Conociendo la Ciudad cordial

Los Pioneros: Nuevos desafíos

Se trata de uno de los barrios más nuevos de la ciudad de Río Gallegos. Desde el 2006, fue creciendo poco a poco. Hoy con servicios completos, buscan conformar la junta vecinal y gestionar lo que hace falta.

Reunión con Participación Ciudadana.
COMPARTÍ ESTA NOTA

El barrio Los Pioneros es uno de los más nuevos en Río Gallegos. Formados en la segunda mitad de la década del 2000, han podido ir desarrollándose. A la fecha, uno de los vecinos decidió poner manos a la obra y empezar a realizar los trámites para poder contar con una junta vecinal. En primera instancia se encuentra tratando de reunir voluntades dentro del barrio junto a sus pares. Asimismo, ya ha iniciado las primeras charlas con el área de Participación Ciudadana de la Municipalidad.

Hablar de Pioneros muchas veces es traer a la mesa los objetivos que tenían y las esperanzas que guardaban los primeros fundadores de Río Gallegos. Y no es muy diferente a lo que buscan hacer desde el barrio, ya que consideran que es necesario poder empezar a trabajar en conjunto para dar respuesta al sector. A diferencia de otros barrios que han sido publicados en este Suplemento, Los Pioneros no cuenta con faltante por ejemplo de servicios básicos como luz, gas, agua, cloaca o asfalto. De todas maneras siguen batallando en el día a día por ejemplo con la cantidad de perros sueltos.

En tanto, el barrio formado en la segunda mitad de la década del 2000, lleva su nombre debido a las calles, que son de apellidos de pioneros de la capital santacruceña. En el año 2010 finalmente consiguieron el nombre propio.

 

Se puso al hombro la junta

En este marco, TiempoSur se comunicó con Juan Carlos Miranda. El trabajador del barrio se encuentra realizando una tarea titánica, ya que debe conciliar entre los vecinos para poder conformar la Junta, en un contexto pandémico. Actualmente empezó las primeras reuniones con la Municipalidad y se posiciona como el referente del sector. De todas maneras, desde Participación Ciudadana esperan que la situación sanitaria mejore para empezar a regularizar las organizaciones barriales.

“Todavía no tenemos junta vecinal, pero estamos en proceso. Me puse en campaña de poder conformar una junta, pero el tema de la pandemia se nos atrasó. Tuvimos que hacer marcha atrás y no pudimos conformarla” dijo el vecino en diálogo con TiempoSur.

“Tratamos que los vecinos puedan también sumarse y volcarse al grupo.  Ahora es todo prematuro, estamos tratando de armar la junta y estamos tratando que el vecino se integre”, resaltó.

 

Lo que falta

El entrevistado indicó que si bien hay algunas falencias en el sector, los vecinos viven en un barrio privilegiado. “Tenemos todos los servicios, no tenemos problemas de cloacas, por ejemplo. El único inconveniente es el tema de los perros, tenemos conocimiento de eso. Se le suma el tiempo que nos quedamos sin agua, y me llevó a convocar a los vecinos para hacer un reclamo del tema del agua que se solucionó de manera rápida. Siempre estamos atentos a las necesidades de los vecinos”.

 

Participando

En otro orden de la entrevista, indicó sobre la reunión con Participación Ciudadana que vienen realizando un buen trabajo con los sectores. “Los vemos que están predispuestos a trabajar con las juntas vecinales de la ciudad. Me dieron un aliento para que le demos continuidad para conformar al grupo. Las inquietudes es que tenemos plazas y queremos parquizarlas, que no las dejen abandonadas. Queremos liberar a los chicos a la calle y que jueguen ahí. Falta iluminación y también hablamos para desmalezar el pasto. Es una colaboración del Ejecutivo municipal y el vecino”, sostuvo.

 

Un poco de historia

La Comisión de Protección del Patrimonio Histórico Cultural Municipal fue creada según Decreto Municipal Nº2591/04, con las funciones de asesorar al Departamento Ejecutivo Municipal respecto a las principales medidas para preservar los bienes materiales y simbólicos que componen el patrimonio histórico cultural de nuestra Comunidad.

La Comisión está compuesta por representantes de distintas áreas municipales: Dirección de Turismo, Dirección de Cultura, Dirección de Planeamiento y Archivo Histórico Municipal.

El objetivo del programa RESCATE 1900 es detectar, difundir y valorar elementos de patrimonio tangible e intangible del siglo pasado: ARQUITECTURA-OBJETOS-PERSONAJES-RELATOS, de protagonismo en la vida cotidiana de los tiempos fundacionales de nuestra región y nuestra ciudad.

 

Rescatando la historia

Rescate 1900 inicia las acciones culturales de su programa con el reconocimiento del valor simbólico de la  ARQUITECTURA pionera. ARQUITECTURA en cuanto a edificios considerados por sus valores históricos, artístico-arquitectónicos, paisajísticos o ambientales, y rescatados para la construcción de la imagen mental de nuestra ciudad. ARQUITECTURA en cuanto lugar físico donde se desarrollaron los acontecimientos históricos, políticos y sociales tanto como la vida cotidiana de los seres que poblaron estas tierras. ARQUITECTURA en cuanto a bien material permanente que fija en el espacio y en el tiempo los bienes intangibles y funciona como soporte de OBJETOS-PERSONAJES-RELATOS.

 

Casa Parisi

En la Casa Parisi funciona actualmente el Museo de los Pioneros, el cual es una opción para redescubrir nuestra historia local.

La casa logró sobrevivir a décadas de durísimos inviernos y largas temporadas de vientos. Visitarla es un verdadero viaje al pasado que invita a descubrir cómo era la vida del poblado de Río Gallegos antes del 1900.

Seis salas recreadas invitan a recorrer de manera independiente o acompañados de un guía. A medida que transitamos por su interior, sentimos el crujir de las maderas.

Se pueden apreciar vestidos antiguos, candelabros, máquinas de coser, retratos, una máquina de escribir, cocina a leña, vajilla antigua y un dormitorio totalmente equipado, entre los elementos más destacados.     

De los personajes más importantes que residieron en la casa, se destaca Arthur Fenton, el primer médico de Santa Cruz. Más tarde, la habitaron sus hermanos Víctor y Jorge, ambos médicos y notables partícipes de la vida política y social de la comunidad.

Al incendiarse la sede de Gobierno, Edelmiro Mayer, gobernador del Territorio Nacional de Santa Cruz entre 1892 y 1897, dirigió el destino de estas latitudes desde la vivienda, aceptando la hospitalidad de los Fenton.