad física. Las personas con diabetes tienen que continuar en contacto con el equipo médico.

Como la diabetes es un factor de riesgo de padecer complicaciones en caso de contraer COVID-19, es necesario seguir algunos cuidados y conductas para reducir las posibilidades de tener una infección o inconvenientes en el manejo de la enfermedad.

Además de continuar con el tratamiento según lo indicado, ya sea con pastillas o insulina, es muy importante mantener un adecuado control metabólico. Para ello es importante contar con un plan de alimentación saludable, hidratarse con agua segura y realizar al menos 30 minutos de actividad física dentro del hogar.

Dado el riesgo generado por el nuevo Coronavirus, es vital extremar las medidas de higiene personal y lavarse las manos antes de comer, de cocinar, de hacer el control de la glucosa capilar, de tomar la pastilla y de aplicarse la insulina. A esto se le suma mantener la limpieza dentro del hogar y evitar fumar.

Las personas con diabetes suelen tener otras enfermedades asociadas como la hipertensión arterial y la dislipidemia (aumento del colesterol LDL y triglicéridos) por lo que se recomienda continuar los tratamientos para estas enfermedades establecidos.

Asimismo, indicaron mantener el contacto con el equipo de salud ya sea por videoconferencia, teléfono o correo electrónico para ordenar el tratamiento y tener un seguimiento, y no dudar en acudir al sistema de salud si es necesario. En caso de hacerlo, es importante seguir las medidas de prevención como usar tapabocas y mantener la distancia física.

Por último, es muy importante no abandonar la interacción social a través de las redes virtuales, en especial aquellos que viven solos, y pedir la colaboración de familiares y amigos para las compras de alimentos y la obtención de medicamentos y así evitar salir del hogar.

La probabilidad de tener complicaciones serias y enfermarse gravemente por la COVID-19 es mayor en las personas con diabetes que en quienes no tienen diabetes.

A nivel mundial

En esta fecha también la Federación Internacional de Diabetes (FID) hizo un llamado a que más personal de enfermería se capacite para ayudar a las personas que viven con diabetes a entender y manejar su afección.

Actualmente, se calcula que más de 460 millones de personas viven con diabetes en el mundo, una cifra que puede llegar a 578 millones en 2030. Solamente el año pasado, la enfermedad fue la responsable de 4,2 millones de muertes y por lo menos USD 760.000 millones en gastos de salud, que equivalen al 10% de los gastos totales de atención médica en el mundo. El impacto de la diabetes ha cobrado mayor relevancia este año, al encontrarse que la mitad de las personas diagnosticadas con COVID-19 en algunas regiones viven con la enfermedad.

El personal de enfermería desempeña un papel crucial en los esfuerzos por ayudar a las personas con diabetes a que entiendan y manejen su afección y en atacar los factores de riesgo de diabetes tipo 2 entre las personas más susceptibles de adquirirla. Debido a que la prevalencia de la diabetes continúa creciendo en todo el mundo, se necesita más personal capacitado para ayudar a las personas afectadas a evitar las complicaciones que pueden cambiar sus vidas, tales como infartos, derrames, pérdida de la visión, enfermedad renal y amputación de extremidades inferiores y para promover hábitos para un estilo de vida más saludable. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido de un déficit mundial de 5,9 millones de profesionales de la enfermería y ha indicado que los graduados de esta profesión deberán aumentar a una tasa del 8% anual para superar el déficit en 2030.

 

Personal esencial

La FID La Federación Internacional de Diabetes (FID) es una organización que agrupa a más de 240 asociaciones nacionales de diabetes en más de 160 países y territorios. Representa los intereses de un creciente número de personas con diabetes y con riesgo de adquirir la enfermedad. La Federación está al frente de la comunidad global de la diabetes desde 1950.

Al referirse al déficit actual, el presidente de la FID, profesor Andrew Boulton, manifestó: "El personal de enfermería es esencial en la atención médica en todo mundo y desempeña un papel fundamental en la lucha global contra la diabetes. Lamentablemente, no hay suficientes para todos. La marea de la diabetes está subiendo rápidamente y es necesario tomar medidas. Los gobiernos deben reclutar y equipar personal capacitado adecuadamente para apoyar a cada vez más personas que viven con diabetes. El personal de enfermería es fundamental para ofrecer un tratamiento efectivo de la diabetes, apoyar su manejo continuo y prevenir las complicaciones de la enfermedad. Ellos marcan la diferencia".

Hechos y cifras a nivel mundial

.463 Millones de adultos (1 en 11) vivían con diabetes en 2019

.Se prevé que la cantidad de personas que viven con diabetes aumente a 578 millones en 2030

.Uno de cada 2 adultos con diabetes no ha sido diagnosticado (232 millones). La mayoría tiene diabetes tipo 2

.Más de tres cuartos de las personas con diabetes viven en países de ingresos bajos y medios

.Dos tercios de las personas con diabetes viven en áreas urbanas y tres cuartos están en edad de trabajar

.Un quinto de las personas con diabetes (136 millones) tienen más de 65 años

.Dependiendo de la región del mundo, hasta el 50% de los diagnósticos de COVID-19 se hicieron en personas que viven con diabetes

.La diabetes causó 4,2 millones de muertes en 2019