Salud

Los órganos no van al cielo

La joven riogalleguense, Nadia Cid lleva un mes y 6 días a la espera del donante para un trasplante bipulmonar.

Nadia continúa internada a la espera de un donante.
COMPARTÍ ESTA NOTA

Por emergencia nacional a la espera de un trasplante bipulmonar, Nadia Cid se encuentra hace un mes y 6 días internada en Buenos Aires.

Pero no está sola, como toda su vida, sus padres la acompañan en la internación y tiene el sostén familiar en todo momento. Ellos son quienes formaron hace unos años la Asociación de Enfermedades Poco Frecuentes (EPF) en Santa Cruz junto a otras personas que padecen otras patologías.

“Mi papá siempre está trabajando y mandando notas y eso me reconforta”, indicó Nadia a Tiempo FM, quien solo sale con un barbijo y un ratito al pasillo del Sanatorio Trinidad Mitre, pero se mantiene la mayor parte del tiempo en la habitación constantemente controlada con dos máquinas.

Sin embargo, los últimos días recibió una buena noticia. Se trata de la utilización de las pulseras con código QR para pacientes con EPF. “Es difícil cuando no se sabe bien la patología”, advirtió Nadia, quien dijo que “hay mucha gente con enfermedades poco frecuentes que no saben de qué se trata”.

Ahora, ellos “van a tener una mini historia clínica en la pulsera o en la credencial”, enfatizó la paciente.

La espera sigue siendo una dificultad en su internación por el alejamiento con el resto de su familia a quienes sigue extrañando. “Estamos los tres solos, es muy complicado estar lejos de mis sobrinos que son mi vida”, remarcó.  

“Hay que concientizar sobre los donantes de órganos”, concluyó Nadia, quien aún espera su donante.